Economía

Anses: ¿de cuánto será el nuevo aumento en la jubilaciones?

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), analiza otorgar un nuevo aumento para los jubilados y pensionados antes de fin de año, el porcentaje estimado rondaría el 20%. Recordemos que durante el mes de noviembre se programó un alza del 8,74%, es decir que los haberes mínimos quedaron en $ 14.067. Si se concreta este nuevo incremento, el ingreso mínimo pasaría a $ 16.880.
En estudio
“Hay que mirar las cuentas públicas. Estamos viendo dónde podemos ahorrar y dónde podemos destinar dinero para los que menos tienen“, destacó en declaraciones radiales el titular de la Anses, Alejandro Vanoli.
Instrumentar un plan para concretar el aumento de las jubilaciones y asignaciones mínimas es un encargo del presidente Alberto Fernández. El funcionario consideró necesario el incremento y agregó que la nueva suma es pensada “para que todos pasen una Navidad y un Fin de Año más tranquilos”.
Si se otorga el 20% de aumento, los haberes jubilatorios mínimos subirían a $16.880. Si el aumento del 20% se complementara con el incremento de 8,74%, es decir una suba del 11,25%, la jubilación mínima quedaría en $15.600.
Fechas de cobro
Por lo pronto, para los jubilados que superen un haber de $ 14.702 y de acuerdo a la terminación de su DNI, las fechas programadas para el cobro de diciembre son:
Lunes 16 de diciembre, para los documentos terminados en 0 y 1, el martes 17 para los 2 y 3, el miércoles 18 las terminaciones 4 y 5, el jueves 19 está reservados para los beneficiarios cuyos documentos finalizan en 6 y 7, y por último el viernes 20 cobrarán los beneficiarios con terminaciones en 8 y 9

El Indec da a conocer la inflación de octubre, que rondaría el 4%

En los primeros diez meses la suba de precios acumulada alcanzaría el 43%. Los aumentos que se vienen en medio de la transición.

El Indec dará a conocer este jueves el índice de inflación de octubre, que de acuerdo a las estimaciones privadas podría alcanzar el 4%. De esta manera, la suba de precios mensual registraría una desaceleración respecto al pico de este 2019, que tuvo lugar en septiembre con 5,9%.

La inflación acumulada en los primeros diez meses del año, de esa forma, rondaría el 43%. Según los cálculos de consultoras y bancos, con los datos de noviembre y diciembre la suba de precios total de este año superaría el 55%. Así, el Índice de Precios al Consumidor anual (IPC) sería unos siete puntos porcentuales superior al de 2018.

Octubre tuvo un efecto “arrastre” importante desde septiembre, por lo que fue un mes con una inflación alta desde el arranque. Los próximos aumentos previstos -principalmente en combustibles- hacen calcular a los economistas que el margen para que la inflación desacelere hasta fin de año es mínimo.

Sin ir más lejos, el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central en base a encuestas al sector privado arrojó como resultado que la inflación de noviembre sería de 4,1% y en diciembre de 4%.

En octubre “los precios subieron 0,3% entre el lunes 28 y el jueves 31”. “El 7,1% de los precios relevados tuvieron aumentos. Hubo subas y también reducciones en la medida que el tipo de cambio se deslizó hacia abajo lunes y martes, pero sobre el jueves muchos volvieron a ajustarse. Igual, eso amortiguó la inflación sobre fin de mes y estaría permitiendo finalizar octubre levemente abajo de 4%”, explicó un informe de la consultora Elypsis.

De acuerdo a un reporte del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), la inflación preliminar de octubre fue del 4,1%. “Asimismo, en los primeros 10 meses del año la inflación acumuló un 43,5%, mientras que en la medición interanual de octubre de 2018 a octubre de 2019, los precios treparon un 51,9%. Si la inflación volviera a ser del 4% en noviembre y en diciembre, 2019 habrá registrado una inflación cercana al 54%, seis puntos más alta que la del año pasado y, por tanto, la más elevada desde 1991“, consideró.

Por su parte, para FIEL el IPC de octubre estará por encima de 4%. “Nuestro resultado preliminar es de de 3,7 o 3,8% en la Ciudad de Buenos Aires. A nivel nacional hay que estimar 4,2 a 4,4% por la diferencia de canastas que hay, con más bienes. La última semana vimos muchos aumentos”, explicó Juan Luis Bour, economista de ese centro de estudios

Por su parte, Ecolatina proyectó 4,5% para octubre. “Si bien este dato muestra una desaceleración respecto al pico alcanzado en septiembre, se mantiene todavía en niveles elevados. De hecho, los precios acumularon un alza de 42,6% en los primeros diez meses del año y de 51,6% con respecto a igual mes del 2018″, informó la consultora.

La transición entre el presidente saliente Mauricio Macri y el electo Alberto Fernández tiene lugar el marco de aumentos de precios en sectores clave para la economía familiar, como en alimentos -principalmente carne y pan-, combustibles -que podrían aumentar entre 4 y 5% este jueves-, tarifas, celulares y medicina prepaga.

Terminó el congelamiento y aumentan las naftas

Hoy finalizó el plazo dispuesto por el Decreto 566. Estiman que el incremento ronda el 7%. A primera hora del día, las estaciones no habían actualizado los precios.

Este jueves se liberó el precio de los combustibles con el final del plazo de “congelamiento” dispuesto por el Decreto 566/19. Se estima que el incremento que se aplica desde hoy ronda el 7%, aunque a la salida del sol, las estaciones de servicio no habían actualizado sus precios.

Los valores no serán consensuados, sino que cada empresa fijará los propios. “Desde el jueves vuelve a regir la Ley de Hidrocarburos, según la cual los precios son libres y los fijan las empresas”, aclararon desde la Secretaría de Energía de la Nación.

Según los medios locales, la única empresa de Neuquén que había actualizado sus precios hoy, antes de las 7, era Puma. El litro de nafta súper quedó a $42,84; la premium a $48,99; diesel $48,99 y la diesel de mejor calidad $57,29.

El incremento de este jueves no será el último del 2019, ya que se espera que en diciembre haya un nuevo aumento porque el atraso en los surtidores es del 12% con respecto a la paridad de importación.

Con el DNU, cada barril de petróleo del país valía unos 48,5 dólares a raíz de los valores impuestos por Nación tanto para el barril de Brent -la referencia del mercado local- como para el dólar. En el primer caso el valor estaba fijo en 59 dólares para el Brent y 51,71 pesos por cada dólar.

A partir de hoy, las empresas buscarán volver a la paridad de importación que fija la Ley de Hidrocarburos del país, y por la cual cada barril de crudo debería costar cerca de 52,20 dólares.

En esta cotización influye el incremento del valor del Brent, que ronda los 62 dólares, y los descuentos por calidad del crudo y por retenciones a las exportaciones que se aplican al cotizar los barriles nacionales, por lo cual el valor final baja hasta los 52,20 dólares.

Pero desde las empresas que son netamente productoras emprendieron una nueva pelea, esta vez ante las refinadoras por el precio de su crudo. Las operadoras reclaman un valor más cercano a los 56 dólares por barril, dado que cuestionan el descuento por retenciones que se les realiza cuando en realidad no están exportando su producto.

Este descuento responde a lo que podría definirse es un criterio de oportunidad, dado que es el precio que se podría obtener ante una eventual exportación.

Pero en la práctica representa una ganancia para las refinadoras dado que por ejemplo el último pedido de exportación que se presentó hace pocas semanas de parte de una firma que es sólo productora, no logró salir del país ya que fue comprado (o cruzado como se dice en la jerga) por una de las grandes refinadoras argentinas.

FUENTE RIO NEGRO

Por qué la crisis política en Chile hizo subir el precio de las bananas en la Argentina

Las manifestaciones, piquetes y toque de queda dificultan la logística de transporte desde Ecuador. Aconsejan consumir la fruta producida en el país.

Más de 500 millones de kilos al año. Esa es la cantidad de bananas que consumen los argentinos cada 365 días. Y buena parte viene de las plantaciones de Ecuador. El viaje es largo: los cajones pasan por Chile antes de llegar a la Argentina. Pero en los últimos días el precio casi que se duplicó.

Si a finales de octubre se conseguía por 80 pesos, ahora el kilo de bananas puede venderse hasta 160 al menos en los comercios de la zona norte de la ciudad y el conurbano bonaerense.

Detrás de ese aumento se encuentra la crisis política de Chile. Las manifestaciones, que a cada orden de represión del gobierno, se fortalecen en vez de apagarse, hacen muy difícil el paso de las bananas de Ecuador. De Quito van en barco hacia San Antonio y de allí en camiones hacia toda la Argentina, pero los piquetes también amenazan con provocar desabastecimiento.

El ingeniero agrónomo Mariano Winograd, presidente de Cinco al Día Argentina, explicó en Clarín el efecto Chile: “El toque de queda y los piquetes perjudicaron mucho la logística de los camiones que transportan la fruta, lo que generó un desabastecimiento. Esto, a su vez, produjo un aumento de precio”.

El mercado local es muy competitivo: hay oferta de bananas de Ecuador, pero también de Brasil, Paraguay, Bolivia y lógicamente del norte argentino, pero las más deseadas son las ecuatorianas, no tanto por su sabor sino por su cáscara amarilla, que atrae la mirada de los consumidores. Eso además las hace más cara.

El 70% de las bananas que se consumen en el país vienen de Quito. La menor entrada de la fruta desde Ecuador por el conflicto en Chile provocó que su precio se duplicara, pero las que vienen de Brasil, Paraguay y Bolivia por ahora se consiguen al mismo valor que en octubre.

Ante esta situación, que no parece tener fin en Santiago, Winograd recomendó consumir las bananas argentinas: “Son mas chiquititas, tienen un color distinto en la cáscara, pero son más sabrosas y siguen con el precio de siempre“.

TN

Descongelamiento: cuándo terminan los acuerdos de precios y tarifas que firmó el Gobierno de Mauricio Macri

Formaron parte de un paquete de medidas anunciadas como “alivio” a la situación económica y para contener la inflación. Pero muchas ya están finalizando o lo harán en diciembre.

La mayoría de las medidas de “alivio” económico anunciadas por el Gobierno de Mauricio Macri —y también por otras provincias— están entrando en su fase final. Algunas se anunciaron en abril, posdevaluación, y otras en agosto, luego de los resultados de las elecciones primarias (PASO). Entre ellas, estuvieron el freno a los aumentos de tarifas de servicios públicos, el programa de Precios Esenciales, la eliminación del IVA para alimentos y los acuerdos —no tan acordados— para contener los precios de los combustibles.PUBLICIDAD

inRead invented by Teads

La mayoría de ellos se acerca ya a su fecha de vencimiento, como el congelamiento de tarifas que terminará a fin de diciembre. ¿Habrá que esperar un aluvión de aumentos en enero? “La inflación está en una situación muy delicada y Alberto Fernández va a asumir partiendo de un escalón muy alto. Algo se debería hacer con los servicios públicos porque volver a subsidiar el 90% de la tarifa sería un error. No van a poder dejarlos mucho tiempo congelados, eso fue más una medida electoralista”, explicó Julia Segoviano, economista de la consultora LCG.

“Entiendo que la gestión entrante va a mirar el tema de tarifas de cerca. Puede ser que inicialmente traten de moderar los aumentos, porque arrancan con una inflación de alrededor del 50%, pero eventualmente van a tener que hacer un equilibrio muy fino para no atrasar las tarifas y a la vez no disparar la inflación”, agregó la economista. Y consideró probable que se busquen otras anclas nominales como el tipo de cambio.

Aquí un repaso de las medidas y hasta cuándo se mantienen:

Tarifas de servicios públicos

En el marco del paquete de medidas de abril, el Gobierno nacional dispuso que no haya aumentos de tarifas de electricidad, gas y transporte público hasta fines de 2019. Por lo tanto, el descongelamiento se realizaría recién en enero de 2020.

En enero se moverá la tarifa del gas con aumentos que se difirieron en el invierno
En enero se moverá la tarifa del gas con aumentos que se difirieron en el invierno

“No hay certeza que va a ocurrir el año que viene con las tarifas de los servicios públicos, pero luce improbable que queden congeladas. Más aún si se tiene en cuenta la necesidad de equilibrar las cuentas públicas de forma tal que la economía argentina pueda encarar seriamente una reestructuración de deuda”, señaló Santiago Taboada, economista del Centro de Estudios Económicos de Orlando J. Ferreres & Asociados.

Según las estimaciones de la consultora, la tarifa de electricidad se encuentran entre un 20% y 30% del precio de referencia internacional; mientras que las tarifas del gas presentan un atraso todavía mayor y están rezagadas en aproximadamente un 50% en relación al precio internacional.

 Puede ser que inicialmente traten de moderar los aumentos, porque arrancan con una inflación de alrededor del 50%, pero eventualmente van a tener que hacer un equilibrio muy fino para no atrasar las tarifas y a la vez no disparar la inflación

Los aumentos anunciados para la electricidad fueron absorbidos por el Estado Nacional. Sin embargo, hubo aumentos autorizados por gobiernos provinciales, porque el congelamiento solo abarcó a los tramos nacionales de estos servicios. Quedaron afuera la distribución de gas y electricidad y el transporte público que depende de los municipios. El actual Gobierno bonaerense, luego e las elecciones, autorizó subas en la electricidad del 25%. Un día después del anuncio, el gobernador electo, Axel Kicillof pidió que sean anulados.

Telefonía celular

Las empresas habían acordado mantener las tarifas de los planes prepagos hasta septiembre. En noviembre se comenzarán a aplicar los primeros aumentos, poscongelamiento. Serán de 22,5% en promedio para Movistar; 11% para Claro y 17,7% en el caso de Personal.

Productos Esenciales

Fueron anunciados en abril de este año con una lista de 64 productos —entre ellos, aceites, arroz, harinas, fideos, leche, yogur, yerba, infusiones, azúcar, conservas, polenta, galletitas, mermeladas y bebidas— que mantuvieron su precio durante seis meses. El acuerdo terminó el 30 de octubre y no se renovó.

Los Productos Esenciales existieron hasta fines de octubre (Foto: Maximiliano Luna)
Los Productos Esenciales existieron hasta fines de octubre (Foto: Maximiliano Luna)

De los 64 ítems originales, solo quedarán en el programa madre 46, que permanecerán hasta el 7 de enero pero con una suba promedio del 13%. Entre los productos que se dieron de baja están el porrón de Quilmes, el vino Norton y el té Big Ben. El único alimento que mantiene el mismo precio negociado a mediados de abril es la leche: el litro de leche fluida La Martona sigue siendo de $35,80, mientras la lecha larga vida de marca Apóstoles mantiene su valor de $39,90.

Eliminación del IVA para alimentos

El 16 de agosto, el Gobierno nacional eliminó el Impuesto al Valor Agregado (IVA) —que grava a los productos en un 21%— a 13 alimentos de la canasta básica. La medida estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2019. Incluye aceite de girasol, maíz y mezcla, arroz, azúcar, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, harina de maíz, harinas de trigo, huevos, leche fluida entera o descremada con aditivos, pan, pan rallado y rebozador, pastas secas, yerba mate, mate cocido y té, yogur entero y descremado.

Los créditos de la Anses

Desde el anuncio del 17 de abril hasta el jueves pasado, se entregaron 3.570.285 créditos, la mayor parte vía web. Del total, 967.848 fueron para jubilados, 368.097 para beneficiarios de pensiones no contributivas, y 1.558.366 para beneficiarios de la AUH (Asignación Universal por Hijo). En tanto, otros 675.974 fueron para trabajadores en relación de dependencia que reciben asignaciones familiares.

Combustibles

El 15 de agosto el Gobierno anunció un congelamiento de los precios de los combustibles por 90 días, aunque luego se habilitó una suba extra del 4% en septiembre. La medida dejará de estar vigente a partir del 14 de noviembre. ¿Qué pasará a partir de entonces? Las petroleras estiman que el atraso de los precios actuales es de un 20%, pero no se aplicará esa suba de una sola vez, sino que se hará por tramos y en forma escalonada. La idea es comenzar con al menos un 4%. Mientras tanto y antes de ese límite, el gobierno ya autorizó un 5% de aumento que está vigente desde el 1 de noviembre.

El 14 de noviembre vence el congelamiento anunciado por Macri, pero antes hubo un aumento de 4% y desde el 1 de noviembre otro de 5% (NA)
El 14 de noviembre vence el congelamiento anunciado por Macri, pero antes hubo un aumento de 4% y desde el 1 de noviembre otro de 5% (NA)

Empresas de medicina prepaga

Las cuotas de las empresas de medicina prepaga no entraron en ningún plan de congelamiento y terminarán el año con ocho ajustes: 5% en febrero; 7,5% en mayo y luego otro 17,5% que fue escalonado en julio (6%), agosto (6%) y septiembre (6%). Los últimos fueron de 4% en octubre, 4% en noviembre y un 12% que llegará en diciembre. Las compañías argumentan la mayor parte de sus insumos están dolarizados y que los precios de los medicamentos subieron un 80% en el último año. Además, aseguran que distintas legislaciones las obligaron a incrementar sus prestaciones (como tratamientos de fertilidad o casos de obesidad) sin recibir un aporte extra.

INFOBAE

Acuerdan pagar un bono de hasta 3.000 pesos a empleadas domésticas

La Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares acordó establecer una “asignación excepcional no remunerativa” de entre 1.000 a 3.000 pesos para el personal de casas particulares, que se pagará en octubre y diciembre de este año, se informó oficialmente.

“En virtud de las diversas modalidades de contratación existentes bajo este régimen, se ha establecido una segmentación que contempla la cantidad de horas semanales de la jornada de trabajo”, sostuvo en un comunicado el Ministerio de Producción y Trabajo, que conduce Dante Sica.

Se explicó que “los trabajadores que realicen una jornada mayor a las dieciséis horas semanales recibirán un bono de $ 3.000, a pagarse en dos cuotas de $ 1.500”.

Las personas que cumplan en las casas particulares “una jornada semanal de menos de 16 horas y más de 12 horas semanales, recibirán un bono de $ 1.500, a pagarse en dos cuotas de $ 750”.
Y “los trabajadores que cumplan una jornada semanal inferior a las 12 horas semanales, recibirán un bono de $ 1.000, a pagarse en dos cuotas de $ 500”, precisó la cartera laboral.

FUENTE RN

Con las compras por el Día de la Madre la AFIP reactiva la devolución del IVA

Activarán una app para que los consumidores carguen tickets de compra y reciban a cambio dinero en la SUBE o en el CBU.

La AFIP pondrá en marcha un sistema para devolver el IVA a los consumidores en las compras que hagan en fechas de alta actividad comercial. Con este mecanismo, el organismo busca estimular a los consumidores para que se conviertan en un eslabón en la lucha contra la evasión. Para lograrlo devolverá el IVA de estas compras y lo acreditará en la tarjeta SUBE o en las cuentas bancarias de los usuarios.

Según anunció el titular del organismo, Leandro Cuccioli, la prueba piloto de este “plan de fidelización” llamado SUMA se pondrá en marcha en las semanas previas al Día de la Madre, que este año se celebra el 20 de octubre. El primer paso es descargar esta app -que estará disponible a partir de este fin de semana- en el celular. Los primeros 50.000 consumidores que activen SUMA estarán participando de esta prueba piloto. Entonces, cuando compren artículos en locales relacionados con el Día de Madre -peluquerías, perfumerías, locales de indumentaria y celulares, entro otros- deberán cargar en la app los datos de la factura de compra. Y luego indicarle a la AFIP como quieren que se acrediten esos fondos. Hay tres opciones: como carga en la tarjeta SUBE, en una cuenta bancaria propia a través del CBU o a modo de donación para una ONG.
De este modo, los contribuyentes podrán “recuperar” el IVA que abonaron en la compra. El plan tiene límites: la AFIP solo reintegrará hasta $ 200 por ticket de compra con un tope de $ 1.000 en el mes.

El plan es activar el sistema SUMA en las fechas claves de consumo y hacerlo masivo en las proximidades de las Fiestas de fin de año.

De esta manera, la AFIP retoma el camino de estimular la fiscalización y el cumplimiento por parte de los contribuyentes a partir del reintegro del IVA. El sistema de devolverles a los consumidores parte del IVA estuvo vigente hasta hace tres años, cuando se reintegraban 5 puntos porcentuales sobre las compras hechas con tarjeta de débito. La medida fue dada de baja por el entonces ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, con el argumento de que el foco estaba puesto en la reducción del déficit fiscal. Con ese objetivo este año también se anuló la devolución del 15% de este impuesto en las compras hechas por jubilados y beneficiarios de planes sociales.La recaudación a través del IVA, el impuesto más importante del sistema tributario, viene atravesando momentos difíciles por el impacto de la recesión. En septiembre este tributo solo creció 34,4%, muy por debajo de la inflación estimada para ese período, que alcanzó el 47% interanual según los cálculos de la consultora LCG.

Cuáles son los productos de primeras marcas que bajaron de precio en los supermercados tras la eliminación del IVA

La Secretaría de Comercio Interior hizo un relevamiento de cómo incidió la baja del IVA en los precios de los alimentos básicos. Y corroboró que hubo reducciones de hasta 18%

La devaluación provocada tras el resultado electoral de las PASO tuvo rápidamente un consecuente impacto en las listas de precios. Pero luego el Gobierno anunció la eliminación del IVA a 13 categorías de alimentos básicos hasta diciembre, lo que permitió netear los aumentos -es decir, evitar aumentos-  en muchos casos, y lograr que los valores bajen en la góndola en otros.

Esto último sucedió con muchos artículos básicos de primeras marcas, cuyos precios se redujeron hasta 18% (todo el IVA) respecto del valor que tenían el lunes 12 de agosto, justo el día que el dólar voló 30%. En muchos casos hubo aumentos esa semana, pero de acuerdo con los registros que tiene el Gobierno en base al programa “Precios Claros”, tras la quita impositiva anunciada el jueves 15, los precios promedio de muchos productos básicos hoy son más bajos que los que tenían el día de la devaluación.

 Los alimentos que más bajaron fueron el litro de leche descremada larga vida Verónica; el kilo de pan rallado San Agustín, de Molino Cañuelas; y la caja de 25 saquitos de té Virgin Islands, de La Virginia. En todos los casos, la reducción de precio alcanzó el 17%

De acuerdo con un listado de 20 productos al que accedió Infobae, algunos de los alimentos que más bajaron fueron el litro de leche descremada larga vida Verónica; el kilo de pan rallado San Agustín, de Molino Cañuelas; y la caja de 25 saquitos de té Virgin Islands, de La Virginia. En todos los casos, la reducción de precio alcanzó el 17%.

Los valores explicitados son un promedio de todas las cadenas de supermercados que informan sus precios al Gobierno en bases diarias. Los tres casos mencionados son productos que al martes pasado (día del análisis) no habían tenido aumentos de precios antes de la quita del IVA. Por ejemplo, el litro de leche larga vida Verónica costaba, el lunes 12, $56,50, el 16 de agosto, $56,30, y el 20 de agosto, $46,90.

La polenta instantánea Prestopronta de 500 gramos de Arcor también tuvo una baja importante (16%). De $51,80 que costaba el lunes pos elecciones, subió a $52,70 esa semana para quedar hoy, tras la eliminación del IVA, en un valor promedio de $43,50. A su vez, el kilo de yerba con palo plus marca Rosamonte, de Hreniuk, bajó de $183 a $155,90. En este caso, la baja fue del 15%.

Entre los que se redujeron 10% y 13%, se encuentran el kilo de arroz largo fino en bolsa marca Lucchetti y los fideos spaghetti Matarazzo de 500 gramos, de Molinos Río de la Plata; los fideos spaghetti Knorr, de Unilever; la jardinera de hortalizas y legumbres Inalpa de 350 gramos; y el kilo de yerba  bajo polvo con palo concentrado marca Taragui, de Las Marías, de acuerdo con el análisis realizado por la cartera que dirige Ignacio Werner.

Las grandes cadenas de supermercados comenzaron a aplicar la quita del IVA al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial
Las grandes cadenas de supermercados comenzaron a aplicar la quita del IVA al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial

En el caso del litro de leche en sachet 1% La Serenísima, el informe de Comercio asegura que bajó 8%, ya que pasó de un precio promedio de  $47,60 a $43,90 en una semana. A su vez, el litro y medio de aceite de girasol Cocinero, de Molinos, tuvo una merma promedio del 6%. Lo mismo que el yogur Sancor Yogs de Vainilla (pote de 190 gramos), que cayó de $36,4 a $34,40.

Si bien no en todos los casos se refleja una caída de precio, lo que se esmeran en remarcar en Producción es que si no hubiera sido por la quita del IVA en las categorías básicas, los precios en góndola habrían subido fuertemente producto de la devaluación y la incidencia del dólar en los costos de producción. “Logramos morigerar el impacto de la suba del dólar y que los precios se mantengan como estaban hasta el lunes 12”, repiten los funcionarios del ministerio que dirige Dante Sica.

Sica explicó el mecanismo de quita del IVA a los alimentos básicos (Franco Fafasuli)
Sica explicó el mecanismo de quita del IVA a los alimentos básicos (Franco Fafasuli)

Del relevamiento oficial, uno de los productos que mantuvo su precio es el kilo de harina de trigo 000 Pureza, de Molino Cañuelas, que en promedio mantiene su precio en torno a los $42. La marca Caserita, de Andrés Lagomarsino e Hijos, apenas bajó 2%. Es uno de los alimentos al que más le incide la devaluación porque el trigo, principal insumo, tiene valor dólar.

Nuestras listas de precios a los supermercados fueron con aumentos promedio del 15%, por lo que en góndola tendrían que haber bajado 6% promedio, pero hay mucha dispersión de precios“, dijeron en una de las firmas alimenticias que producen alimentos básicos.

FUENTE Infobae

Las acciones argentinas rebotan hasta 8% en Wall Street

Tras el derrumbe histórico del lunes, muestran leves subas.

Verde. Así arrancaron las acciones argentinas que cotizan en Wall Street, luego del histórico derrumbe del lunes post PASO. Sin embargo, luego de las bajas que llegaron hasta 56%, las subas de hasta 8% se ven escasas.

Los bancos resultaron el lunes los más golpeados. El Grupo Financiero Galicia, que había caído 56,1%, este martes suba 2,9%; el Banco Macro mostraba un alza de 3,5% y el Supervielle, de 6%.

Verde. Así arrancaron las acciones argentinas que cotizan en Wall Street, luego del histórico derrumbe del lunes post PASO. Sin embargo, luego de las bajas que llegaron hasta 56%, las subas de hasta 8% se ven escasas.

Los bancos resultaron el lunes los más golpeados. El Grupo Financiero Galicia, que había caído 56,1%, este martes suba 2,9%; el Banco Macro mostraba un alza de 3,5% y el Supervielle, de 6%.

El lunes, el dólar llegó a subir 30% en las primeras horas de la mañana, aunque luego fue recortando el alza y terminó con un aumento del 23% que lo llevó a cerrar a $ 57,30 en el mercado minorista, un alza de $ 11 con relación al viernes.

Para frenar la escalada, el Banco Central salió a vender dólares propios por primera vez desde que fue autorizado por el FMI y colocó US$ 105 millones a través de tres licitaciones.

NE

El dólar se vende a $57 en el Banco Nación y el riesgo país pasa los 1700 puntos

La divisa abrió al alza en el segmento mayorista. En una nueva jornada, volvió a negociarse con fuerte disparidad en bancos y casas de cambio.

Luego del triunfo de Alberto Fernández en las elecciones primarias, el dólar subió más de 23% y llegó a tocar máximos históricos. La divisa abrió a $57 en el Banco Nación, con una suba de 2 pesos desde el cierre del día previo, cuando finalizó a $55. Sin embargo, el lunes llegó a tocar $61 por unidad. 

La divisa mayorista se ofrecía con marcada volatilidad y llegaba a los $57, según Bloomberg. El Mercado Abierto Electrónico (MAE), que informa el precio convalidado, marcaba los $58 en las primeras operaciones de la rueda. El lunes, el dólar subió 11 pesos.

La depreciación del peso tocó el 30%, con un precio de venta al público que alcanzó los $61. Luego, retrocedió tras las subastas del Banco Central y una suba en la tasa de interés. Al cierre de la jornada, el promedio del dólar minorista quedó en $57,30. El dólar mayorista, por su parte, cerró el día en $53, con una suba de $7,69 en la jornada .

e

ste martes, apenas abrió la cotización mayorista, subió más de un 20%. Pasadas las 10.30, llegó a $55,75, con un alza de $10,43 frente al cierre de la semana pasada. Minutos después, volvió a subir y llegó a $61.

Por su parte, el riesgo país trepa más del 80% y llega a los 1600 puntos. El lunes, el indicador que mide el diferencial de tasa que paga la deuda argentina había quedado en 877 puntos. De esta manera, sería la marca más alta en el gobierno de Mauricio Macri después de que el primer día hábil de junio pasado cerrara a 1013.

Fuente Mitre