Atrapan cerca de un paso fronterizo al abusador prófugo de Bariloche

Mario Reyes Espina fue condenado en mayo por abuso sexual agravado. Había una recompensa oficial y en la búsqueda también intervino la Interpol.

Después de cuatro meses de estar prófugo de la Justicia luegod e ser condenado por abuso sexual, fuerzas policiales atraparon ayer a Mario Ricardo Reyes Espina en un campo en cercanías del paso fronterizo León, en la zona rural de El Manso.

Reyes Espina, quien trabajaba en Parques Nacionales, fue condenado en mayo a 6 años de prisión por abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso con privación ilegítima de la libertad. Pero el sujeto no quedó detenido de inmediato y tampoco se presentó voluntariamente al Penal 3 de Bariloche como había establecido el tribunal.

Desde entonces se inició la búsqueda con una recompensa por 250.000 pesos que dispuso el gobierno de Río Negro en julio y finalmente ayer se produjo la detención en El Manso.

El Ministerio Público informó que Reyes Espina se encontraba en un campo a unos 40 kilómetros de la ruta nacional 40 y hasta ese punto llegó ayer el fiscal jefe Martín Lozada y el grupo Coer para proceder en su detención.

Reyes Espina, de 37 años, no opuso resistencia y según informó el Ministerio Público, se encontraba en un “adecuado estado de salud”.

El hombre cumplirá su condena en el Penal 3 de Bariloche a donde fue trasladado por agentes del grupo Coer.

Trabajaron en el proceso de búsqueda la Interpol y diversas fuerzas federales, policías pertenecientes a otros territorios provinciales, autoridades migratorias y la propia Policía de la Provincia de Río Negro.

Fuente RN


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *