Negocios

El dólar borra suba inicial y opera por debajo de los $ 31

El dólar retrocede cuatro centavos y cotiza a $ 30,95 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com, en una jornada que volverá a estar marcada por el contexto externo, especialmente con lo que ocurra con Brasil. 

En el mercado informal, el blue opera estable a $ 30,95, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. El “contado con liqui”, por su parte, subió ayer 24 centavos a $ 30,56.

Ayer la divisa subió 15 centavos en el mercado local, en línea con la tendencia regional lideradas por Brasil, ante la fortaleza de la moneda norteamericana por preocupaciones a nivel global dada una intensificación de la disputa comercial entre Estados Unidos y China. Con ese incremento acumuló un avance de 1,7% (ó 52 centavos) en la semana.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa se disparó 24 centavos a $ 30,49, un valor nunca visto, debido a que las puntuales intervenciones del Banco Central con ventas en los plazos más inmediatos en el segmento de futuros no alcanzaron para detener el fuerte avance experimentado durante la rueda. 

El contagio de los movimientos de otras monedas regionales se hizo evidente en el transcurso de la jornada y promovió un movimiento alcista del dólar que acompañó la tendencia regional. En Brasil, el dólar se apreciaba un 1,8% a 4,12 reales, mientras que en México subía un 1,2% y en Chile, un 0,8%. 

Los primeros precios pactados, en los $ 30,10, se transformaron en los mínimos de la rueda, unos quince centavos por debajo de los valores registrados en el cierre previo. Sin embargo, la tranquilidad y paridad en la cotización se mantuvieron en la primera parte de la rueda hasta que, seguramente impactado por una renovada caída del real en Brasil, se verificó un cambio de tendencia que llevó rápidamente la cotización a superar los niveles del miércoles. La demanda por cobertura se acentuó en el último tramo del día y, ante una menor profundidad del lado de la oferta, se alcanzaron máximos en los $ 30,49. El volumen operado subió un 20,4% a u$s 502 millones.

“Las escasas intervenciones de la autoridad monetaria con puntuales ventas en los plazos más cortos del mercado de futuros volvieron a confirmar que la intención oficial fue la de moderar levemente el derrape del peso frente al dólar pero sin tener la intención de abortar un movimiento que tuvo condimentos de repetir en el plano doméstico las correcciones que se produjeron en otros mercados internacionales”, destacó el analista Gustavo Quintana.

En el mercado de dinero entre bancos, el “call money” subió hasta operarse al 43%. En “swaps” cambiarios se pactaron u$s 118 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para el viernes y el próximo lunes. Las tasas de Lebac en el circuito secundario mantuvieron sus rendimientos operándose la de 27 días al 44 %.

En el Rofex, donde se pactaron u$s 866 millones, casi el 50% se pactó entre agosto y septiembre con precios finales de $ 30,6050 y $ 31,5080 respectivamente con tasas de 17,21 % y 32,07 % TNA. A fin de año se operó más del 20% del volumen total operado; a $ 34,1050 a una tasa de 33,29 %.

Por último, las reservas del Banco Central aumentaron u$s 6 millones hasta los u$s 55.081 millones.

 

Fuente Ambito


ESPACIO PUBLICITARIO


Soja: los productores festejan y exportadores hablan de traición

Los cambios en la baja de los derechos de exportación a los subproductos de la soja, aceite y harina, tomó por “sorpresa” a la industria que entiende que la medida es una “traición” frente al aporte que hizo el sector adelantando divisas para frenar la suba del dólar. 

 

Para los productores del campo, que festejaron la noticia, se equilibran las condiciones de juego en el mercado.
La resolución que saldrá publicada hoy en el Boletín Oficial, posterga las retenciones por seis meses. Hoy están en el 23% y la idea del Gobierno es igualarlas con la de soja que hoy tributa el 26 por ciento.
Mediante un comunicado la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), advirtió que habrá “efectos negativos” y se verá una “caída” en las transacciones lo que afectaría la “recaudación fiscal” además de un retroceso en el poder de compra de la agroindustria y la “elevación” de la capacidad ociosa, lo que estimulará indirectamente la “primarización” de la agroexportación al enviarse con “menos” valor agregado.
Se entiende que el Gobierno que tanto habla del agregado de valor alienta ahora la venta de materias primas frente al eslogan de “supermercado del mundo”.
Por lo pronto, las empresas adelantaron que pedirán una reunión con el presidente Mauricio Macri. Entienden que las casi u$s6.000 millones que adelantaron entre junio y julio como una forma de apoyo a las medidas económicas no fueron tomadas en cuenta a la hora de rever le medida.

La respuesta de Producción y Agroindustria

Varias fuentes de la industria, según publicó BAE Negocios, reconocieron que el anuncio les cayó muy mal, en especial a las de origen nacional. Desde que se enteraron del cambio buscaron infructuosamente frenarlo, pero los diálogos con los ministros Dante Sica y Luis Miguel Etchevehere, de Producción y Agroindustria tuvo la misma respuesta: que ya era hora de que salieran a “competir” en el mercado.
Desde la producción, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías de Velazco sostuvo que se trata de “la salida menos dolorosa dado que había que poner orden en el mercado y equiparar las retenciones”.

Fuente: BAE Negocios