Economía

Acuerdan pagar un bono de hasta 3.000 pesos a empleadas domésticas

La Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares acordó establecer una “asignación excepcional no remunerativa” de entre 1.000 a 3.000 pesos para el personal de casas particulares, que se pagará en octubre y diciembre de este año, se informó oficialmente.

“En virtud de las diversas modalidades de contratación existentes bajo este régimen, se ha establecido una segmentación que contempla la cantidad de horas semanales de la jornada de trabajo”, sostuvo en un comunicado el Ministerio de Producción y Trabajo, que conduce Dante Sica.

Se explicó que “los trabajadores que realicen una jornada mayor a las dieciséis horas semanales recibirán un bono de $ 3.000, a pagarse en dos cuotas de $ 1.500”.

Las personas que cumplan en las casas particulares “una jornada semanal de menos de 16 horas y más de 12 horas semanales, recibirán un bono de $ 1.500, a pagarse en dos cuotas de $ 750”.
Y “los trabajadores que cumplan una jornada semanal inferior a las 12 horas semanales, recibirán un bono de $ 1.000, a pagarse en dos cuotas de $ 500”, precisó la cartera laboral.

FUENTE RN

Con las compras por el Día de la Madre la AFIP reactiva la devolución del IVA

Activarán una app para que los consumidores carguen tickets de compra y reciban a cambio dinero en la SUBE o en el CBU.

La AFIP pondrá en marcha un sistema para devolver el IVA a los consumidores en las compras que hagan en fechas de alta actividad comercial. Con este mecanismo, el organismo busca estimular a los consumidores para que se conviertan en un eslabón en la lucha contra la evasión. Para lograrlo devolverá el IVA de estas compras y lo acreditará en la tarjeta SUBE o en las cuentas bancarias de los usuarios.

Según anunció el titular del organismo, Leandro Cuccioli, la prueba piloto de este “plan de fidelización” llamado SUMA se pondrá en marcha en las semanas previas al Día de la Madre, que este año se celebra el 20 de octubre. El primer paso es descargar esta app -que estará disponible a partir de este fin de semana- en el celular. Los primeros 50.000 consumidores que activen SUMA estarán participando de esta prueba piloto. Entonces, cuando compren artículos en locales relacionados con el Día de Madre -peluquerías, perfumerías, locales de indumentaria y celulares, entro otros- deberán cargar en la app los datos de la factura de compra. Y luego indicarle a la AFIP como quieren que se acrediten esos fondos. Hay tres opciones: como carga en la tarjeta SUBE, en una cuenta bancaria propia a través del CBU o a modo de donación para una ONG.
De este modo, los contribuyentes podrán “recuperar” el IVA que abonaron en la compra. El plan tiene límites: la AFIP solo reintegrará hasta $ 200 por ticket de compra con un tope de $ 1.000 en el mes.

El plan es activar el sistema SUMA en las fechas claves de consumo y hacerlo masivo en las proximidades de las Fiestas de fin de año.

De esta manera, la AFIP retoma el camino de estimular la fiscalización y el cumplimiento por parte de los contribuyentes a partir del reintegro del IVA. El sistema de devolverles a los consumidores parte del IVA estuvo vigente hasta hace tres años, cuando se reintegraban 5 puntos porcentuales sobre las compras hechas con tarjeta de débito. La medida fue dada de baja por el entonces ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, con el argumento de que el foco estaba puesto en la reducción del déficit fiscal. Con ese objetivo este año también se anuló la devolución del 15% de este impuesto en las compras hechas por jubilados y beneficiarios de planes sociales.La recaudación a través del IVA, el impuesto más importante del sistema tributario, viene atravesando momentos difíciles por el impacto de la recesión. En septiembre este tributo solo creció 34,4%, muy por debajo de la inflación estimada para ese período, que alcanzó el 47% interanual según los cálculos de la consultora LCG.

Cuáles son los productos de primeras marcas que bajaron de precio en los supermercados tras la eliminación del IVA

La Secretaría de Comercio Interior hizo un relevamiento de cómo incidió la baja del IVA en los precios de los alimentos básicos. Y corroboró que hubo reducciones de hasta 18%

La devaluación provocada tras el resultado electoral de las PASO tuvo rápidamente un consecuente impacto en las listas de precios. Pero luego el Gobierno anunció la eliminación del IVA a 13 categorías de alimentos básicos hasta diciembre, lo que permitió netear los aumentos -es decir, evitar aumentos-  en muchos casos, y lograr que los valores bajen en la góndola en otros.

Esto último sucedió con muchos artículos básicos de primeras marcas, cuyos precios se redujeron hasta 18% (todo el IVA) respecto del valor que tenían el lunes 12 de agosto, justo el día que el dólar voló 30%. En muchos casos hubo aumentos esa semana, pero de acuerdo con los registros que tiene el Gobierno en base al programa “Precios Claros”, tras la quita impositiva anunciada el jueves 15, los precios promedio de muchos productos básicos hoy son más bajos que los que tenían el día de la devaluación.

 Los alimentos que más bajaron fueron el litro de leche descremada larga vida Verónica; el kilo de pan rallado San Agustín, de Molino Cañuelas; y la caja de 25 saquitos de té Virgin Islands, de La Virginia. En todos los casos, la reducción de precio alcanzó el 17%

De acuerdo con un listado de 20 productos al que accedió Infobae, algunos de los alimentos que más bajaron fueron el litro de leche descremada larga vida Verónica; el kilo de pan rallado San Agustín, de Molino Cañuelas; y la caja de 25 saquitos de té Virgin Islands, de La Virginia. En todos los casos, la reducción de precio alcanzó el 17%.

Los valores explicitados son un promedio de todas las cadenas de supermercados que informan sus precios al Gobierno en bases diarias. Los tres casos mencionados son productos que al martes pasado (día del análisis) no habían tenido aumentos de precios antes de la quita del IVA. Por ejemplo, el litro de leche larga vida Verónica costaba, el lunes 12, $56,50, el 16 de agosto, $56,30, y el 20 de agosto, $46,90.

La polenta instantánea Prestopronta de 500 gramos de Arcor también tuvo una baja importante (16%). De $51,80 que costaba el lunes pos elecciones, subió a $52,70 esa semana para quedar hoy, tras la eliminación del IVA, en un valor promedio de $43,50. A su vez, el kilo de yerba con palo plus marca Rosamonte, de Hreniuk, bajó de $183 a $155,90. En este caso, la baja fue del 15%.

Entre los que se redujeron 10% y 13%, se encuentran el kilo de arroz largo fino en bolsa marca Lucchetti y los fideos spaghetti Matarazzo de 500 gramos, de Molinos Río de la Plata; los fideos spaghetti Knorr, de Unilever; la jardinera de hortalizas y legumbres Inalpa de 350 gramos; y el kilo de yerba  bajo polvo con palo concentrado marca Taragui, de Las Marías, de acuerdo con el análisis realizado por la cartera que dirige Ignacio Werner.

Las grandes cadenas de supermercados comenzaron a aplicar la quita del IVA al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial
Las grandes cadenas de supermercados comenzaron a aplicar la quita del IVA al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial

En el caso del litro de leche en sachet 1% La Serenísima, el informe de Comercio asegura que bajó 8%, ya que pasó de un precio promedio de  $47,60 a $43,90 en una semana. A su vez, el litro y medio de aceite de girasol Cocinero, de Molinos, tuvo una merma promedio del 6%. Lo mismo que el yogur Sancor Yogs de Vainilla (pote de 190 gramos), que cayó de $36,4 a $34,40.

Si bien no en todos los casos se refleja una caída de precio, lo que se esmeran en remarcar en Producción es que si no hubiera sido por la quita del IVA en las categorías básicas, los precios en góndola habrían subido fuertemente producto de la devaluación y la incidencia del dólar en los costos de producción. “Logramos morigerar el impacto de la suba del dólar y que los precios se mantengan como estaban hasta el lunes 12”, repiten los funcionarios del ministerio que dirige Dante Sica.

Sica explicó el mecanismo de quita del IVA a los alimentos básicos (Franco Fafasuli)
Sica explicó el mecanismo de quita del IVA a los alimentos básicos (Franco Fafasuli)

Del relevamiento oficial, uno de los productos que mantuvo su precio es el kilo de harina de trigo 000 Pureza, de Molino Cañuelas, que en promedio mantiene su precio en torno a los $42. La marca Caserita, de Andrés Lagomarsino e Hijos, apenas bajó 2%. Es uno de los alimentos al que más le incide la devaluación porque el trigo, principal insumo, tiene valor dólar.

Nuestras listas de precios a los supermercados fueron con aumentos promedio del 15%, por lo que en góndola tendrían que haber bajado 6% promedio, pero hay mucha dispersión de precios“, dijeron en una de las firmas alimenticias que producen alimentos básicos.

FUENTE Infobae

Las acciones argentinas rebotan hasta 8% en Wall Street

Tras el derrumbe histórico del lunes, muestran leves subas.

Verde. Así arrancaron las acciones argentinas que cotizan en Wall Street, luego del histórico derrumbe del lunes post PASO. Sin embargo, luego de las bajas que llegaron hasta 56%, las subas de hasta 8% se ven escasas.

Los bancos resultaron el lunes los más golpeados. El Grupo Financiero Galicia, que había caído 56,1%, este martes suba 2,9%; el Banco Macro mostraba un alza de 3,5% y el Supervielle, de 6%.

Verde. Así arrancaron las acciones argentinas que cotizan en Wall Street, luego del histórico derrumbe del lunes post PASO. Sin embargo, luego de las bajas que llegaron hasta 56%, las subas de hasta 8% se ven escasas.

Los bancos resultaron el lunes los más golpeados. El Grupo Financiero Galicia, que había caído 56,1%, este martes suba 2,9%; el Banco Macro mostraba un alza de 3,5% y el Supervielle, de 6%.

El lunes, el dólar llegó a subir 30% en las primeras horas de la mañana, aunque luego fue recortando el alza y terminó con un aumento del 23% que lo llevó a cerrar a $ 57,30 en el mercado minorista, un alza de $ 11 con relación al viernes.

Para frenar la escalada, el Banco Central salió a vender dólares propios por primera vez desde que fue autorizado por el FMI y colocó US$ 105 millones a través de tres licitaciones.

NE

El dólar se vende a $57 en el Banco Nación y el riesgo país pasa los 1700 puntos

La divisa abrió al alza en el segmento mayorista. En una nueva jornada, volvió a negociarse con fuerte disparidad en bancos y casas de cambio.

Luego del triunfo de Alberto Fernández en las elecciones primarias, el dólar subió más de 23% y llegó a tocar máximos históricos. La divisa abrió a $57 en el Banco Nación, con una suba de 2 pesos desde el cierre del día previo, cuando finalizó a $55. Sin embargo, el lunes llegó a tocar $61 por unidad. 

La divisa mayorista se ofrecía con marcada volatilidad y llegaba a los $57, según Bloomberg. El Mercado Abierto Electrónico (MAE), que informa el precio convalidado, marcaba los $58 en las primeras operaciones de la rueda. El lunes, el dólar subió 11 pesos.

La depreciación del peso tocó el 30%, con un precio de venta al público que alcanzó los $61. Luego, retrocedió tras las subastas del Banco Central y una suba en la tasa de interés. Al cierre de la jornada, el promedio del dólar minorista quedó en $57,30. El dólar mayorista, por su parte, cerró el día en $53, con una suba de $7,69 en la jornada .

e

ste martes, apenas abrió la cotización mayorista, subió más de un 20%. Pasadas las 10.30, llegó a $55,75, con un alza de $10,43 frente al cierre de la semana pasada. Minutos después, volvió a subir y llegó a $61.

Por su parte, el riesgo país trepa más del 80% y llega a los 1600 puntos. El lunes, el indicador que mide el diferencial de tasa que paga la deuda argentina había quedado en 877 puntos. De esta manera, sería la marca más alta en el gobierno de Mauricio Macri después de que el primer día hábil de junio pasado cerrara a 1013.

Fuente Mitre

El aumento del dólar generó incertidumbre en los comercios de la región

El mayor impacto fue en las casas de cambio, en las concesionarias y en los corralones. Muchos productos no tenían precio.

La derrota de la fuerza que lidera Mauricio Macri a nivel nacional en las elecciones PASO de ayer provocó una fuerte corrida cambiaria que impactó con fuerza en los comercios de la región. El dólar trepó más de 10 pesos en tan sólo una hora y las casas de cambio dejaron de intercambiar la divisa mientras que algunos comercios del rubro de la construcción y de venta de automóviles paralizaron sus ventas.

La amplia derrota de Macri contra Alberto Fernández, quien lo superó por más de 15 puntos, no pasó desapercibida en los mercados. A la mañana el dólar abrió a 51,50 pesos, rápidamente subió a los 53 y, en un abrir y cerrar de ojos, trepó a los 61, según la cotización del Banco Nación. Pasado el mediodía, bajó a 58.

Aunque por lo general una suba repentina del dólar afecta a casi todos los rubros, en aquellos que suele tener más impacto es en el de la construcción y en el de la venta de automóviles.

La mayoría de las concesionarias neuquinas comenzaron la semana con extensas reuniones para debatir una posible actualización de precios. Incluso una de ellas decidió cerrar sus puertas al público ante el caos cambiario. En otras aseguraron que, por el momento, conservaban los precios de lista.

El panorama en los corralones de la ciudad fue bastante más alborotado y se hizo sentir tanto en las casas más grandes como en los locales más pequeños. “En lo que es la construcción siempre es así”, afirmó el dueño de uno de los corralones neuquinos.

Explicó que “lo que es metalúrgica (hierro, chapa, estructurales y otros material) está todo en valor dólar” por lo que cuando sube la divisa estadounidense “automáticamente aumenta el precio” de estos materiales.

LEE TAMBIÉN

El gerente de otro comercio del rubro aseguró que “está aumentando todo lo que es materia prima importada” y agregó que es muy probable que aumente todo lo demás, ya que es muy común que ante cualquier alza de la divisa estadounidense los empresarios aprovechen para aumentar los precios en general, aunque no estén atados al dólar directamente.

Aunque el mercado no se paralizó completamente, ambos comerciantes sostuvieron que “estuvo todo muy parado”. “Esto es una locura”, reconoció uno de ellos y manifestó que la suba del dolar los afecta “enormemente porque “la deuda que tienen los clientes con el corralón” y que es en pesos no se puede actualizar, entonces “cuando se devalúa el peso” están perdiendo capital. “Es lo que pasa siempre con las devaluaciones violentas”, remarcó.

Fuente Rio Negro


El día después de las PASO: El dólar ya se vende en torno a $ 60 y sube a 904 el riesgo país

En la apertura de los mercados aumenta hasta 15 pesos en los bancos privados. En el mayorista sube 33% y cotiza a $ 60. Riesgo país trepa 5%.

A pocas horas de la consumación del triunfo contundente de Alberto Fernández en las elecciones primarias ante el presidente Mauricio Macri, la primera reacción del mercado dejó en claro que no serán horas fáciles para la economía del país. En el mercado minorista, el dólar ya se vende en torno a $ 60, quince pesos más que la cotización del viernes

Pero hay margen para que la suba continúe porque en el mercado mayorista, donde operan los bancos y las grandes empresas, en pocos minutos pegó un salto de 33% y ya se vende a $ 60,40.

En sintonía, las acciones y los bonos argentinos que cotizan en Nueva York se desploman con caídas de hasta 60% para bancos como el BBVA y el Galicia, mientras que los bonos bajan hasta 8%. Así, el riesgo país, que mide la sobretasa que Argentina paga para endeudarse,  ya está subiendo 5% y se ubica en 904 puntos básicos. Todo indica que este índice seguirá aumentando con el correr de las horas.

En una jornada complicada, los sitios de homebanking de varias entidades están caídos, lo que dificulta las operaciones. Entre ellos el del Banco Nación, que en el comienzo de la rueda estaba vendiendo el dólar  a $ 51,50.

También las sociedades de Bolsa habían ajustado su cotización de la moneda norteamericana inmediatamente después de conocerse los resultados de las PASO.

El viernes, la divisa se había mantenido estable, con una cotización promedio de $ 46,57 para la venta, según los datos oficiales del Banco Central.

clarin

Al filo de las PASO: Los sondeos movieron el mercado: los inversores hicieron sus apuestas

“Los mercados votan todos los días” suele decirse. Claro que para votar, antes tratan de hacerse de la mejor información, o al menos la que consideren más confiable. Este viernes se combinaron varios factores. Pero en el origen de la fuerte suba de cotizaciones de acciones y en menor medida de títulos públicos, estuvieron las encuestas que salieron a mostrar buenas chances electorales para el Gobierno. ¿Cómo llegaba el mercado a esta víspera de las PASO? En cuestión de activos financieros argentinos, los inversores están posicionados, masivamente, “largos en dólares”. Largos es ni más ni menos que comprados, o más fácil aún: dolarizados, tanto en dólar billete como en activos denominados en dólares -sobre todo Letras del Tesoro que vencen antes del 10 de diciembre. Hablamos, claro, de los que mantienen posiciones en Argentina. Muchos se fueron a partir de abril del año pasado, cuando se desató la crisis cambiaria. Vale recordar que los precios están hoy bien abajo de los niveles alcanzados a principios de 2018.

Hasta hoy era, o es, el posicionamiento más lógico para enfrentar el calendario electoral con final tan incierto como el que se viene especulando hasta ahora.Posiciones conservadoras donde la prioridad, más que ganar plata, es no perderla. En otras palabras: si se escapa el dólar, mejor estar en dólares.

También están los “shorteados”, aunque son menos. Estos toman en alquiler activos -bonos o acciones- e inmediatamente los venden, apostando a que con un mal resultado electoral para el Gobierno el domingo, sus precios se desplomen el lunes. Ganan cuando los precios caen. Al caer de precio, la recompra de ese activo sale más barata. Un ejemplo: el que se shortea toma en alquiler un Bonar 24 y paga por él, por ejemplo, 70 dólares. Lo alquila y en el acto lo vende a ese precio y, si su plan se cumple, el lunes lo recompra a, por ejemplo, 65 dólares para luego devolvérselo a su dueño original. Su ganancia (dejamos a un lado comisiones) son esos cinco dólares de diferencia que obtuvo entre la venta y la recompra.

Al aparecer las encuestas que proyectan un resultado favorable para el Gobierno, pueden darse dos casos. El que está dolarizado podría salir a comprar activos en pesos y esto explicaría la suba de acciones. Apuesta a que el dólar se quede quieto o baje el lunes. Son los que no querrían perderse el posible “rally” de acciones y bonos el lunes post electoral.

El que está “short” salió también a comprar para anticiparse a una posible suba de cotizaciones del lunes. Porque si el precio del activo en que está shorteado sube de precio , y él tiene que salir a recomprarlo para devolverlo a su dueño original, podría terminar perdiendo plata. Lo que alquiló y vendió a 70, en lugar de valer 65 termina saltando a 75, por ejemplo. Termina perdiendo 5. A este inversor la suba del mercado lo perjudica

En cualquier caso, todas las movidas de este viernes se dispararon por las encuestas que después de mucho tiempo salieron a mostrar que el oficialismo podría salir bien parado del test de las PASO. Lo contrario a lo que se hablaba, al menos públicamente, hasta ahora.

Los mercados votan todos los días. El lunes volverán a hacerlo. Pero no ya en función de las encuestas, sino de lo que realmente sucedió en las PASO.

Naturalmente las miradas se las llevará el tipo de cambio. El Banco Central llegó con el dólar más o menos quieto, lo que se propuso el 29 de abril, cuando se desató las manos para intervenir. La película sigue.

Fuente clarin

Entre Néstor, Cristina y Macri se “fugaron” u$s172.369 millones

Esta cifra surge tras conocerse el resultado del Balance Cambiario del BCRA del primer semestre del 2019 donde la “formación de activos externos del sector privado no financiero (FAE)” arroja un total de u$s10.881 millones.


En lo que va de la gestión de Cambiemos el nivel de atesoramiento del sector privado, o sea, la compra (legal) de divisas que salen del circuito financiero, asciende ya a u$s70.210 millones.
 Esta cifra surge tras conocerse el resultado del Balance Cambiario del BCRAdel primer semestre del 2019 donde la “formación de activos externos del sector privado no financiero (FAE)” arroja un total de u$s10.881 millones. Es decir que en la previa de las PASO, mensualmente, se han ido u$s1.814 millones. Para el Gobierno y algunos analistas el sector privado ya se dolarizó todo lo que quiso, por eso descuenta que el segundo semestre será más benigno. Veremos. Porque aún quedan varios cartuchos en los cargadores de las familias y empresas. Encima, todavía falta “lo mejor”. Ya que tras las PASO se verán los primeros fuegos de artificios cambiarios para entrar de lleno a la recta final del 27 de octubre. Es cierto que los “nuevos” plazos fijos en pesos apenas representan u$s6.000 millones, pero gran parte del stock existente, hoy de más de $1,5 billones, algo así como u$s28.000 millones, también viene “jugando” con la opción tasa vs. dólar. ¿Cuánto de eso se volcará al dólar? Es la pregunta del millón. Su respuesta dependerá del tenor de las PASO y de las encuestas preliminares a octubre. Por lo pronto, el BCRA sigue agazapado, esperando un verdadero test del mercado. Como cuando el 11 de mayo del 2018 lo pusieron a prueba a Sturzenegger, que vendió u$s1.095 millones en una sola jornada. El resto es conocido. Lo que está claro es que en las pulseadas, entre el BCRA y el mercado, solo pierde la gente.

No es algo de este gobierno y del anterior. Sino, por lo menos, de los últimos 50 años. Sin embargo, al analizar la reciente evolución del FAE o atesoramiento privado es insoslayable que algo se está haciendo mal. En la gestión de Néstor Kirchner se fueron vía atesoramiento u$s17.250 millones, luego en el primer gobierno de Cristina Kirchner la salida de divisas por atesoramiento sumó nada menos que u$s70.135 millones. Vale recordar que ese mandato atravesó la crisis financiera mundial. Luego en el segundo mandato, cepo mediante, la “fuga” fue aminorada a u$s14.775 millones. O sea, en todo el kirchnerismo la salida de capitales alcanzó los u$s102.159 millones. Junto con los más de, hasta ahora, u$s70.000 millones de Macri, la economía argentina “fugó” recursos por u$s172.369 millones. Casi mitad del PBI actual.

Sin duda, hasta ahora, el peor drenaje es el de Cambiemos con un promedio anual de u$s20.060 millones superando el de Cristina I de u$s17.534 millones y ampliamente el de Néstor de u$s3.450 millones. Pero más allá de estas estadísticas, se trata de un stock de recursos que se ha desperdiciado. Es un ahorro genuino del sector privado que no ha sido canalizado hacia la generación de riqueza productiva. O sea, no tuvo como destino financiar ni proyectos ni inversiones como debería haberlo hecho y para lo cual, por ejemplo, el país tenía a las “eliminadas” AFJP para cumplir ese rol, como lo hacen en Chile desde más de tres décadas.

Es importante tener en cuenta el nivel del atesoramiento porque si bien los flujos anuales confunden, sobre todo, al comparar distintos gobiernos, es relevante el stock ya que se trata no solo de un potencial ahorro que puede transformarse en financiamiento genuino sino también puede jugar como un amortiguador tanto del consumo como de la inversión local como así lo hizo al inicio de varios planes de estabilización de los 70, 80 y 90, y que lamentablemente en la gestión Cambiemos aún no jugó. Sin duda la clave es la confianza. Esto se vio principalmente en los lanzamientos de, por ejemplo, el plan austral y la convertibilidad. Si no se recupera la confianza, difícilmente los argentinos “atesorados” ingresen esas divisas al circuito financiero. Sólo resta imaginar qué pasaría si la mitad de los dólares atesorados en la era Macri se volcaran a la economía en 2020. Pero todavía es muy temprano para ello. Como dice el profesor Juan Carlos De Pablo, “¡Ánimo, ya vendrán los problemas!”.

Por qué el oro recién empieza a subir

Los que invirtieron en el commodity van a ganar muchísimo dinero en los próximos años. Las razones por las que el precio del oro está subiendo son mucho más profundas de lo que puede parecer a simple vista.

esta nota se la quiero dirigir especialmente a todos los que invirtieron o pensaron en invertir en oro porque de entender lo que sigue, van a ganar muchísimo dinero en los próximos años.

Hoy vamos a tener un enfoque un poco distinto al de todas las semanas, porque encontramos algo muy importante que todos deberían tener en cuenta. Para eso les preparé un resumen de una nota extensa que escribió Ray Dalio hace unos días. Para quienes no sepan quién es Ray Dalio, es el Fundador de Bridgewater Associates (un Hedge Fund que administra u$s160.000 millones).

¿En qué les va a ser útil leer esto? En que vamos a dejarles en una página lo que él escribió en más de diez.

Lo primero que hay que entender es que estamos muy cerca de entrar en un cambio paradigmático. Esto quiere decir que todas las estrategias financieras que han funcionado muy bien hasta el momento, van a dejar de funcionar.

Nos adelantamos brevemente a las conclusiones, aunque les recomiendo fuertemente que sigan leyendo hasta el final: quienes se sientan hoy seguros estando en renta fija (bonos), deberían repensar su estrategia. Probablemente la estrategia más segura hoy sea estar defendidos en metales como el oro o la plata.

Las razones por las que el precio del oro está subiendo son mucho más profundas de lo que puede parecer a simple vista.

Los paradigmas son períodos de tiempo largos con características especiales en donde los participantes del mercado invierten de acuerdo a esas características, con la expectativa de que las condiciones se mantengan indefinidamente.

En la actualidad, nos encontramos justo ante un cambio de paradigma. Esto quiere decir que las condiciones actuales que sostuvieron al mercado durante estos años están a punto de cambiar. Entonces muchas de las inversiones que fueron rentables en la última década, no lo serán en los próximos años.

El paradigma actual comenzó luego de la crisis de 2008 y está caracterizado principalmente por tasas de interés muy bajas y explosión de la base monetaria.

Para poner en contexto, las principales fuerzas que aún están empujando el paradigma actual son:

  • La política de los bancos centrales de bajar las tasas de interés y de impresión monetaria (Quantitative Easing).
  • La ola de programa de recompra de acciones, fusiones y adquisiciones e inversiones en Private Equity y Venture Capital.
  • El aumento en los márgenes de ganancias gracias a la baja en los costos laborales como consecuencia de la automatización y la globalización.
  • La baja de impuestos corporativos, que aumentó los retornos de las empresas.

Todo esto hizo que subieran con fuerza los precios de los activos financieros. Pero este ciclo está llegando a su fin, porque las tasas de interés están en niveles extremadamente bajos y las políticas de estimulación monetaria tienen cada vez un efecto menor en los mercados y la economía.

Lo importante a tener en cuenta es lo siguiente: nos acercamos a un punto donde habrá una enorme cantidad de deuda y no habrá dinero para pagarla. Y peor aún, las políticas monetarias actuales no servirán como lo hicieron en el pasado.

El punto de inflexión será cuando desmejoren las condiciones económicas y no haya herramientas para estimular la economía. Ese momento llegará con una montaña de deuda a cuestas, tanto soberana como corporativa, que no podrá ser pagada.

Ante esta situación, los gobiernos tendrán sólo dos opciones: favorecer a los deudores, manteniendo las tasas de interés reales negativas, o favorecer a los acreedores, manteniendo las tasas de interés reales positivas.

Si se mantienen las tasas de interés reales positivas, no habrá posibilidad de pagar todas las deudas e inevitablemente eso llevará a una crisis de proporciones gigantes (con numerosas quiebras y el colapso del sistema financiero).

Por eso, la salida más probable (y menos traumática) será la monetización de la deuda (es decir, se pagará la deuda con emisión monetaria) y la devaluación de las grandes divisas (dólar, euro, yen).

Dicho en palabras simples, los bonos seguirán pagando sus cupones, pero serán una pésima inversión, pues pasarán a dar retornos reales negativos. Si alguien cobra un cupón del 2% pero la inflación del dólar es del 4%, queda claro que habrá perdido poder adquisitivo. Eso quiere decir retorno real negativo y hacia allá vamos.

En los próximos diez años muchas cosas van a cambiar. Debemos prepararnos para una pérdida del valor del dinero y olvidarnos de los bonos como vehículos de inversión.

Por eso es que el oro en particular, y los metales preciosos en general, serán probablemente los mejores activos para invertir. No por nada, han sido el mejor refugio de valor durante miles de años.

Fuente: Ambito financiero