Economía

Las acciones argentinas rebotan hasta 8% en Wall Street

Tras el derrumbe histórico del lunes, muestran leves subas.

Verde. Así arrancaron las acciones argentinas que cotizan en Wall Street, luego del histórico derrumbe del lunes post PASO. Sin embargo, luego de las bajas que llegaron hasta 56%, las subas de hasta 8% se ven escasas.

Los bancos resultaron el lunes los más golpeados. El Grupo Financiero Galicia, que había caído 56,1%, este martes suba 2,9%; el Banco Macro mostraba un alza de 3,5% y el Supervielle, de 6%.

Verde. Así arrancaron las acciones argentinas que cotizan en Wall Street, luego del histórico derrumbe del lunes post PASO. Sin embargo, luego de las bajas que llegaron hasta 56%, las subas de hasta 8% se ven escasas.

Los bancos resultaron el lunes los más golpeados. El Grupo Financiero Galicia, que había caído 56,1%, este martes suba 2,9%; el Banco Macro mostraba un alza de 3,5% y el Supervielle, de 6%.

El lunes, el dólar llegó a subir 30% en las primeras horas de la mañana, aunque luego fue recortando el alza y terminó con un aumento del 23% que lo llevó a cerrar a $ 57,30 en el mercado minorista, un alza de $ 11 con relación al viernes.

Para frenar la escalada, el Banco Central salió a vender dólares propios por primera vez desde que fue autorizado por el FMI y colocó US$ 105 millones a través de tres licitaciones.

NE

El dólar se vende a $57 en el Banco Nación y el riesgo país pasa los 1700 puntos

La divisa abrió al alza en el segmento mayorista. En una nueva jornada, volvió a negociarse con fuerte disparidad en bancos y casas de cambio.

Luego del triunfo de Alberto Fernández en las elecciones primarias, el dólar subió más de 23% y llegó a tocar máximos históricos. La divisa abrió a $57 en el Banco Nación, con una suba de 2 pesos desde el cierre del día previo, cuando finalizó a $55. Sin embargo, el lunes llegó a tocar $61 por unidad. 

La divisa mayorista se ofrecía con marcada volatilidad y llegaba a los $57, según Bloomberg. El Mercado Abierto Electrónico (MAE), que informa el precio convalidado, marcaba los $58 en las primeras operaciones de la rueda. El lunes, el dólar subió 11 pesos.

La depreciación del peso tocó el 30%, con un precio de venta al público que alcanzó los $61. Luego, retrocedió tras las subastas del Banco Central y una suba en la tasa de interés. Al cierre de la jornada, el promedio del dólar minorista quedó en $57,30. El dólar mayorista, por su parte, cerró el día en $53, con una suba de $7,69 en la jornada .

e

ste martes, apenas abrió la cotización mayorista, subió más de un 20%. Pasadas las 10.30, llegó a $55,75, con un alza de $10,43 frente al cierre de la semana pasada. Minutos después, volvió a subir y llegó a $61.

Por su parte, el riesgo país trepa más del 80% y llega a los 1600 puntos. El lunes, el indicador que mide el diferencial de tasa que paga la deuda argentina había quedado en 877 puntos. De esta manera, sería la marca más alta en el gobierno de Mauricio Macri después de que el primer día hábil de junio pasado cerrara a 1013.

Fuente Mitre

El aumento del dólar generó incertidumbre en los comercios de la región

El mayor impacto fue en las casas de cambio, en las concesionarias y en los corralones. Muchos productos no tenían precio.

La derrota de la fuerza que lidera Mauricio Macri a nivel nacional en las elecciones PASO de ayer provocó una fuerte corrida cambiaria que impactó con fuerza en los comercios de la región. El dólar trepó más de 10 pesos en tan sólo una hora y las casas de cambio dejaron de intercambiar la divisa mientras que algunos comercios del rubro de la construcción y de venta de automóviles paralizaron sus ventas.

La amplia derrota de Macri contra Alberto Fernández, quien lo superó por más de 15 puntos, no pasó desapercibida en los mercados. A la mañana el dólar abrió a 51,50 pesos, rápidamente subió a los 53 y, en un abrir y cerrar de ojos, trepó a los 61, según la cotización del Banco Nación. Pasado el mediodía, bajó a 58.

Aunque por lo general una suba repentina del dólar afecta a casi todos los rubros, en aquellos que suele tener más impacto es en el de la construcción y en el de la venta de automóviles.

La mayoría de las concesionarias neuquinas comenzaron la semana con extensas reuniones para debatir una posible actualización de precios. Incluso una de ellas decidió cerrar sus puertas al público ante el caos cambiario. En otras aseguraron que, por el momento, conservaban los precios de lista.

El panorama en los corralones de la ciudad fue bastante más alborotado y se hizo sentir tanto en las casas más grandes como en los locales más pequeños. “En lo que es la construcción siempre es así”, afirmó el dueño de uno de los corralones neuquinos.

Explicó que “lo que es metalúrgica (hierro, chapa, estructurales y otros material) está todo en valor dólar” por lo que cuando sube la divisa estadounidense “automáticamente aumenta el precio” de estos materiales.

LEE TAMBIÉN

El gerente de otro comercio del rubro aseguró que “está aumentando todo lo que es materia prima importada” y agregó que es muy probable que aumente todo lo demás, ya que es muy común que ante cualquier alza de la divisa estadounidense los empresarios aprovechen para aumentar los precios en general, aunque no estén atados al dólar directamente.

Aunque el mercado no se paralizó completamente, ambos comerciantes sostuvieron que “estuvo todo muy parado”. “Esto es una locura”, reconoció uno de ellos y manifestó que la suba del dolar los afecta “enormemente porque “la deuda que tienen los clientes con el corralón” y que es en pesos no se puede actualizar, entonces “cuando se devalúa el peso” están perdiendo capital. “Es lo que pasa siempre con las devaluaciones violentas”, remarcó.

Fuente Rio Negro


El día después de las PASO: El dólar ya se vende en torno a $ 60 y sube a 904 el riesgo país

En la apertura de los mercados aumenta hasta 15 pesos en los bancos privados. En el mayorista sube 33% y cotiza a $ 60. Riesgo país trepa 5%.

A pocas horas de la consumación del triunfo contundente de Alberto Fernández en las elecciones primarias ante el presidente Mauricio Macri, la primera reacción del mercado dejó en claro que no serán horas fáciles para la economía del país. En el mercado minorista, el dólar ya se vende en torno a $ 60, quince pesos más que la cotización del viernes

Pero hay margen para que la suba continúe porque en el mercado mayorista, donde operan los bancos y las grandes empresas, en pocos minutos pegó un salto de 33% y ya se vende a $ 60,40.

En sintonía, las acciones y los bonos argentinos que cotizan en Nueva York se desploman con caídas de hasta 60% para bancos como el BBVA y el Galicia, mientras que los bonos bajan hasta 8%. Así, el riesgo país, que mide la sobretasa que Argentina paga para endeudarse,  ya está subiendo 5% y se ubica en 904 puntos básicos. Todo indica que este índice seguirá aumentando con el correr de las horas.

En una jornada complicada, los sitios de homebanking de varias entidades están caídos, lo que dificulta las operaciones. Entre ellos el del Banco Nación, que en el comienzo de la rueda estaba vendiendo el dólar  a $ 51,50.

También las sociedades de Bolsa habían ajustado su cotización de la moneda norteamericana inmediatamente después de conocerse los resultados de las PASO.

El viernes, la divisa se había mantenido estable, con una cotización promedio de $ 46,57 para la venta, según los datos oficiales del Banco Central.

clarin

Al filo de las PASO: Los sondeos movieron el mercado: los inversores hicieron sus apuestas

“Los mercados votan todos los días” suele decirse. Claro que para votar, antes tratan de hacerse de la mejor información, o al menos la que consideren más confiable. Este viernes se combinaron varios factores. Pero en el origen de la fuerte suba de cotizaciones de acciones y en menor medida de títulos públicos, estuvieron las encuestas que salieron a mostrar buenas chances electorales para el Gobierno. ¿Cómo llegaba el mercado a esta víspera de las PASO? En cuestión de activos financieros argentinos, los inversores están posicionados, masivamente, “largos en dólares”. Largos es ni más ni menos que comprados, o más fácil aún: dolarizados, tanto en dólar billete como en activos denominados en dólares -sobre todo Letras del Tesoro que vencen antes del 10 de diciembre. Hablamos, claro, de los que mantienen posiciones en Argentina. Muchos se fueron a partir de abril del año pasado, cuando se desató la crisis cambiaria. Vale recordar que los precios están hoy bien abajo de los niveles alcanzados a principios de 2018.

Hasta hoy era, o es, el posicionamiento más lógico para enfrentar el calendario electoral con final tan incierto como el que se viene especulando hasta ahora.Posiciones conservadoras donde la prioridad, más que ganar plata, es no perderla. En otras palabras: si se escapa el dólar, mejor estar en dólares.

También están los “shorteados”, aunque son menos. Estos toman en alquiler activos -bonos o acciones- e inmediatamente los venden, apostando a que con un mal resultado electoral para el Gobierno el domingo, sus precios se desplomen el lunes. Ganan cuando los precios caen. Al caer de precio, la recompra de ese activo sale más barata. Un ejemplo: el que se shortea toma en alquiler un Bonar 24 y paga por él, por ejemplo, 70 dólares. Lo alquila y en el acto lo vende a ese precio y, si su plan se cumple, el lunes lo recompra a, por ejemplo, 65 dólares para luego devolvérselo a su dueño original. Su ganancia (dejamos a un lado comisiones) son esos cinco dólares de diferencia que obtuvo entre la venta y la recompra.

Al aparecer las encuestas que proyectan un resultado favorable para el Gobierno, pueden darse dos casos. El que está dolarizado podría salir a comprar activos en pesos y esto explicaría la suba de acciones. Apuesta a que el dólar se quede quieto o baje el lunes. Son los que no querrían perderse el posible “rally” de acciones y bonos el lunes post electoral.

El que está “short” salió también a comprar para anticiparse a una posible suba de cotizaciones del lunes. Porque si el precio del activo en que está shorteado sube de precio , y él tiene que salir a recomprarlo para devolverlo a su dueño original, podría terminar perdiendo plata. Lo que alquiló y vendió a 70, en lugar de valer 65 termina saltando a 75, por ejemplo. Termina perdiendo 5. A este inversor la suba del mercado lo perjudica

En cualquier caso, todas las movidas de este viernes se dispararon por las encuestas que después de mucho tiempo salieron a mostrar que el oficialismo podría salir bien parado del test de las PASO. Lo contrario a lo que se hablaba, al menos públicamente, hasta ahora.

Los mercados votan todos los días. El lunes volverán a hacerlo. Pero no ya en función de las encuestas, sino de lo que realmente sucedió en las PASO.

Naturalmente las miradas se las llevará el tipo de cambio. El Banco Central llegó con el dólar más o menos quieto, lo que se propuso el 29 de abril, cuando se desató las manos para intervenir. La película sigue.

Fuente clarin

Entre Néstor, Cristina y Macri se “fugaron” u$s172.369 millones

Esta cifra surge tras conocerse el resultado del Balance Cambiario del BCRA del primer semestre del 2019 donde la “formación de activos externos del sector privado no financiero (FAE)” arroja un total de u$s10.881 millones.


En lo que va de la gestión de Cambiemos el nivel de atesoramiento del sector privado, o sea, la compra (legal) de divisas que salen del circuito financiero, asciende ya a u$s70.210 millones.
 Esta cifra surge tras conocerse el resultado del Balance Cambiario del BCRAdel primer semestre del 2019 donde la “formación de activos externos del sector privado no financiero (FAE)” arroja un total de u$s10.881 millones. Es decir que en la previa de las PASO, mensualmente, se han ido u$s1.814 millones. Para el Gobierno y algunos analistas el sector privado ya se dolarizó todo lo que quiso, por eso descuenta que el segundo semestre será más benigno. Veremos. Porque aún quedan varios cartuchos en los cargadores de las familias y empresas. Encima, todavía falta “lo mejor”. Ya que tras las PASO se verán los primeros fuegos de artificios cambiarios para entrar de lleno a la recta final del 27 de octubre. Es cierto que los “nuevos” plazos fijos en pesos apenas representan u$s6.000 millones, pero gran parte del stock existente, hoy de más de $1,5 billones, algo así como u$s28.000 millones, también viene “jugando” con la opción tasa vs. dólar. ¿Cuánto de eso se volcará al dólar? Es la pregunta del millón. Su respuesta dependerá del tenor de las PASO y de las encuestas preliminares a octubre. Por lo pronto, el BCRA sigue agazapado, esperando un verdadero test del mercado. Como cuando el 11 de mayo del 2018 lo pusieron a prueba a Sturzenegger, que vendió u$s1.095 millones en una sola jornada. El resto es conocido. Lo que está claro es que en las pulseadas, entre el BCRA y el mercado, solo pierde la gente.

No es algo de este gobierno y del anterior. Sino, por lo menos, de los últimos 50 años. Sin embargo, al analizar la reciente evolución del FAE o atesoramiento privado es insoslayable que algo se está haciendo mal. En la gestión de Néstor Kirchner se fueron vía atesoramiento u$s17.250 millones, luego en el primer gobierno de Cristina Kirchner la salida de divisas por atesoramiento sumó nada menos que u$s70.135 millones. Vale recordar que ese mandato atravesó la crisis financiera mundial. Luego en el segundo mandato, cepo mediante, la “fuga” fue aminorada a u$s14.775 millones. O sea, en todo el kirchnerismo la salida de capitales alcanzó los u$s102.159 millones. Junto con los más de, hasta ahora, u$s70.000 millones de Macri, la economía argentina “fugó” recursos por u$s172.369 millones. Casi mitad del PBI actual.

Sin duda, hasta ahora, el peor drenaje es el de Cambiemos con un promedio anual de u$s20.060 millones superando el de Cristina I de u$s17.534 millones y ampliamente el de Néstor de u$s3.450 millones. Pero más allá de estas estadísticas, se trata de un stock de recursos que se ha desperdiciado. Es un ahorro genuino del sector privado que no ha sido canalizado hacia la generación de riqueza productiva. O sea, no tuvo como destino financiar ni proyectos ni inversiones como debería haberlo hecho y para lo cual, por ejemplo, el país tenía a las “eliminadas” AFJP para cumplir ese rol, como lo hacen en Chile desde más de tres décadas.

Es importante tener en cuenta el nivel del atesoramiento porque si bien los flujos anuales confunden, sobre todo, al comparar distintos gobiernos, es relevante el stock ya que se trata no solo de un potencial ahorro que puede transformarse en financiamiento genuino sino también puede jugar como un amortiguador tanto del consumo como de la inversión local como así lo hizo al inicio de varios planes de estabilización de los 70, 80 y 90, y que lamentablemente en la gestión Cambiemos aún no jugó. Sin duda la clave es la confianza. Esto se vio principalmente en los lanzamientos de, por ejemplo, el plan austral y la convertibilidad. Si no se recupera la confianza, difícilmente los argentinos “atesorados” ingresen esas divisas al circuito financiero. Sólo resta imaginar qué pasaría si la mitad de los dólares atesorados en la era Macri se volcaran a la economía en 2020. Pero todavía es muy temprano para ello. Como dice el profesor Juan Carlos De Pablo, “¡Ánimo, ya vendrán los problemas!”.

Por qué el oro recién empieza a subir

Los que invirtieron en el commodity van a ganar muchísimo dinero en los próximos años. Las razones por las que el precio del oro está subiendo son mucho más profundas de lo que puede parecer a simple vista.

esta nota se la quiero dirigir especialmente a todos los que invirtieron o pensaron en invertir en oro porque de entender lo que sigue, van a ganar muchísimo dinero en los próximos años.

Hoy vamos a tener un enfoque un poco distinto al de todas las semanas, porque encontramos algo muy importante que todos deberían tener en cuenta. Para eso les preparé un resumen de una nota extensa que escribió Ray Dalio hace unos días. Para quienes no sepan quién es Ray Dalio, es el Fundador de Bridgewater Associates (un Hedge Fund que administra u$s160.000 millones).

¿En qué les va a ser útil leer esto? En que vamos a dejarles en una página lo que él escribió en más de diez.

Lo primero que hay que entender es que estamos muy cerca de entrar en un cambio paradigmático. Esto quiere decir que todas las estrategias financieras que han funcionado muy bien hasta el momento, van a dejar de funcionar.

Nos adelantamos brevemente a las conclusiones, aunque les recomiendo fuertemente que sigan leyendo hasta el final: quienes se sientan hoy seguros estando en renta fija (bonos), deberían repensar su estrategia. Probablemente la estrategia más segura hoy sea estar defendidos en metales como el oro o la plata.

Las razones por las que el precio del oro está subiendo son mucho más profundas de lo que puede parecer a simple vista.

Los paradigmas son períodos de tiempo largos con características especiales en donde los participantes del mercado invierten de acuerdo a esas características, con la expectativa de que las condiciones se mantengan indefinidamente.

En la actualidad, nos encontramos justo ante un cambio de paradigma. Esto quiere decir que las condiciones actuales que sostuvieron al mercado durante estos años están a punto de cambiar. Entonces muchas de las inversiones que fueron rentables en la última década, no lo serán en los próximos años.

El paradigma actual comenzó luego de la crisis de 2008 y está caracterizado principalmente por tasas de interés muy bajas y explosión de la base monetaria.

Para poner en contexto, las principales fuerzas que aún están empujando el paradigma actual son:

  • La política de los bancos centrales de bajar las tasas de interés y de impresión monetaria (Quantitative Easing).
  • La ola de programa de recompra de acciones, fusiones y adquisiciones e inversiones en Private Equity y Venture Capital.
  • El aumento en los márgenes de ganancias gracias a la baja en los costos laborales como consecuencia de la automatización y la globalización.
  • La baja de impuestos corporativos, que aumentó los retornos de las empresas.

Todo esto hizo que subieran con fuerza los precios de los activos financieros. Pero este ciclo está llegando a su fin, porque las tasas de interés están en niveles extremadamente bajos y las políticas de estimulación monetaria tienen cada vez un efecto menor en los mercados y la economía.

Lo importante a tener en cuenta es lo siguiente: nos acercamos a un punto donde habrá una enorme cantidad de deuda y no habrá dinero para pagarla. Y peor aún, las políticas monetarias actuales no servirán como lo hicieron en el pasado.

El punto de inflexión será cuando desmejoren las condiciones económicas y no haya herramientas para estimular la economía. Ese momento llegará con una montaña de deuda a cuestas, tanto soberana como corporativa, que no podrá ser pagada.

Ante esta situación, los gobiernos tendrán sólo dos opciones: favorecer a los deudores, manteniendo las tasas de interés reales negativas, o favorecer a los acreedores, manteniendo las tasas de interés reales positivas.

Si se mantienen las tasas de interés reales positivas, no habrá posibilidad de pagar todas las deudas e inevitablemente eso llevará a una crisis de proporciones gigantes (con numerosas quiebras y el colapso del sistema financiero).

Por eso, la salida más probable (y menos traumática) será la monetización de la deuda (es decir, se pagará la deuda con emisión monetaria) y la devaluación de las grandes divisas (dólar, euro, yen).

Dicho en palabras simples, los bonos seguirán pagando sus cupones, pero serán una pésima inversión, pues pasarán a dar retornos reales negativos. Si alguien cobra un cupón del 2% pero la inflación del dólar es del 4%, queda claro que habrá perdido poder adquisitivo. Eso quiere decir retorno real negativo y hacia allá vamos.

En los próximos diez años muchas cosas van a cambiar. Debemos prepararnos para una pérdida del valor del dinero y olvidarnos de los bonos como vehículos de inversión.

Por eso es que el oro en particular, y los metales preciosos en general, serán probablemente los mejores activos para invertir. No por nada, han sido el mejor refugio de valor durante miles de años.

Fuente: Ambito financiero

El dólar detuvo su marcha alcista y cayó a $44,51 (pero en la semana saltó 89 centavos)

El dólar operó en baja por primera vez en la semana en bancos y agencias de la city porteña según el promedio de Ámbito. En el Banco Nación, el billete cerró a $44,40. En el mercado mayorista, en tanto, la moneda cedió dos centavos a $43,35. Por último, el blue cotiza estable a $44,95.

El dólar cortó este viernes una racha de cuatro subas consecutivas, al caer cinco centavos a $44,51, un día después de tocar su valor más alto en cinco semanas en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de Ámbito.

Sin embargo, el billete registró su segunda semana con incrementos, al acumular un ascenso de 89 centavos durante los últimos cinco días, en medio de un clima de cautela e incertidumbre ante la proximidad de las PASO, que reactivó la dolarización de carteras.

En el Banco Nación, en tanto, el billete cerró a $44,40 (en el canal electrónico se consiguió a $44,35).

En el mercado mayorista, por su parte, el dólar mayorista cedió dos centavos a $43,35.

Sorpresivamente la divisa comenzó el día ofertada producto de la liquidación de exportadores cerealeros, llegando a marcar un mínimo de $ 43,12, luego de trepar 50 centavos el jueves, en un contexto de firme demanda.

Dólar Oficial
01-07-2019
03-07-2019
05-07-2019
11-07-2019
15-07-2019
17-07-2019
19-07-2019
23-07-2019
25-07-2019
29-07-2019
42,5
43,0
43,5
44,0
44,5
45,0
fecha Dólar Oficial
01-07-2019 43,48
02-07-2019 43,45
03-07-2019 43,25
04-07-2019 42,89
05-07-2019 43,1
10-07-2019 43,09
11-07-2019 42,92
12-07-2019 42,85
15-07-2019 43,41
16-07-2019 43,78
17-07-2019 43,71
18-07-2019 43,61
19-07-2019 43,62
22-07-2019 43,61
23-07-2019 43,87
24-07-2019 44,05
25-07-2019 44,56
26-07-2019 44,51
29-07-2019 44,98
De todos modos, operadores manifestaron que el agro solo ingresó esta semana un promedio de u$s90 millones diarios.

Ya en horas del mediodía, comenzó a forjarse una demanda más sólida, después de la primera licitación de u$s30 millones a $ 43,1256, por parte del BCRA a cuenta del Tesoro. Luego, sobre el cierre, subastó otros u$s30 millones, a un precio promedio de $ 43,3483.

Pero además la autoridad monetaria desplegó nuevamente toda su artillería en el mercado de futuros para calmar a los compradores, más allá de que la tasa implícita siga muy alta, por encima de 55%TNA. “Alcanza ese nivel en todos los plazos que operó la autoridad monetaria, que además ofreció contratos para el año que viene”, dijo un operador..

Cuando cesó la oferta, el precio comenzó a subir hasta marcar un máximo de $43,40, cerca del cierre del jueves. Con oscilaciones y alternando pequeñas bajas y subas, finalmente los valores se acomodaron sobre el epílogo en un nivel discretamente más bajo que el de la víspera.

El volumen total operado en cambios descendió un 9% a u$s716,4 millones.

En el mercado comentaron que el apetito por el billete verde fue limitado por el menú de activos en pesos disponible en el mercado. El Tesoro Nacional ofreció este viernes Lecaps, y colocó casi $52.000 millones, con tasas en el tramo más largo (mayo 2020) cercanas al 65% anual.

En la semana, el dólar mayorista acumuló una suba de 93 centavos respecto de los valores registrados en el final del viernes pasado.

La segunda suba semanal consecutiva confirmó el final del proceso de bajas del dólar, volviéndolo a colocar en los niveles exhibidos a mediados de junio pasado.

“El piso de $ 43,- por unidad parece haberse instalado con cierta comodidad y la proximidad del fin de mes y el habitual proceso de cierre de posiciones colabora para impedir una baja de la cotización que la vuelva a colocar en lo inmediato en el rango de fines de la semana pasada”, expresó el analista Gustavo Quintana.

Tasa de Leliq

El Banco Central convalidó este viernes otra suba en la tasa de las Leliq, de 35,5 puntos básicos, al finalizar a 59,587%. De esta forma, durante la semana el retorno de estos instrumentos avanzó 88 puntos básicos.

El total adjudicado este viernes fue de $265.881 millones y a partir de esta operatoria se generó una contracción de liquidez de $21.828 millones.

En la primera licitación del día, el BCRA convalidó Letras de Liquidez a siete días de plazo a una tasa promedio de corte que se ubicó en 59,504%, con un monto adjudicado de $175.821 millones.

En la segunda subasta, el monto adjudicado a siete días de plazo fue de $90.060 millones a una tasa promedio de corte de 59,750%, siendo la tasa máxima adjudicada de 59,8989% y la mínima 59,000%.

Dólar blue, futuros y reservas

Asimismo, el dólar blue o informal cerró estable a $44,95. Por su lado, el contado con liqui cedió 28 centavos a $43,51.

En el mercado del dinero, el call money bancario se mantuvo en el 58%.

En la plaza de futuros del ROFEX, a su vez, los plazos cortos bajaron en promedio 14 centavos, con importantes intervenciones del BCRA, mientras que el volumen cayó un 12% a u$s1.454 millones.

Los precios finales para los meses de julio y agosto, cedieron a $43,655 y $45,655; con las tasas bajando, a 51,36 % y 53,91%, respectivamente.

Mientras tanto, las reservas brutas del Banco Centralrepuntaron u$s103 millones hasta los u$s68.066 millones.

Dólar en el mundo toca máximo de dos meses

El dólar trepó hasta máximos de dos meses este viernes, luego de que datos que mostraron que la economía de Estados Unidos se desaceleró menos de lo esperado en el segundo trimestre no alteraron las perspectivas de que la Fed recortará las tasas por primera vez en una década la próxima semana.

El avance del dólar se vio respaldado también por la ampliación de los diferenciales de rendimiento entre la deuda estadounidense y la alemana. La brecha se mantiene en máximos de dos meses de 250,5 puntos básicos.

Los inversores se vieron decepcionados por la falta de medidas de política monetaria por parte del Banco Central Europeo el jueves. Su atención se enfocará ahora en la reunión de la Reserva Federal de la próxima semana, en la que se espera una rebaja de un cuarto de punto porcentual en las tasas de interés.

El viernes se conoció un reporte mejor que lo esperado sobre el Producto Interno Bruto estadounidense en el segundo trimestre, pero los analistas no creen que vaya a cambiar la forma de pensar de la Fed.

El PBI creció a una tasa anualizada del 2,1% en el segundo trimestre, ya que un alza en el gasto del consumidor compensó en parte la disminución de las exportaciones y un menor aumento en los inventarios, lo que podría aliviar la inquietud sobre la salud de la economía.

“No creo que esto cambie mucho el panorama para la Fed la próxima semana. Todavía esperamos una rebaja de 25 puntos básicos en la reunión”, dijo Erik Nelson, estratega de monedas de Wells Fargo Securities en Nueva York.

Hacia el final de la jornada, el índice dólar, que compara al billete verde con una cesta de seis destacadas monedas, subió un 0,2%, a 98,009, tras haber tocado su nivel más alto desde fines de mayo. El índice acumuló un alza de 0,9% en la semana, luego de su incremento de cerca de 0,4% en la semana previa.

El euro cedió un 0,17%, a 1,11275 dólares, recuperándose de un mínimo de dos meses de 1,1102 dólares tocado tras la decisión del BCE del jueves. En la semana, la moneda europea cedió un 0,8%.

Temas

¿Cómo es la moneda de 5 pesos que reemplazará al billete?

Los billetes de 5 pesos saldrán de circulación desde el 1 de febrero del 2020. Tomá nota de los detalles de su reemplazo.

Tras el anuncio de salida de circulación de los billetes de 5 pesos, hay que tener en consideración los detalles de la moneda de 5 pesos, que entró en circulación el año pasado pero que muchos todavía no han podido tener en sus billeteras.

La moneda es color plata y tiene como protagonista al arrayán, siguiendo la línea de la nueva familia de monedas que exhiben a árboles típicos de nuestro país.

“Al igual que el caso de los animales autóctonos presentes en los billetes, la elección de los árboles apunta a celebrar el valor de los recursos naturales de la Argentina y sembrar conciencia sobre la preservación ambiental”, explicó en su momento el Banco Central de la República Argentina.

“En virtud de su extensa vida útil, las monedas se adaptan mejor que los billetes para los valores de baja denominación, que en el caso de los billetes sufren el deterioro por el uso con mayor rapidez”, justificó el BCRA.

El arrayán es el árbol protagonista de la moneda de 5 pesos, que circula hace varios meses.

La moneda de 5 pesos está acuñada en acero  con níquel y su color es plateado. Mide 23 milímetros, pesa 7,3 gramos, tiene un espesor de 2,2 milímetros y el canto es liso.

El diseño presenta en el anverso, en el centro, la representación del arrayán. En el arco superior el texto “REPÚBLICA ARGENTINA”, y en el inferior, “Arrayán”.

En el reverso, sobre la derecha, la flor del arrayán acompañada por el año de acuñación “2017”. En el arco superior, el lema “EN UNIÓN Y LIBERTAD”. La ubicación de la denominación “5 PESOS” señala la Patagonia, región donde esta especie es más representativa.

Los billetes de 5 pesos podrán utilizarse hasta el 31 de enero de 2020, aunque desde agosto comenzarán a ser retirados.

El Banco Central informó que los billetes con la cara de San Martín hasta el 31 de enero de 2020 se podrán utilizar en todos los negocios y comercios para cualquier transacción.

Desde el 1 de agosto de este año y hasta el 28 de febrero del próximo año, las entidades financieras deberán recibir los billetes de $ 5 para su canje o acreditación en cuentas.

Actualmente, circulan 510,6 millones de unidades de este billete, con la imagen del General José de San Martín en su anverso, que se emitió a partir de 1998, recordó la entidad.

Vale recordar que en mayo de 2018, el billete de 2 pesos quedó fuera de circulación.

El BCRA informó que “continúa proveyendo de monedas a través de los canales habilitados a las entidades financieras, como también a las empresas o asociaciones empresariales que estén interesadas, que podrán dirigirse a operaciones.monedas@bcra.gob.ar para obtener mayor información”.

(Los Andes)

DEUDA EXTERNA Con el nuevo desembolso del FMI, Argentina habrá insumido en un año el 78% del crédito de u$s57 mil millones

El Fondo liberó otros 5.400 millones de dólares y habrá entregado así en apenas un año 44.300 millones del crédito de 57 mil millones que se había tomado “de manera precautoria” según el Gobierno.

El directorio ejecutivo del FMI avalará este viernes el segundo desembolso del año para la Argentina, luego de que el país haya aprobado las metas fijadas para el segundo semestre del año. Serán unos 5.400 millones de dólares, que luego de la ratificación serán girados la semana próxima para que se sumen a las arcas de las reservas del Banco Central.

Con este nuevo desembolso el gobierno de Mauricio Macri habrá insumido ya, y en apenas un año, el 78% del crédito stand by de 57 mil millones de dólares que aseguró había acordado sólo de manera precautoria. Macri se aseguró además los fondos para cumplir con todos los vencimientos de deuda que le restan afrontar a la Argentina este año.

La habilitación del dinero había sido anunciada el lunes por el director a cargo del organismo, David Lipton (luego de la renuncia de Christine Lagarde.

Desde el año pasado el FMI aportó 44.600 millones de dólares de los 57 mil millones comprometidos. Aún quedan tres envios más para cerrar el stand by.

El FMI ya había liberado el primer desembolso del año en abril pasado, autorizando el giro de unos 10.800 millones de dólares. Con el desembolso pactado para la semana próxima, el FMI habrá enviado ya al país desde junio del año pasado, unos 44.600 millones.

Restarían para completar el acuerdo unos 12.700 millones de dólares que, si se aprueban las futuras revisiones, ingresarían antes de fin de año, completando los 57.300 millones del total del stand by firmado con el organismo en 2018.

El Gobierno deberá esperar ahora que desde el FMI se programe la próxima misión pactada con el organismo para la revisión del tercer trimestre de 2019. Se estima que la visita de Roberto Cardarelli y el grupo que fiscaliza habitualmente el caso argentino llegará al país en la segunda quincena de agosto. Será la primera de las misiones que tendrán como jefe máximo al actual responsable interino del FMI, Lipton.

El economista norteamericano había sido hasta abril de este año, enemigo de liberar los u$s6.000 millones para contener eventuales corridas contra el dólar. Sin embargo no tuvo reparos en aprobar las metas del segundo trimestre.

Fuente: Minuto Uno