Salud

Donaron aparatología para el Centro de Salud de Villa Pehuenia

El gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Salud, informa que el Centro de Salud Villa Pehuenia recibió una donación de un colposcopio y un detector de latidos fetales ultrasónico por parte de la Fundación Rotary Internacional. Ambos equipos se suman a otros donados el año pasado por la misma entidad.

El trabajo conjunto desde el área de Coordinación de Gestión de Salud de la cartera sanitaria neuquina, el centro de salud y la Fundación Rotary Internacional permitió que se pueda concretar la entrega del Colposcopio binocular colden med C-21 y el Detector de latidos fetales ultrasónico MOD PDF – 22.

La entrega se llevó a cabo el 13 de abril pasado y contó con la participación de Tullio Vernazza, en representación del Rotary Club Genova Est (Italiano); Luis Rodríguez, presidente del Rotary Club Cinco Saltos; Santiago O´Farrell, Coordinador de Gestión de Salud de la cartera sanitaria provincial; y Roberto Saavedra, jefe del Centro de Salud Villa Pehuenia.

Durante la actividad se recorrieron diferentes obras ya finalizadas del centro de salud y se dialogó sobre el nuevo equipamiento recibido y el beneficio que implica para la comunidad. La Fundación Rotary Internacional ya había donado equipamiento en diciembre pasado por un valor que rondó los dos millones de pesos.

Luego del acto, Roberto Saavedra comentó que “el equipamiento que recibimos completó el proyecto que inicialmente tenía el Rotary para fortalecer la atención del centro de salud” y agregó “el colposcopio y el detector de latidos fetales portátil que nos donaron se suma a la lista de elementos donados el año pasado”.

El detector de latidos fetales va a ser destinado a una las postas sanitarias que depende del centro de salud y está ubicada en el paraje Lonco Luan. “Carecíamos de ese elemento en esa posta y nos será de mucha utilidad”, dijo el jefe del centro de salud.

“El colposcopio se instaló en el consultorio preparado para ginecología en el centro de salud, y el objetivo es poder capacitar a los médicos generales para que puedan realizar las colposcopias”, dijo Saavedra y agregó “la colposcopia es un examen que permite ampliar visualmente la superficie del cuello del útero, lo que facilita la detección en forma precoz de lesiones compatibles con cáncer, además permite realizar extracciones de muestras de ese tejido”, y adelantó que se va a gestionar la visita al centro de salud, de una ginecóloga, por lo menos una vez al mes.

Ampliaciones y remodelaciones

En cuanto a las reforma edilicias que se han desarrollado con fondos provinciales, Saavedra comentó que “casi se duplicó la superficie de construcción del centro de salud” y detalló que “ahora cuenta con consultorios externos, estadística, admisión de pacientes, dirección, farmacia, personal, vacunatorio, dos consultorios médicos, y una sala de reuniones abierta a la comunidad para capacitaciones y talleres”.

A parte de la ampliación se realizó una remodelación de la sala de observación de guardia y un garaje para las ambulancias.

El centro de salud depende de la Zona Sanitaria II. Cuenta con 40 agentes, tiene servicio de guardia las 24 horas, medicina general, servicio de traslado ambulatorio, servicio de ambulancias para emergencias, consultorio de medicina general, consultorio odontológico y guardia pasiva, consultorio kinesiológico, y consultorio de psicología y agentes sanitarios.

El establecimiento cuenta con dos ambulancias, dos camionetas para traslado ambulatorio, y motos para los agentes sanitarios.

Dos postas sanitarias dependen del Centro de Salud Villa Pehuenia: Moquehue y Lonco Luan. Ambas se ubican a unos 20 kilómetros del centro, cada posta atiende una población cercana a los 600 habitantes.

En la actualidad y de acuerdo a los servicios que brinda, se proyecta la recategorización del centro de salud hacia un hospital de nivel III.

Neuquén será la sede Rosa internacional

Equipos de sobrevivientes de cáncer de mama de diferentes países se reunirán desde el 14 al 17 de noviembre en la ciudad de Neuquén para remar en las aguas del río Limay.

Del 14 al 17 de noviembre se desarrollará el encuentro de botes dragones denominado Latinoamérica Rosa en organización coordinada entre el ministerio de Turismo y la asociación Fénix Patagonia Argentina. Se trata de una actividad que apunta a fortalecer la hermandad entre mujeres que lograron vencer el cáncer de mama.

Se trata de un evento internacional participativo, sin connotaciones competitivas, dirigido a equipos de mujeres que sobrevivieron al cáncer de mama y practican Dragon Boat como actividad de rehabilitación postoperatoria.

La actividad se llevará a cabo en la Laguna Reserva protegida – Rincón de Limay-Plottier, provincia del Neuquén. Entre lo previsto se desarrollarán conferencias, clínica de remo en bote dragón, regatas participativas para novicias y competitivas para equipos conformados y consolidados, juegos de recreación y ceremonia de la flor, entre otras.

Acompañaran con su presencia el doctor Donald McKenzie creador de esta actividad y autoridades de la International Breast Cancer Paddlers Commission (IBCPC), Comisión internacional que nuclea a los equipos formados en todo el mundo.

Sobre Rosa Fénix

Rosa Fénix Patagonia Argentina integrada casi en su totalidad por sobrevivientes de cáncer de mama es hoy una asociación civil sin fines de lucro cuya personería jurídica fue declarada  por el decreto provincial 1071/17. Se inició como equipo de remo y espacio de contención para las participantes.

La elección de esta actividad física que llegó al país en 2015, está basada en estudios médicos hechos en Vancouver, Canadá, por el doctor Donald McKenzie, profesor del departamento de medicina deportiva especializado en fisiología del deporte. En 1996, el especialista desafió el pensamiento médico imperante en esa época: de que las mujeres y hombres tratados con ese diagnóstico debían evitar el ejercicio riguroso por temor a desarrollar Linfedema, tipo de edema con acumulación de líquido producido por una obstrucción en los canales linfáticos del organismo.

Luego se comprobó que el movimiento cíclico y repetitivo del paleo actúa como  drenaje linfático natural para la recuperación, lo que evita la formación de linfedema.

Comenzó la campaña de vacunación antigripal

“El año pasado nuestra provincia tuvo uno de los índices más altos del país en vacunación antigripal”, destacó Corradi Diez e invitó a la comunidad a sumarse nuevamente este año.

El ministerio de Salud informó que comenzó la campaña de vacunación antigripal en la provincia y precisó que ya se vacunó al personal del edificio de Salud del Centro Administrativo Ministerial (CAM), al igual que a gran parte del personal de los establecimientos sanitarios.

Al respecto, el funcionario dijo que “como ministro y como bioquímico estoy convencido que la inmunización es el camino para una buena salud”. Sostuvo que la vacunación «es una responsabilidad, tanto para el cuidado personal como para los que más queremos, nuestros niños y nuestros mayores, la atención primara de la salud y la prevención son las bases fundamentales de nuestro sistema de salud”.
“Ya recibimos el primer envío de vacunas de Nación, más de 37 mil dosis, y dimos inicio a la Campaña de Vacunación Antigripal en la provincia”, dijo el ministro y agregó que  “por la logística de la campaña primero se vacunará al personal de salud, para luego continuar con los grupos que deben protegerse con esta vacuna”.

La vacuna antigripal está dentro del Calendario Nacional de Vacunación y debe aplicarse en las personas que tienen más riesgo de sufrir complicaciones graves por la gripe. Su aplicación es gratuita para la población objetivo, que incluye a embarazadas; las puérperas (hasta 10 días después del parto si no la recibieron durante el embarazo); los niños de 6 a 24 meses de edad (deben recibir dos dosis); los adultos de 65 años o más; y las personas entre los 2 y 64 años que tengan factores de riesgo (enfermedades cardíacas, respiratorias o renales, inmunodepresión, diabetes) y presenten una orden médica.

Por otra parte, el ministro aseguró que “la vacunación debemos tomarla con responsabilidad y seriedad, entendiendo que es un acuerdo de partes, nosotros como Estado y las personas que tienen que vacunarse y deben acercarse a los vacunatorios”, y agregó “tenemos un sistema de salud que lo ha tomado como prioridad. Por eso quiero reconocer a todos los vacunatorios de la provincia y a todas las personas que apuestan a la vacunación”.

“El año pasado nuestra provincia tuvo uno de los índices más altos del país en vacunación antigripal”, destacó Corradi Diez e invitó a la comunidad a sumarse nuevamente este año.

El inicio de la Campaña de Vacunación Antigripal se desarrolla con algunas particularidades. Más allá de los lineamientos generales, cada efector organiza su logística. Por ese motivo, en algunos lugares el personal de salud está recibiendo la inmunización, mientras que en otros, los agentes de salud ya se vacunaron y han comenzado con los grupos de riesgo. Igualmente, la semana próxima ya se estará vacunando a la población objetivo en todos los establecimientos.

En la jornada de ayer, se vacunó a personal del CAM. De acuerdo a lo informado por el área de Inmunizaciones de la subsecretaría de Salud, se vacunaron 230 personas

La epidemia de la obesidad La OMS recomendó que los chicos no vean pantallas hasta los dos años y disparó la polémica

La agencia de la ONU difundió una guía en la que también pone pautas para la actividad física en los menores de cinco años. Pero varios expertos salieron a criticarla. 

Los niños no deben tener ningún acceso a las pantallas hasta los dos años de edad y pasar una hora como máximo frente a ellas entre los tres y cuatro años, aunque menos tiempo es mejor, según nuevas recomendaciones emitidas este miércoles por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se trata de una guía elaborada a partir de la revisión de un centenar de estudios realizados en diversas partes del mundo y que ofrece recomendaciones concretas sobre el tiempo diario que los niños pequeños deben dedicar a la actividad física, al sueño y cómo se debe acortar el tiempo de sedentarismo y, específicamente, el “tiempo sedentario de pantallas”. Como pantallas se considera desde la televisión y videos, hasta los juegos de computadora y las consolas.

La OMS decidió ser muy precisa en estas recomendaciones adaptándolas a tres categorías de edad antes de los cinco años: menos de un año, entre uno y dos años, y entre tres y cuatro. Los expertos coinciden en que la infancia temprana, durante la cual hay un rápido crecimiento y desarrollo cognitivo, es el periodo en el que se forman los hábitos de los niños y las rutinas familiares están más abiertas a los cambios y son más adaptables.

“Incrementar la actividad física, reducir el tiempo de sedentarismo y asegurar al niño un sueño de calidad mejoran su salud física y mental, así como su bienestar en general, previenen la obesidad y otras enfermedades más adelante en la vida”, explicó una de las responsables en la elaboración de la guía en la OMS, Fiona Bull, en una rueda de prensa. Los datos disponibles indican que 40 millones de niños menores de cinco años (5,9 % del total) en el mundo sufren sobrepeso.

Sin embargo, estas recomendaciones generaron polémica entre la comunidad científica. Muchos expertos denunciaron el hecho de que están basadas en pruebas débiles y reprocharon a la agencia de la ONU por adoptar definiciones demasiado simplistas de expresiones clave, como “tiempo de pantalla sedentario”. La OMS estima sin embargo que estas instrucciones “llenan un vacío” en el esfuerzo mundial por promover una vida sana, ya que esta franja de edad no se encontraba en sus recomendaciones establecidas en 2010.

En un momento en que la obesidad representa una amenaza creciente para la salud pública y que el 80% de los adolescentes “no son lo suficientemente activos físicamente”, la OMS estimó necesario difundir una lista de buenos hábitos para menores de 5 años, un periodo crucial para el desarrollo de un estilo de vida. Aún reconociendo que estos consejos se basan en “pruebas de débil calidad”, la agencia sanitaria afirma que sus recomendaciones pueden aplicarse a todos los pequeños, sea cual sea su sexo, entorno cultural o estatus socioeconómico.

Andrew Przybylski, director de investigaciones del Instituto Internet de la Universidad de Oxford, cuestionó que “las conclusiones extraídas referentes a las pantallas están alejadas respecto a las pruebas científicas del daño sufrido” y llamó a la OMS a llevar a cabo “estudios de mejor calidad” sobre este tema. “Me pregunto cómo las instrucciones mundiales de política de sanidad pública, que afectan a millones de familias, pueden basarse en ‘pruebas de débil calidad’”, coincidió Kevin McConway, profesor emérito de estadística aplicada de la Open University británica, quien también cuestionó qué es exactamente el “tiempo de pantalla sedentario”.

Sobre este punto, Juana Willumsen, encargada de los temas de obesidad y actividad física de los niños en la OMS, explicó que la expresión de “tiempo de pantalla sedentario” se opone a los “juegos de tablet o a los programas de televisión en los cuales los niños son alentados a moverse”.

Bull, que además es directora del programa para la prevención de enfermedades no transmisibles en la agencia de la ONU, recogió el guante respecto de las críticas a la frágil calidad de la prueba y aclaró que el organismo simplemente quiso ser “transparente sobre el hecho de que todavía hay mucho trabajo científico para llevar a caboen nuevos ámbitos importantes”.

Las recomendaciones, edad por edad

Bebés hasta un año

Para los bebés se propone estimular su actividad física varias veces al día y privilegiar el juego interactivo mientras están acostados, y para aquellos que todavía no tengan movilidad colocarlos al menos 30 minutos a lo largo del día boca abajo mientras están despiertos. Los momentos de pasividad -incluidos los que pasan en un carrito o silla de bebé, o sujetos a la espalda o contra el pecho de quien se ocupa de ellos- no deben superar una hora seguida, mientras que las pantallas de cualquier tipo están totalmente desaconsejadas. Las horas de sueño deben totalizar entre 14 y 17 en los primeros tres meses de vida, y 12 y 16 horas hasta los 11 meses, incluidas las siestas.

Entre uno y dos años

La actividad física debe ocupar al menos 180 minutos del día y adoptar distintas formas, y mientras para los nenes de un año se establece que las pantallas deben evitarse, para los de dos se menciona que el máximo debe ser una hora, aunque menos sería mejor. Las horas de sueño se sitúan entre 11 y 14, lo que incluye el sueño regular y el tiempo que toma el despertarse.

De 3 a 4 años

Se siguen aconsejando al menos 180 minutos de actividad física variadas, pero esta vez se plantea que 60 minutos de ese tiempo debe consistir en actividad física de cierta intensidad. Un tiempo mayor en actividad física es más saludable, mientras que el tiempo consagrado a las pantallas no debe ir más allá de una hora, en tanto que el tiempo de sueño se rebaja ligeramente a entre 10 y 13 horas diarias.

En el conjunto de este periodo -entre cero y cinco años- los expertos alientan a los padres y cuidadores a que los momentos de tranquilidad sean aprovechados en actividades interactivas, como leer o contar una historia al niño y jugar.

Fuente: EFE y AFP

Cayó 30% en 10 años el consumo de cigarrillos y crecen las consultas para dejar de fumar

En 2018 se compraron 39 atados por persona, el promedio más bajo desde 1944. Y en los hospitales de la Ciudad ya reciben dos pedidos de ayuda por hora. Pero alertan que avanza el electrónico.

Argentina, 1981. Plena dictadura militar, Queen visitaba el país y hacía delirar a los fanáticos en el estadio de Vélez, todavía se celebraba el campeonato mundial de fútbol y también se llegaba a un récord: se fumaban 77,6 paquetes de cigarrillos por persona. Pasaron muchos años, nuevas leyes restrictivas, aumentos de impuestos, crisis económicas y cambios culturales que implicaron que durante el año pasado cada argentino haya consumido 39,1 paquetes: el número más bajo de los últimos 75 años.

El dato surge de estadísticas del Ministerio de Agroindustria, que calcula la cantidad de paquetes de cigarrillos vendidos en un año todo el país, lo divide por la población total calculada por el INDEC, y de ahí saca el consumo aparente por habitante.

Ese promedio (39,1) cayó un 4,2% en el último año, un 17% desde 2015 (cuando eran 47,1 paquetes) y 30% en la última década, ya que en 2008 aún se compraban 55,9 paquetes anuales por persona, 17 más que ahora.

Frente al récord de 1981 (78 paquetes anuales per cápita), se está ya un 50% por debajo. No hay antecedentes de un consumo per cápita tan reducido como el actual desde 1944, la época de la Segunda Guerra Mundial y del inicio del peronismo.

¿Crisis económica? ¿Mayor conciencia social? ¿Cambio cultural? Los motivos para intentar explicar esta caída en el consumo son varios. La principal es el aumento de los precios, que forzó a muchos a reducir las cantidades o directamente a intentar dejar el hábito. Hoy un atado de 20 unidades, de primera marca, ya vale unos $ 88.

Los expertos hablan además del efecto de varias medidas adoptadas en los últimos años: “Las reformas fiscales que elevaron los impuestos y que elevaron los precios, la prohibición de casi toda publicidad, la restricción de fumar en múltiples ámbitos y las fuertes advertencias gráficas en los paquetes son las claves para entender la disminución”, considera Verónica Schoj, directora de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades Crónicas No Transmisibles de la Secretaría de Salud de la Nación.

Según la médica, el informe tiene datos “crudos y preliminares”, que sostendrían la hipótesis de que el consumo estaría disminuyendo. De todos modos, remarca que eso se podrá confirmar recién en dos semanas, con los resultados de la cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo: “Estos números nos alegran, pero aún debemos esperar. Hay que saber que en Argentina se mueren 40 mil personas por año por el consumo de cigarrillos y que genera el 10% del gasto total de la salud pública”.

Desde el Programa de Prevención y Control del Tabaquismo en la Ciudad de Buenos Aires, su director, Sergio López Costa, aseguró que en Buenos Aires se fuma cada vez menos y para confirmarlo utiliza las cifras que surgen de la cantidad de personas que consultan en los centros de informes para dejar el hábito. En total, los pedidos de ayuda para romper ese lazo con el cigarrillo aumentó un 38% en dos años: “En 2016 hubo 13.604 consultas, en 2017 se realizaron 16.352, mientras que en 2018 fueron 18.840”, dice el médico especialista. Eso equivale a dos pedidos de ayuda por hora.

López Costa agrega que en los últimos años debieron crear más centros de consultas porque la demanda era cada vez mayor. “Tenemos 32 centros distribuidos en toda la Ciudad donde la gente puede sacar turno y atenderse de manera gratuita con especialistas. Algunos de manera individual y otros de manera grupal”, suma.

En la Ciudad hay 32 centros en los que se asiste gratuitamente a los que buscan dejar de fumar. (Foto: Luciano Thieberger)

En la Ciudad hay 32 centros en los que se asiste gratuitamente a los que buscan dejar de fumar. (Foto: Luciano Thieberger)

Fuentes del sector tabacalero, que pidieron no ser identificadas, lo que interpretan es que los datos de Agroindustria no implican necesariamente que las ventas hayan caído, sino que se habría disparado el consumo de productos ilegales, que no queda registrado.

En ese mercado afirman que un “creciente” contrabando desde Paraguay, los paquetes con estampillas falsificadas y la adulteración de marcas son en realidad las claves para entender esos números. En la secretaría de Salud, de todos modos, opinan que todo eso no alcanzaría para explicar todo lo que se redujo la venta en los últimos años.

Otra advertencia que preocupa y que muestra un ascenso cada vez más marcado es el cigarrillo electrónico, prohibido por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) desde 2011.

Lo que alarma a los especialistas en este sentido es que los pacientes que llegan a los consultorios dicen haber dejado el cigarrillo clásico por el electrónico, como si ese cambio fuera un beneficio para su salud: “Notamos una ignorancia grande, no son conscientes de que también es adictivo y tiene graves consecuencias”, admite López Costa.

Su colega Schoj completa: “Nos preocupa lo que vemos en la calle. El cigarrillo electrónico parece que se convirtió en algo ‘cool’ pero causa el mismo daño que la nicotina clásica. Afecta en la iniciación de los más chicos y culturalmente parece que está bien visto”.

“Nunca se deja de luchar contra las ganas”, dicen los que superaron la adicción

Se llaman “Los luchadores”. Así es el nombre que tienen en el grupo de WhatsApp. Se conocieron a principios del 2016 y ninguno tenía relación con el otro. No compartían actividades y nunca se habían visto en sus vidas. Sin embargo, a todos los unía la misma necesidad: querían dejar de fumar.

Se vieron en una misma sala en el Centro de Salud de Atención Primaria del barrio de Saavedra, uno de los 32 lugares en los que atiende el Programa de Cesación Tabáquica de la Ciudad de Buenos Aires. Algunos fumaban un atado por día; otros, como Iván Gracia, entre ocho y diez cigarrillos, pero que no podía abandonar.

"Los Luchadores", así se llama el grupo de autoayuda en el que todos dejaron de fumar.

“Los Luchadores”, así se llama el grupo de autoayuda en el que todos dejaron de fumar.

“Había intentado dejarlo por mi cuenta, pero no duraba más que algunos días, entonces busqué y encontré que había grupos de autoayuda, como los de Alcohólicos Anónimos, y fui. Hacía un año había tenido un fuerte dolor en el pecho y me asusté, además había nacido mi hijo y no podía continuar de esa manera”, cuenta Iván que es, casi como una ironía del destino, operador socioterapéutico en adicciones.

Iván Gracia dejó de fumar gracias a los grupos de autoayuda: "Es una lucha que nunca termina", dice.

Iván Gracia dejó de fumar gracias a los grupos de autoayuda: “Es una lucha que nunca termina”, dice.

“Iba todos los martes y nos hacían anotar los puchos que fumábamos por día. Te enseñan a ser fuerte y te explican que la verdadera lucha es contra uno mismo. Hoy llevo un año y medio sin dar una pitada, sin llenar mis pulmones con humo negro, y estoy mejor que nunca”, cuenta. Y dice que todos sus compañeros de grupo, con quienes todavía sigue hablando por WhatsApp, también lograron dejarlo: “Nos llamamos ‘luchadores’ porque nunca se deja de pelear contra las ganas, eso siempre está, pero estamos predispuestos a no volver a tocarlo”.

Pabla Gauna tiene 54 años, fuma desde los 18 y está en tratamiento para dejar: "Quiero poder volver a bailar sin agitarme", dice. (Foto: Luciano Thieberger)

Pabla Gauna tiene 54 años, fuma desde los 18 y está en tratamiento para dejar: “Quiero poder volver a bailar sin agitarme”, dice. (Foto: Luciano Thieberger)

En esa búsqueda está también Pabla Gauna, 54 años, que este viernes tuvo su primera entrevista con una especialista en el Hospital Ramos Mejía. Fuma desde los 18 años de manera consecutiva, aunque en realidad el cigarrillo lo conoció cuando tenía 15: “En todo este tiempo traté de abandonarlo, pero no pude. Mis hijas son las que más me insisten en que lo deje y creo que llegó el momento”.

En su primera reunión con la doctora que la atendió le dejó una tarea para el hogar: cortar los cigarrillos por la mitad. “Me dijo que es una técnica para autoengañarme y ya lo estoy haciendo. Quiero poder volver a bailar rock and roll como lo hacía antes, ahora me canso rápido. También, claro, por mi salud: los últimos estudios que me hice no fueron muy buenos”.

Para algunos es una cuestión económica (“cuánto me ahorraría si dejara de fumar”, piensan), para otros la muerte de un familiar o un amigo. Para muchos cuando el médico le dice “tenés que dejar de fumar o te morís”. Para Inés fue la promesa que le hizo a su papá cuando estaba internado por un cáncer pulmonar a causa del tabaco: “Antes de fallecer me pidió que dejara el cigarrillo para siempre, y le cumplí”.

La mujer de 42 años empezó a fumar cuando tenía 20, a causa de que su novio lo hacía: “En mi familia también era habitual el cigarrillo. Un día probé y no lo dejé nunca más, hasta que mi papá, ya internado, me miró a los ojos y me pidió que lo deje. Hoy ya pasaron tres años de ese momento y, por suerte, le dije ‘chau’ a ese veneno mortal”.

Beneficios inmediatos

Está comprobado que el cigarrillo está directamente relacionado con la aparición de muchas enfermedades, como distintos tipos de cáncer: de pulmón, laringe, faringe, riñón, hígado, vejiga; enfermedades cardiovasculares como infartos, ACV, aneurismas; otras del tipo respiratorio como bronquitis crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC); e infecciones respiratorias reiteradas. A eso se le suma que en las mujeres el tabaquismo tiene graves consecuencias en el sistema reproductor.

Los beneficios al abandonar el tabaco, según los expertos, se sienten de inmediato: a los 20 minutos la presión arterial y la frecuencia cardíaca regresan a sus niveles normales. A las 8 horas, la respiración es más profunda y hay una mejor oxigenación pulmonar. A partir de las 48 horas, se normalizan los sentidos del gusto y el olfato, mientras que a las 72 horas, se normaliza la función respiratoria. Además los hombres y mujeres que dejan de fumar entre los 35 y los 39 años de edad ganan entre 3,2 y 5,1 años de expectativa de vida.

Dónde consultar

En la Ciudad de Buenos Aires, se puede llamar a la línea 147 y solicitar información para el Programa de Prevención y Control del Tabaquismo. La ubicación de los servicios gratuitos puede consultarse en este enlace.

A nivel nacional, el Programa Nacional de Control del Tabaco de la Secretaría de Salud ofrece en su sitio web una guía de los centros a los que se puede recurrir en las distintas provincias, y ofrece la línea gratuita 0800-999-3040 para mayor información. 

MG


Brote de sarampión: lo que necesitas saber

THE NEW YORK TIMES

En Estados Unidos se declaró la eliminación del sarampión en 2000, pero han ocurrido brotes esporádicos en los últimos años. Se han registrado 314 casos individuales confirmados en quince estados en 2019, de acuerdo con el gobierno federal. A continuación, lo que necesitas saber sobre la enfermedad y el riesgo de contagio.

¿Qué es el sarampión?

El sarampión es un virus extremadamente contagioso. Puede causar síntomas respiratorios graves, fiebre y sarpullido. En algunos casos, especialmente en bebés y niños pequeños, las consecuencias pueden ser graves. El sarampión causó la muerte de 110.000 personas en todo el mundo en 2017, la mayoría de ellas eran niños menores de 5 años.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, uno de cada diez niños con sarampión sufre una infección de oídos, la cual puede causar sordera permanente. Uno de cada veinte niños con sarampióndesarrolla neumonía y uno de cada mil desarrolla encefalitis, una inflamación del cerebro que puede generar daño cerebral. Las mujeres embarazadas con sarampión corren mayor riesgo de dar a luz bebés prematuros o con bajo peso al nacer.

(Getty)
(Getty)

Uno o dos de cada mil niños que se contagie del virus morirá. En países donde la vacunación contra el sarampión no es rutinaria, el sarampión es una causa significativa de muerte, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

¿Cómo se contagia el sarampión?

El sarampión se contagia por pequeñas gotas provenientes de la nariz o boca de una persona infectada. Si estás en una habitación con alguien infectado de sarampión, puedes inhalar su virus cuando esa persona tosa, estornude o incluso cuando hable. Las personas infectadas pueden transmitir el virus del sarampión desde cuatro días antes de desarrollar sarpullido, así que pueden ser contagiosos antes de que se den cuenta de que tienen la enfermedad. Son capaces de contagiar el virus durante alrededor de cuatro días después de que el sarpullido aparece.

sarampión
sarampión

El virus también puede subsistir en superficies durante varias horas, y es tan contagioso que, de acuerdo con los CDC, “puedes infectarte de sarampión tan solo con estar en una habitación donde una persona con sarampión ha estado, hasta dos horas después de que esa persona se haya retirado”.

¿Cuáles son los síntomas del sarampión?

De acuerdo con la Clínica Mayo, las personas no muestran síntomas hasta dos semanas después de haber sido infectadas. Entonces, desarrollan síntomas típicos de un resfriado o un virus: fiebre moderada, tos, dolor de garganta, escurrimiento nasal, así como ojos rojos e inflamados.

No obstante, después de dos o tres días de eso, la fiebre se eleva a 40 o 41 grados Celsius y aparecen las reveladoras manchas rojas en la piel, primero en el rostro, después se extienden por el cuerpo.

¿Existe una cura para el sarampión?

No. La vasta mayoría de las personas que se contagian de sarampión no han sido vacunadas, y darles la vacuna del sarampión dentro de las 72 horas posteriores a la exposición al virus puede ayudar —por lo menos a reducir la gravedad y la duración de los síntomas—. La Clínica Mayo dice que las mujeres embarazadas, los bebés y las personas con un sistema inmunitario débil pueden recibir una inyección de anticuerpos llamada inmunoglobulina sérica dentro de los primeros seis días después de ser expuestos al sarampión, lo que puede prevenir o aminorar los síntomas.

¿Qué tan segura y efectiva es la vacuna contra el sarampión?

Extremadamente segura y efectiva. La vacuna sarampión-paperas-rubéola (conocida como MMR o triple viral) no causa efectos secundarios en la mayoría de los niños. Pocas personas pueden experimentar una fiebre moderada, sarpullido, dolor o hinchazón, afirma personal de los CDC. Los adultos o los adolescentes pueden sentir dolor temporal o rigidez en el lugar de la inyección. En raras ocasiones, la vacuna puede causar una fiebre alta que puede generar un ataque convulsivo, de acuerdo con los CDC. Contrario a los rumores que algunos activistas antivacunas siguen repitiendo, la vacuna no causa autismo.

Los niños deben recibir dos dosis de la vacuna: la primera cuando tienen entre 12 y 15 meses; la segunda cuando tienen entre 4 y 6 años. Si los bebés que tienen entre 6 y 11 meses de edad van a viajar de Estados Unidos a otro país, los CDC recomiendan que reciban de antemano una dosis de la vacuna.

Una dosis de la vacuna es alrededor del 93 por ciento efectiva; dos dosis aumentan esa cifra al 97 por ciento, dicen los CDC.

Las personas que no se vacunen corren un muy alto riesgo de contagiar sarampión. “Casi todas las personas que no han recibido la inyección MMR se contagiarán de sarampión si se exponen al virus”, dijeron representantes de los CDC.

Si no estoy vacunado, ¿es demasiado tarde para recibir la vacuna?

No es demasiado tarde. De hecho, si hay casos de sarampión en tu comunidad, es una buena idea vacunarte a menos de que estés seguro de haber recibido previamente ambas dosis de la vacuna MMR; o has padecido las tres enfermedades contra las que te protege la vacuna (lo cual te da inmunidad vitalicia); o si naciste antes de 1957 en Estados Unidos. (La vacuna estuvo disponible a partir de 1963 y en la década previa, virtualmente cada niño padeció sarampión antes de cumplir 15 años, así que los CDC consideran que las personas nacidas antes de 1957 probablemente tuvieron sarampión cuando eran niños).

Si la mayoría de la gente se vacuna, ¿por qué importa si yo no vacuno a mi hijo?

Probablemente estás pensando en el concepto de inmunidad de grupo (o de rebaño), que significa que si un número grande de personas están protegidas de una enfermedad por una vacuna, la enfermedad tiene menos probabilidades de circular, lo que disminuye el riesgo para las personas que no están vacunadas. El umbral para inmunidad de rebaño varía de acuerdo a la enfermedad: para una enfermedad altamente contagiosa, se necesita un muy alto porcentaje de personas vacunadas para llegar a ese umbral.

Debido a que el sarampión es tan contagioso, entre el 93 y el 95 por ciento de las personas en una comunidad necesitan estar vacunadas para lograr la inmunidad de rebaño. Recuerda, algunas personas no pueden ser vacunadas por razones médicas: infantes, mujeres embarazadas y personas inmunocomprometidas.

Durante el brote de Disneylandia en 2015, un bebé de 9 meses cuyos padres planeaban inmunizarlo contrajo sarampión de un niño de mayor edad que no había sido vacunado, dijo Annabelle De St. Maurice, una experta en enfermedades infecciosas en la Universidad de California en Los Ángeles. Así que vacunar a tu hijo no solo lo protege, también ayuda a proteger a otros en tu comunidad.

Un momento… ¿no habíamos eliminado el sarampión?

En el año 2000, el sarampión fue declarado eliminado de Estados Unidos porque el país había superado más de doce meses sin ninguna “transmisión continua de la enfermedad” dentro de sus fronteras. “Eliminada” no significa que la enfermedad fue completamente erradicada, significa que Estados Unidos ya no tiene lugares donde la enfermedad sea endémica o se genere.

Ha habido un número pequeño de casos de sarampión en Estados Unidos desde ese entonces: desde 37 en 2004 hasta 667 en 2014, en gran medida entre personas que no están vacunadas. Hasta el momento durante este año, ha habido cinco brotes (definidos como tres o más casos) en Nueva York, Texas y el estado de Washington, que dan un total de más de 120 casos.

La mayoría de los casos en Nueva York afectaron a comunidades judías ortodoxas en Brooklyn y el condado Rockland. Un niño sin vacunar se contagió de sarampión en Israel, y contagió a los niños sin vacunar. El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York recomienda una vacuna MMR para cualquier persona que viaje a Israel, donde hay una ola de casos.

La mayoría de los casos en Estados Unidos desde 2000 han sido resultado de las personas que viajan desde o hacia países donde el sarampión es endémico porque hay poca vacunación.

¿Cuántas personas han sido vacunadas?

Un número pequeño en áreas dispersas. La inmunización de sarampión en Estados Unidos es estable y alta —más del 90 por ciento— de acuerdo con el rastreo de los CDC.

¿Quiénes son las personas que no se están vacunando?

Una manera de medir es observar la evaluación anual de vacunaciones de jardines de niños. Esta muestra que Colorado, el Distrito de Columbia, Idaho y Kansas están por debajo del promedio nacional de vacunación del 90 por ciento, aunque en ciertas comunidades el promedio puede ser menor.

Generalmente, aquellos que no inmunizan a sus hijos, en términos demográficos, son más blancos y cuentan con mayor educación, dijo De St. Maurice. “En parte debido al éxito de las vacunas, las personas no están tan familiarizadas con estas enfermedades, así que cuestionan su efectividad”, dijo. A la inversa, cuando la enfermedad reaparece, como lo hizo en Washington, la demanda por vacunas aumenta.

¿Los estados de Estados Unidos no tienen leyes que requieran que los padres vacunen a sus hijos?

Cada estado tiene sus leyes. Tres estados permiten solo excepciones por razones médicas: Misisipi, Virginia Occidental y, más recientemente, California, después del brote de Disneylandia. El resto también concede excepciones por creencias personales, filosóficas o religiosas.

¿Los estados con las leyes más permisivas son los que tienen la mayor cantidad de casos?

No ha habido suficientes casos para requerir una gran encuesta, pero Saad Omer del Centro de Vacunación Emory en Atlanta advirtió que con un número de casos al alza, eso podría cambiar.

Omer, quien estudia la cobertura de la inmunización y la incidencia de las enfermedades, dijo que la investigación ha mostrado que en los estados que permiten más excepciones se han incrementado los brotes de pertussis (o tosferina).

Los estudios también han demostrado que las personas que rechazan las vacunas están representadas de manera desproporcionada en las primeras etapas de los brotes. “Están aportando la madera que puede iniciar los fuegos de las epidemias”, dijo Omer.

¿Cómo se compara la situación de Estados Unidos con la de otros países?

Los casos de sarampión también se han incrementado en todo el mundo. En el ámbito mundial, hubo un descenso del 80 por ciento en las muertes por sarampión entre 2000 y 2017. Sin embargo, los casos de sarampión reportados han incrementado un 30 por ciento desde 2016, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

El 94 por ciento de los niños en Estados Unidos reciben las dos dosis recomendadas de la vacuna. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, más de una decena de países llegaron a la marca del 99 por ciento, incluidos Cuba, China, Marruecos y Uzbekistán. Canadá, el Reino Unido y Suiza son algunos de los países occidentales que se ubican por debajo del 90 por ciento.

En Europa, solo alrededor del 90 por ciento de los niños reciben las dos dosis recomendadas de la vacuna. En el ámbito mundial, alrededor del 85 por ciento de los niños reciben la primera dosis, pero la cifra desciende al 67 por ciento para la segunda dosis, según muestran los datos.

¿Esto significa que las paperas y la rubéola también están resurgiendo?

La vacuna MMR también ha reducido en gran medida la amenaza de paperas y rubéola en Estados Unidos. No es tan efectiva contra las paperas, con el 88 por ciento de efectividad, de acuerdo con los CDC, y los casos se han incrementado en los últimos años, de 229 en 2012 a 6366 en 2016.

La rubéola solía causar millones de contagios en Estados Unidos. De acuerdo con los CDC, 12,5 millones de personas tuvieron rubéola en una epidemia entre 1964 y 1965, y la enfermedad causó que 11.000 mujeres perdieran a sus hijos durante el embarazo, que murieran 2100 recién nacidos y que 20.000 bebés nacieran con el síndrome congénito de la rubéola, el cual puede causar daño cerebral y otros problemas graves.

La rubéola fue declarada eliminada en Estados Unidos en 2004, y los CDC dicen que menos de diez casos se reportan cada año. Sin embargo, como con el sarampión y las paperas, todavía existen muchos países donde persiste la rubéola debido a la falta de vacunación, y cada caso desde 2012 ha sido rastreado hasta personas que se infectaron cuando viajaban o vivían en otro país.

Beber infusiones a altas temperaturas podría generar daños irreversibles en la salud

Un nuevo estudio científico publicado en la revista International Journal of Cancer asegura que las personas que beben té a temperaturas altas podrían tener el doble de posibilidades de padecer cáncer de esófago. No obstante, este no sería el único líquido que generaría causas irreversibles en la salud.

Muchas personas disfrutan tomar té, café u otras bebidas calientes. Sin embargo, según nuestro informe, beber té muy caliente puede aumentar el riesgo de cáncer de esófago y, por lo tanto, es recomendable esperar hasta que las bebidas calientes se enfríen antes de tomarlas”, aseguró el doctor Farhad Islami, responsable de la investigación y miembro de la Sociedad Estadounidense de Cáncer.

Al parecer, el equipo de profesionales siguió los casos de 50.045 personas, entre 40 y 75 años, durante un largo periodo de 10 años. La investigación, llevada a cabo en la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán en Irán, arrojó que se encontraron 317 nuevos casos de cáncer esófago entre los años 2004 y 2017.

Según indica dicho informe, las personas que toman té a más de 60 grados centígrados y consumen más de 700 mililitros de la bebida por día son los pacientes más proclives a contraer la compleja patología. La probabilidad podría ascender un 90% con respecto al resto de la población.

No obstante, esto no solo sería un problema del té, sino que otros líquidos expuestos a altas temperaturas  provocarían el mismo daño. El calor provoca daños en la garganta y genera irritaciones e inflamaciones en la zona. Así, se podría desarrollar una producción de sustancias químicas de origen cancerígeno.

Finalmente, el médico James Doidge, quien se desempeña como investigador asociado en University College London, aclaró que no es la primera vez que se encuentra un vínculo entre el cáncer y el calor.

“No es necesario que un científico se dé cuenta de que la irritación repetida de cualquier superficie corporal aumenta su riesgo de cáncer. Las quemaduras solares nos dan cáncer de piel, fumar nos da cáncer de pulmón y muchos alimentos y bebidas contribuyen al riesgo de cánceres gastrointestinales”, explicó al portal CNN en español.

Fuente: Radio Mitre

Qué deporte es mejor para tu edad

Ya se sabe que hacer deporte es beneficioso para la salud física y mental. 

Realizar actividad de manera rutinaria puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, algunos tipos de cáncer y la diabetes tipo 2 por ejemplo.

También mejora el aspecto mental ya que al realizar ejercicio el cuerpo aumenta el nivel de endorfinas (también llamada “Hormona de la felicidad”) que influye en nuestro estado de ánimo y autoestima.

Según la BBC, la profesora de Fisioterapia, Julie Broderick, del Centro Universitario College de Dublin, publicó un artículo denominado “The Conversation” donde entre otros aspectos desgranó cuáles son los deportes adecuados según el momento de la vida que estemos.

La especialista dijo que para la infancia es importante jugar o el aspecto lúdico del deporte. Buenos ejemplos serían la natación, juegos con pelota o de lucha.

Broderick amplió que en la adolescencia se pierde el interés por el deporte sobre todo en las mujeres. Por este motivo, es importante ingresar al mundo deportivo debido a que, en una edad complicada, ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Dos buenos deportes, afirma, son la natación y el atletismo.

La década de los 20, indica la experta, es la mejor para practicar deporte ya que el cuerpo alcanza sus puntos máximos de reacción y recuperación. El cuerpo además bombea oxígeno más rápido que nunca. Recomienda rugby, remo o pesas.

A partir de los 30, sostiene, las obligaciones laborales, familiares y afectivas son mayores por lo que recomienda deportes de alta intensidad pero en cortos períodos de tiempo. Aconseja el ciclismo, sobre todo la práctica de sprints, y el running.

La experta agregó que a los 40 se empieza aumentar de peso y es importante hacer trabajos de resistencia con gimnasio y pesas porque ataca la acumulación de grasa, y revierte la pérdida de masa muscular entre un 3 a un 8 por ciento por cada década de vida. La mujer aconseja también empezar a practicar running y pilates.

A los 50 sostiene que el declive físico se acentúa como así también la aparición de enfermedades crónicas y del corazón. Recomienda caminar o correr con bandas en los tobillos y prácticas como el yoga.

A los 60 hay aún mayor riesgo de enfermedades crónicas pero la buena noticia es que el ejercicio combatirá este riesgo. Para esta década Broderick aconseja bailes de salón o caminatas ligeras.

A partir de los 70 y más, la experta dijo que para mejorar la salud física, mental y cognitiva es importante hacer ejercicio aunque siempre bajo atención médica. Caminar es lo más recomendable, indica.

Aunque precisos, estos no son los parámetros obligatorios debido a que hay organismos, casos y situaciones diferentes.

No obstante, para la práctica de cualquier deporte es necesario y hasta obligatorio someterse, al menos una vez al año, a estrictos y completos controles médicos.

FOTO: BBC

Lo bueno y lo malo de beber alcohol

La verdad sobre los riesgos de beber

Seguro que ya notó que mientras un titular ensalza al alcohol por su capacidad de prolongar la vida, otro lo acusa de provocar muertes prematuras. Cuando los medios de comunicación exageran los hallazgos científicos solo logran confundir. Aquí lo que debe saber.

Lo bueno

Los riesgos y beneficios del alcohol dependen de la cantidad ingerida. Casi todas las autoridades sanitarias sitúan la difusa línea que separa el consumo “moderado” del “excesivo” después de la primera o segunda

“bebida estándar” al día (10 gramos de alcohol puro) para las mujeres y

entre la segunda y la cuarta para los hombres. ¿No sabe cuál es la diferencia? Descuide, no es el único.

Y es que, por ejemplo, una copa de vino de 175 mililitros equivale a casi un par de bebidas estándar.

Está comprobado que, en comparación con los abstemios, quienes beben con moderación corren menos riesgo de padecer diabetes y sufrir

accidentes cardiovasculares, como apoplejías isquémicas e infartos de miocardio. No obstante, dichas ventajas no son razón suficiente para empezar beber si no tiene el hábito. De todos modos, casi nadie lo consume para mejorar su salud. Beben porque es relajante, placentero, divertido… o por convivir.  En ese caso, quizá los beneficios superen los efectos adversos potenciales. Solo usted sabe lo que las copas aportan a su vida.

Lo malo

El alcohol está ligado a muchos problemas de salud, desde la adicción hasta la hepatopatía, así como las lesiones accidentales y la pancreatitis. En muchos de estos casos, mientras más bebe, mayor es el riesgo.

Todos los tipos de cáncer vinculados al consumo de la sustancia siguen el mismo patrón. Marilys Corbex, de la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud, señala que el

hábito de consumir alcohol —por moderado que sea— aumenta las probabilidades de padecer cáncer de boca, garganta, esófago, laringe y mama. El peligro es mucho mayor para quienes lo hacen en exceso. Los efectos conjuntos del alcoholismo y el tabaquismo son especialmente dañinos: el líquido actúa como disolvente de los compuestos carcinógenos del cigarrillo, lo cual se traduce en una mayor amenaza que si se consumiera cada elemento de manera aislada. 

Imagen

En cuanto a los padecimientos cardiovasculares, si bien algunos son menos comunes entre bebedores ocasionales que, entre abstemios, otros —como la fibrilación auricular y la apoplejía hemorrágica— presentan el comportamiento opuesto. En pocas palabras, el consumo excesivo de alcohol siempre es malo para el sistema cardiovascular. Al sumarse, todas estas contingencias se traducen en menos años de vida para quien se excede. Según un metanálisis de 600.000 sujetos realizado en 2018, una vez superada la marca de diez bebidas estándar a la semana, la esperanza de vida de los participantes empezó a disminuir entre seis meses y cinco años. Lo anterior dependió de la cantidad adicional consumida.

Lo feo

No solo pone en riesgo a quien lo bebe. De hecho, al menos 10 por ciento de las muertes por lesiones asociadas al abuso de estupefacientes afectan a personas cercanas al bebedor debido a percances, accidentes viales, maltrato y violencia.

La porción saludable de papas fritas

Pese a que no son amigas de nuestra salud, hay una manera de comerlas sin culpa

Ya sabemos que las papas fritas no son muy saludables para nuestra salud. Pero también sabemos que son deliciosas e irresistibles, tanto como acompañamiento o plato principal.

De hecho, decenas de estudios científicos han demostrado que esta comida —y sobre todo su consumo en exceso— genera diversos perjuicios para nuestra salud.

Principalmente, el consumo de papas fritas puede provocar el incremento del peso, fomentar la aparición de colesterol e hipertensión arterial. ¿Cómo? Al estar fritas en aceite, las papas poseen un alto contenido de grasa, sin contar con la sal añadida que realza el sabor. Las grasas se depositan en el cuerpo, generando todo tipo de problemas. Además, poseen un índice glucémico alto, que se ha relacionado con un mayor riesgo de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

En cuanto a la sal, lo recomendado es consumir media cucharadita por día y este tipo de papas contiene mucho más que eso. Hasta aquí nada bueno de las papas fritas, pero la ciencia nos ha lanzado un salvavidas al respecto.

Tomando en cuenta que un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutritionafirma que las personas que evitan las papas fritas viven seis meses más que el resto, el médico Eric Rimm, profesor del Departamento de Epidemiología y Nutrición en la Escuela de Salud Pública T.H. Chan, de Harvard, trató de dar una alternativa para los que

—como él— aman las papas fritas. 

Así que tomó cartas en el asunto e intentó definir cuál es la porción saludable de papas fritas. Llegó a la conclusión de que seis papas fritas por día (cada una posee alrededor de 10 calorías) forman una porción que no traería serias consecuencias a nuestra salud. Habitualmente una porción de papas fritas contiene unas 60 unidades.

Además, el experto agregó que, para prolongar el tiempo de vida, hay que consumir otro tipo de alimentos, como ensaladas. 

Formas saludables de comer papas fritas

Aunque obviamente no tienen exactamente el mismo sabor, aquí algunas alternativas: 

Al horno: Cortar las papas en bastones, pintarlas con aceite (con un pincel de cocina), ponerlas en una bandeja y llevarlas al horno. Una vez que se doren, darlas vuelta para que queden crocantes. 

Hervidas y fritas: Una vez cortadas en bastones, hervirlas durante unos ocho minutos y luego dejar que escurran el agua. Freírlas. De esta manera absorberán menos aceite. 

Ahora si las hace al modo tradicional, entonces tenga en cuenta estos consejos:

Aceite: Que sea nuevo. El aceite de girasol y maíz son los más estables mientras que el de oliva es el mejor, aunque quizás invada levemente el sabor de las papas. No es recomendable mezclar distintos tipos de aceites o uno nuevo con otro usado.

Temperatura del aceite: Al momento de introducir las papas, la temperatura ideal es de aproximadamente 180 °C. Si la temperatura es baja, las papas van a absorber más cantidad de aceite y no quedarán crocantes.

Fríalas en varias tandas: para evitar que la temperatura del aceite no descienda.

Sal: no se exceda con la sal que les agregue, lo ideal es servir sal en la mano y añadirla a las papas.