Sinceramente, el libro de Cristina llegó a Neuquén y crece la demanda

Las librerías no dan abasto con los pedidos.

“Nos llegaron solo 50 ejemplares, pero tenemos más de 100 pedidos”, explicaba ayer, pasado el mediodía, la encargada de la librería Galerna mientras sacaba de una caja los ejemplares de Sinceramente, el libro de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el que recorre su vida en el poder y la política actual.

Desde que el martes se anunció el lanzamiento de Sinceramente (durante un año la editorial y la autora mantuvieron el secreto), los libreros de la ciudad se comunicaron de inmediato con la editorial para acordar el envío de los ejemplares.

“Enseguida llamé a la editorial y la vendedora me dijo que ella se había enterado solo un par de días antes pero era secreto. Ese mismo día empezaron a llover las consultas a la librería. Comenzamos a tomar reservas y en menos de dos días teníamos cubierta la tanda disponible que nos va a llegar”, comentó Santiago Rivas de Libracos.

Rivas aguardaba ayer la llegada de los 80 ejemplares enviados por la editorial, a pesar de que tiene más de 100 pedidos. “Incluso tenemos reservas para la reedición”, agregó.

De los 64 mil ejemplares, la editorial envió un porcentaje a las provincias, pero el grueso se vendió en Buenos Aires, donde gran parte de las ventas del primer día habían sido reservadas desde el anuncio realizado por la ex mandataria el martes.

“Además, en Buenos Aires está la Feria del Libro, así que priorizaron distribuirlo allá y después enviarlo al interior”, se lamentó una de las vendedoras de la librería Logos, donde ya cuentan con más de treinta reservas.

Rivas recordó un antecedente parecido al furor de compra que desencadenó el libro de la ex presidenta “cuando se anunció Yo soy el Diego de la gente de Diego Maradona, en 2000, y en menor medida, El código Da Vinci y Harry Potter”.

“Quería conseguirlo sí o sí porque había leído algunos adelantos del libro. Fue toda una sorpresa porque nadie sabía que Cristina iba a sacar un libro”, comentó Mauricio, un joven neuquino que ni bien se enteró de que Galerna tenía ejemplares, fue a comprarlo.

Nota LM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *