zapala8340

El camino secreto de un cadáver llamado Eva

Jorge Fernández Díaz dio inicio a Pensándolo bien leyendo un artículo de Marcelo Larraquy que narra la escalofriante y macabra historia del cadáver de Eva Duarte de Perón.

El 14 de octubre de 1955, casi un mes después del golpe militar, Juana Ibarguren de Duarte pidió al general Eduardo Lonardi, a cargo de la Presidencia de facto, la posesión del cadáver de su hija. Lo hizo a través de una nota en la embajada de Ecuador.

El médico español Pedro Ara Sarriá la embalsamó tras su muerte, el 26 de julio de 1952. Había trabajado cuarenta meses sobre su cuerpo en un laboratorio montado en la sede de la CGT. Le había quitado el rictus de dolor en su rostro originado por el cáncer. El cadáver parecía una escultura de cera. Evita era su obra.

En su apurada huida a la cañonera que lo trasladó a Paraguay, el día del golpe de Estado que lo derrocó, Juan Domingo Perón había dejado el féretro del segundo piso de la sede sindical.

Imagen relacionada

El cadáver de Eva formó parte de la batalla política.

La Revolución Libertadora, que había derribado sus monumentos, que había saqueado y quemado sus imágenes de los organismos públicos, que prohibió por decreto oficial mencionarla en público, no sabía qué hacer con ese cuerpo embalsamado.

Los generales, pero sobre todo los almirantes, querían provocar en el pueblo peronista una amnesia colectiva para que su memoria, sus realizaciones, quedaran en el olvido.

El cadáver de Eva Perón se transformó en un enemigo de las Fuerzas Armadas desde que asumieron el poder.

Durante más de un año, no supieron qué hacer con ese cuerpo, dónde ponerlo, cómo tratarlo.

Temían que si la enterraban en un espacio de acceso público, su veneración, su poder simbólico, se convirtiera en foco de la resistencia peronista contra el régimen militar.

Imagen relacionada

El general Pedro Aramburu, que sucedió a Lonardi, prometió a la familia Duarte que Eva tendría una “sepultura cristiana”.

De inmediato convocó al doctor Pedro Ara para que certificara que el cadáver era el de Eva. Ara, que jamás tuvo dudas, le tomó radiografías que aseguró su identidad. Era ella.

Ocho días después de la promesa de “sepultura cristiana”, Aramburu decidió la operación de ocultamiento: el secuestro.

El 22 de noviembre de 1955, el jefe de la inteligencia militar (SIE) Carlos Moori Koenig ingresó con un grupo de oficiales a la CGT, le quitó un rosario enlazado entre sus manos, tapó el ataúd y lo retiró en un camión.

Fue una operación militar, secreta.

A partir de entonces el cadáver se convirtió en una pesadilla para sus captores. La inteligencia militar creía que comandos peronistas clandestinos, artífices de la resistencia, vigilaban los alrededores del edificio de la CGT y habían perseguido al camión.

El camión deambuló durante horas sin destino, con la custodia de los hombres de inteligencia. Lo estacionaron y luego lo desplazaron en forma continua. Hasta que finalmente el cuerpo fue trasladado a una casa del Servicio de Inteligencia del Ejército en el barrio de Belgrano.

Cuando aparecieron velas al pie de los árboles y también en los balcones, los agentes supusieron que los comandos clandestinos la habían localizado y preparaban una operación armada de rescate.

El cadáver tuvo distintos traslados en sedes de inteligencia. Moori Koening quiso llevarlo a su casa, pero su mujer se lo impidió. Entonces el mayor Eduardo Arandía, su asistente, propuso trasladarla altillo de su casa. Una madrugada supuso que alguien entraba en el escondite y mató de dos tiros a su esposa embarazada, que regresaba del baño en la oscuridad.

El cadáver los estaba enloqueciendo.

Después Moori Koenig la guardó en un armario junto a su despacho en Viamonte 1816, la sede del SIE. Pero fue separado de su cargo cuando se supo que manoseaba el cuerpo.

Evita permaneció oculto en el SIE más de un año. No sabían qué hacer con ella. Ara les había asegurado que lo único que podría destruir su obra era el fuego. La Marina, entonces, propuso cremarla, o lanzarla al fondo del mar, con la cobertura de un bloque de cemento. Terminar con sus restos para siempre.

El Ejército, en cambio, era proclive a una sepultura cristiana, pero fuera del país. Una sepultura que evitara que el reclamo por su cuerpo se convirtiera en una bandera de lucha política del peronismo.

Para entonces, el gobierno militar ya había convocado a elecciones para el año 1958, con la proscripción del peronismo. Tras una consulta con Francisco Manrique, jefe de la Casa Militar de la Presidencia, el general Aramburu tomó el control del destino del cadáver y decidió enterrarla en el exterior.

Lo ayudó la Santa Sede.

En enero de 1957, el nuevo jefe de la inteligencia militar, el coronel Héctor Cabanillas, inició el “Operación Traslado”. Un sacerdote de la Compañía San Pablo, Francisco Rotger, con vinculaciones castrenses y relación personal con el papa Pío XII, los orientó para introducirse en el mundo del Vaticano.

La Iglesia les sugirió que debían presentar el caso como un “gesto humanitario de preservación” del cuerpo. Un gesto que buscaba de una “finalidad ética, moral”, para que el cadáver tomara distancia de la posibilidad de una profanación o fuera víctima de las pasiones políticas.

Un oficial de inteligencia, el teniente coronel Gustavo Adolfo Ortiz, viajó a Roma y contactó al superior de la Compañía San Pablo, el padre Giovanni Penco. Comenzaron a obrar los oficios secretos. Al Superior de la Compañía se le ocurrió que Evita debía ser transportada bajo la identidad de una ciudadana italiana fallecida, que tenía la voluntad póstuma de ser enterrada en Italia.

Se le ocurrió también el nombre: “María Maggi de Magistris”.

Entonces contrataron en el cementerio Maggiore de Milán una sepultura por 30 años y anticiparon a las autoridades la llegada del cadáver.

La inteligencia militar argentina se ocupó de inventarle una vida: “Maggi de Magistris” había nacido en Dálmine, provincia de Bérgamo, Italia, en 1910 y había fallecido en 1951 en San Vicente, cementerio en el que estaba enterrada. Todo esto era falso.

Pero los agentes de inteligencia falsificaron la documentación para volverlo real, o verosímil, a los ojos de los procedimientos burocráticos.

Consiguieron un permiso de inhumación del registro civil de San Vicente, hicieron gestiones consulares, solicitaron el visado, y presentaron la documentación en una funeraria.

La contrataron para que se ocupara del servicio de traslado ultramar.

Con la documentación prolijamente ordenada de “De Magistris”, el cadáver de Evita fue retirado del SIE y entregado al cuidado de la funeraria en el centro de Buenos Aires.

El mismo padre Rotger supervisó el operativo, junto a un grupo de inteligencia que realizaba guardia sobre cada movimiento del cadáver de Evita.

El 23 de abril de 1957, el cuerpo partió desde la bodega del barco “Conte Biancamano”. Su destino: Génova.

Un oficial del SIE, Manuel Sorolla, acompañó los restos bajo el nombre falso de “Carlo Maggi”, supuesto hermano de la difunta.

El otro oficial era el coronel Hamilton Alberto Díaz, presentado como “Giorgio Magistris”, el viudo. En el puerto los esperaba el coronel Cabanillas. Giuseppina Airoldi, laica de la Compañía de San Pablo, se ocupó de realizar los trámites de inhumación en Milán.

El operativo fue exitoso.

El cadáver de Evita fue enterrada el 14 de mayo de 1957 en la sepultura 41 del sector 86 del cementerio Maggiore, en el barrio Mussoco de Milán.

Durante 14 años Airoldi llevaría flores y rezaría frente a la tumba de “María Maggi de Magistris”.

El coronel Cabanillas, jefe del SIE, guardó la documentación confidencial en una caja de seguridad en Uruguay.

En la Argentina, el cadáver de Evita era un enigma. Los sucesivos gobiernos no tuvieron información sobre su destino.

Un artículo de la revista Panorama de enero de 1966 informaba que la inteligencia militar había enviado tres ataúdes para enterrarla en Europa (Bélgica, Alemania e Italia). En uno de ellos estaba el cuerpo de Evita.

El peronismo no la había olvidado. El cadáver de Eva seguía generando ritos, veneraciones, y el reclamo de su paradero. En la Plata, un rumor popular indicaba que había sido enterrada en la iglesia San Francisco, la misma iglesia en la que Eva se había casado con Perón en 1945.

En mayo de 1970, cuando Montoneros secuestró al general Aramburu, y lo trasladó a Timote, lo interrogaron sobre el cadáver. Aramburu respondió que Eva tenía sepultura cristiana, y estaba protegida por el Vaticano, pero no dio precisiones.

Montoneros realizó acciones de inteligencia en Europa para recuperar el cuerpo. Tenía la voluntad de entregárselo a Perón. El rescate de Evita significaría la recuperación de su mensaje y la apropiación de su legado.

La inteligencia militar sospechaba también que el jefe de la CGT, José Rucci, trabajaba sobre la misma pista que Montoneros: había viajado dos veces a Milán en busca de información sobre Eva.

Cuando Lanusse, presidente de facto desde marzo de 1971, decidió la restitución del cuerpo de Eva a Perón, en el marco de una negociación política, toda la maquinaria de inteligencia invirtió el procedimiento para la exhumación.

El padre Rotger anticipó la novedad al nuevo superior de la Compañía San Pablo, padre Giulio Madurini (Penco había muerto en 1965), y dos oficiales de inteligencia lo visitaron a fines de agosto de 1971 durante un retiro espiritual.

Los agentes eran Cabanillas y Sorolla.

Con la documentación de “María Maggi de Magistris”, “Carlos Maggi” (Sorolla) contrató un servicio fúnebre en Milán para el traslado del cadáver a España.

Les tomaría dos días llegar a Madrid para consumar la cesión al general exiliado.

El viaje también fue accidentado.

El chofer italiano Roberto Germano condujo el féretro engañado por la inteligencia argentina. Germano creía que trasladaba el cuerpo de María de Magistris. Cuando el coche estaba cerca de Madrid, lo apartaron del volante, y se dirigieron a la casa de Perón. Varios autos vigilaban el traslado.

El 3 de septiembre de 1971, a las 20.50, ingresaron a Puerta de Hierro.

En la residencia estaba Jorge Rojas Silveyra, embajador argentino en Madrid y quien mantenía la negociación con Perón, para efectivizar la entrega del cuerpo, que había sido ocultado por casi 16 años.

Perón había convocado al doctor Pedro Ara, quien la había embalsamado, para confirmar, otra vez, que se trataba de ella. También estaba el padre Elías Gómez, confesor de Perón, para asistirlo espiritualmente. Luego arribaron a Puerta de Hierro las hermanas de Evita, Blanca y Herminda. El secretario de Perón, José López Rega y el entonces delegado político Jorge Paladino, además del personal doméstico, fueron testigos del hecho.

López Rega no quería que se firmara el acta de devolución hasta que no se corroborara la autenticidad del cadáver.

Perón se cortó cuando intentó abrir el féretro. Las manos comenzaron a sangrarle.

Eva estaba dentro de una caja de zinc, en el interior de una caja de madera.

Perón la vio pálida, amarilla. Parecía que la hubiesen quemado.

Ara advirtió que había un aplastamiento en la nariz provocado por la presión del cristal de la tapa, además de dos ligeras marcas en la frente, del lado derecho, por la misma razón. Las mejillas, los labios, el mentón conservaban la misma forma. La túnica mortaja era más corta. Ahora se podían ver los pies. Pero las puntas de los dedos estaban maltratados a causa de roces o presiones. Los brazos mantenían la misma postura, como lo había dejado en 1955. Pero en la parte superior habían quedado huellas de los choques del cuerpo con los costados de la caja.

Isabel, con las hermanas de Eva, le cambiaron la ropa. Le pusieron un vestido nuevo y la colocarla en una mesa del primer piso de la residencia, cubierta con una sábana blanca.

Victoria y Rosario, dos de las empleadas domésticas, le llevaban flores frescas cada mañana.

Los primeros días Perón pasaba muchas horas junto a ella.

López Rega también. Le insistía a Isabel que la presencia del cadáver en la casa la ayudaría a afirmar su personalidad, y podría valerse por sí sola cuando el General no estuviera. Ésa era la misión que se había impuesto desde que la había conocido en 1965: que Isabel tuviera una personalidad avasalladora, como la de Evita.

El cadáver permaneció desde ese 3 de septiembre hasta que se decidió trasladarla a Buenos Aires.

El 17 de noviembre de 1974, después de la muerte de Perón, en un operativo secreto coordinado por López Rega, que sorprendió a los sindicalistas, el cadáver de Evita llegó a la base de Morón y luego, en un avión militar, aterrizó en Aeroparque. La custodia del entonces ministro de Bienestar Social, miembros de la Triple A, con ametralladoras a la vista, rodeó el auto fúnebre que trasladaba el cuerpo de Eva para dar seguridad al traslado.

Una multitud saludaba el paso del auto.

El cadáver fue colocado en una pequeña cripta en la residencia de Olivos, junto al de Perón.

Habían pasado 19 años de su secuestro del segundo piso de la CGT. Después, apenas usurpara el poder, en octubre de 1976 el general Jorge Rafale Videla ordenó que se la llevaran.

Eva fue trasladada al cementerio de la Recoleta, donde hoy descansan sus restos.

La cueca neuquina en el Festival de Malambo

El Ballet Popular Argentino de Plottier participó en el reconocido certamen nacional mostrando al país la riqueza artística de la provincia.

Hace 27 años Isaid González subía al escenario del Festival Nacional del Malambo y se transformaba en el primer campeón que tenía la provincia en esa disciplina.

La semana pasada se concretó la edición número 52 del festival y, como desde hace dos años, el Ballet Popular Argentino, dirigido por Isaid, Zulema Retamal y Luján González, fue el representante neuquino.

“Nosotros participamos en el selectivo que se hizo en la provincia, que fue en Plaza Huincul en noviembre, y ahí fuimos seleccionados como conjunto. Es el segundo año consecutivo que llevamos el conjunto de danza, elegido por el selectivo. Anteriormente estuvimos 14 años participando en forma continua ya que desde el año 90 me tocó ser delegado y teníamos que armar la delegación para ir a este festival”, contó Isaid sobre cómo se dio esta nueva oportunidad para artistas folclóricos neuquinos.

El ballet que se formó en el año 2000 y que va cambiando su elenco de acuerdo con los proyectos o las obras folclóricas que va interpretando, llegó al Festival Nacional de Malambo como una obra 100% neuquina.

“Nosotros actuamos el primer día, nuestra participación estuvo basada exclusivamente en la cueca neuquina. Nuestra presentación fue difundir esta danza que prácticamente es nueva para la gente del país”, comentó el bailarín que co-dirige el grupo sobre la performance en el famoso festival de Laborde.

Para la ocasión, el ballet estuvo compuesto por bailarines de toda la provincia.

“Empezamos a trabajar en agosto con esta propuesta que llevamos a escena. En el conjunto de bailarines se incluía a bailarines del interior, de Chos Malal, de Tricao Malal, Huinganco como para afianzar la propuesta que estábamos llevando”, subrayó el ex campeón nacional de malambo.

Pero no sólo fueron bailarines sino que en el espectáculo también se contó con el apoyo musical de la cantora de Buta Ranquil Laura Millaqueo y de los músicos Marcelo Salas y Juan Pablo Godoy.

“Para nosotros ese festival es muy importante y más este año porque tuvimos a la directora del ballet, Zulema Retamal, que participó como paisana, representando a la mujer neuquina y en la apertura oficial a una de la bailarinas de nuestro elenco, y también directora, Luján González. Estuvo participando en lo que es el staff del ballet de la apertura que es muy importante porque lo integran bailarines, en su mayoría profesionales, que son de distintos puntos del país”, destacó Isaid

El ballet que cuenta con coreografías de Fernando Rodríguez – “uno de los profesores más importantes del país”, según González- y con la asistencia técnica del profesor Juan Carlos Báez de Córdoba tiene como objetivo para este año “abrir talleres y una escuela de Malambo”, así como también “incorporar más bailarines del interior y de la región para ir cumpliendo objetivos”.

Y por supuesto que seguirá en el camino por el que transitó estos 19 años: haciendo presentaciones en diferentes festivales a lo largo y ancho de la Argentina y generando obras folclóricas para mostrar en teatros y centros culturales.

FUENTE RIO NEGRO

Detuvieron a un neuquino que robó 16 barriles de cerveza artesanal valuados en $90 mil

Estaban vacíos, pero cada uno tiene un valor de 150 dólares. Los elementos se encontraban en un depósito a la vera de la Ruta Nacional 151. Por el hecho se realizaron cuatro allanamientos y detuvieron a un neuquino.


Una mujer de 28 años denunció que delincuentes le robaron un total de 16 barriles de cerveza artesanal vacíos valuados en $90 mil. El hecho ocurrió el 17 de enero en un depósito ubicado a la vera de la Ruta Nacional 151, en Cipolletti. En el marco de la investigación, personal de las fuerzas rionegrinas y de la Brigada de Investigaciones realizaron cuatro allanamientos en Neuquén capital y se detuvo a uno de los presuntos responsables.


El jefe de la Comisaría Cuarta, Osvaldo Huanque, comentó a este diario que durante las primeras indagaciones pudieron dar con las grabaciones de las cámaras de seguridad y otros datos que fueron puestos a disposición del fiscal de turno, Martín Pezzeta. A su vez, agregó que -a través de las imágenes obtenidas- lograron identificar a una camioneta Toyota Hilux que habría participado del robo.

“Cada uno de los barriles de acero inoxidable de 50 litros cuesta alrededor de 150 dólares cada uno, por lo que estimamos que el valor total de lo robado es de $90 mil, comentó el comisario Osvaldo Huanque.

“Por esta razón se solicitaron órdenes de allanamiento para varios domicilios ubicados en Neuquén capital, los cuales se llevaron a cabo el domingo a primera hora de la mañana. Si bien la policía de la localidad vecina realizó las diligencias, también participaron los efectivos de Río Negro. Allí se logró secuestrar la camioneta pick up y se demoró al propietario de la misma, a quien se le formularon los cargos correspondientes”, informó.

El imputado por el robo 

tiene 36 años y está domiciliado en el barrio Valentina Sur, en Neuquén capital.

Por su parte, desde la Policía de Neuquén comentaron que los allanamientos se realizaron en tres viviendas ubicadas en el barrio Valentina Sur y un local comercial dedicado al rubro alimenticio ubicado sobre la calle Gobernador Anaya al 400.

Al respecto de los barriles, Huanque aseguró que aún no los encontraron pero que, sin embargo, continúan con la búsqueda para dar con su ubicación.

LMN


“Superluna de sangre”: todo sobre el eclipse que se verá este domingo

  • Este eclipse es el primer gran acontecimiento astronómico del 2019.
  • Se verá en todo el continente americano.
  • Se desarrollará entre las 23.37 y las 4.48.

En Zapala, el pasado 28 de septiembre del 2015 los aficionados disfrutaron del eclipse de luna que inicio a las 21 hs y finalizo a las 2 de la madrugada.
Sin embargo, fue a las 23.11 cuando se dio el eclipse en su totalidad, con el cielo casi totalmente a oscuras, para luego dar lugar a una hermosa “luna de sangre” de un intenso color rojo.

Secuencia de la fase de la Luna- imágenes registrada en Zapala por el Fotógrafo Dario Martinez, el pasado 28 de septiembre del 2015

Una Luna más grande de lo habitual y de color rojizo, vulgarmente conocida como “superluna de sangre”, se verá desde todo el continente americano en la noche del domingo 20 de enero como consecuencia de un eclipse lunar y será el primer gran acontecimiento astronómico de 2019 en Argentina.

Este evento, sumado a un eclipse total de sol que se producirá el próximo 2 de julio, forma parte del menú de platos fuertes del calendario astronómico argentino de este año. 

“El 2019 es un año particular ya que se producirá no sólo este eclipse total de Luna la próxima madrugada del 20 de enero, sino que el 2 de julio se estará produciendo un eclipse total de Sol que va a ser un evento muy impresionante a nivel visual”, explicó hoy a Télam la astrofísica Andrea Buccino.

Respecto del eclipse lunar, Buccino señaló que “lo que sucede es que la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, por lo que esta última entra en el cono de sombra de la Tierra. Esto hace que la luz del Sol llegue al satélite natural atravesando la atmósfera terrestre lo que produce una dispersión y por eso la Luna se verá rojiza”.


  • ¿Por qué es un triple show astronómico el eclipse de este domingo?

La doctora en Física e investigadora del Conicet precisó que todo el eclipse se desarrollará “entre las 23.37 del 20 de enero y las 4.48 del 21 de enero; pero mientras la Luna pasa por este cono de sombra se dice que está en el fase ‘umbra'” y que esto sucederá exactamente entre las 1.41 a las 2.43 del lunes 21.

“El fenómeno podrá observarse desde toda América y su punto más álgido de observación será entre las 0.34 del 20 y las 3.51 hora local”, detalló.

Además, la especialista indicó que la Luna estará ese día a 357.700 kilómetros de la Tierra transitando el “perigeo”, que es la zona de la órbita lunar cuando está más próxima a nuestro planeta y, si bien no será el momento de mayor cercanía (lo que sucederá el 19 de febrero cuando esté 356.761 kilómetro), se verá un poco más grande de lo habitual.

Buccino, que aclaró que el eclipse de Luna será visible a simple vista y sin protección especial, dijo que “todos estos fenómenos astronómicos se dan constantemente y son producto de los movimientos naturales de los cuerpos celestes, lo que los hace especiales es que algunos pueden observarse desde la Tierra”.

Dentro de estos hitos, el 2 de julio de este año se producirá un eclipse solar total, lo que implica que desde la Tierra veremos al Sol completamente tapado por la Luna.

“Ese eclipse se podrá apreciar en su totalidad en una gran franja del país que va desde Lobos (en el sur de la provincia de Buenos Aires) hasta San Juan” y “se trata de un hecho que genera mucho espectacularidad visual porque el sol realmente se oculta y baja la temperatura”, describió la astrofísica y dijo que el mismo fenómeno se repetirá el 14 de diciembre de 2020.

(Así es el fenómeno de la “superluna”)

Esos dos eclipses de sol serán tan particulares que la Asociación Argentina de Astronomía tiene un programa que se llama Totalidad (www.totalidad.com.ar) para difundir actividades relacionadas. 

La Asociación Argentina de Astronomía informó que “está realizando gestiones para repartir anteojos en algunas escuelas para poder observar el eclipse solar”

Sobre la utilidad científica de estudiar esta clase de eventos, Buccino comentó que, por ejemplo, en el Observatorio de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) en la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas hay un grupo de estudio “que se dedica a astrometría y que puede predecir estos fenómenos para saber con exactitud cuándo y cómo ocurrirán”.

Caso Ciccioli, a 25 años: “A Naty la violaron, la mataron y la enterraron por acá cerca”

Esa es la historia que le cierra a Mirta Acosta, mamá de la nena de 12 años desaparecida en San Martín de los Andes el 16 de enero 1994.

Por Guillermo Elia – policiales@lmneuquen.com.ar

Natalia Ciccioli tenía apenas 12 años cuando salió sola de su casa, en San Martín de los Andes, para ir a tomar un helado al centro. Nunca más se supo de ella. Se barajaron distintas hipótesis, desde que había ido sola hasta la trata de personas, pero a Mirta, su mamá, la única versión que le cierra es que la violaron, la mataron y enterraron su cuerpo para no dejar evidencias.

El 16 de enero se cumplieron 25 años de la desaparición. LMN dialogó con Mirta, que vivió la fecha con un especial pesar porque es la primera vez que está sola en un aniversario ya que el año pasado falleció su esposo, Miguel Ciccioli.

“Naty es una herida que no cierra y que no va a cerrar nunca”, aseguró la mujer ni bien comenzó la charla, y afirmó que debió hacerse fuerte porque tiene dos hijos más a los que debía atender.

–¿Cómo fue esa última jornada con Natalia?

Ese domingo (16 de enero de 1994) recuerdo que yo estaba amasando para hacer fideos y Naty me vino a pedir ayuda para cortar un jean viejo que quería convertirlo en short. Le dije que esperara que termine de hacer los fideos y ahí mi marido le ayudo. Así que se lo midieron y lo cortaron. Después se quedaron un rato deflecándolo porque quería usarlo para ir al centro. Luego de almorzar, me pidió ir al centro a tomar un helado porque en el camino solía encontrarse con su grupo de amigos. Como tenía 12 años, pocas veces la habíamos dejado ir al centro, unas tres o cuatro como mucho. Me acuerdo que vino por atrás mientras yo lavaba los platos y me abrazó y me dio un beso hermoso. Eso fue lo último que me dejó.

–A 25 años de su desaparición, ¿cuál es la versión que más te cierra de lo que le pudo haber ocurrido?

Para mí, un hijo de puta la agarró, la violó, la mató y enterró el cuerpo para que no lo descubran. Eso es lo que yo siento como mamá, siento que Nati está por acá cerca. Encima, la geografía de San Martín, con la inmensa cordillera y los lagos, hace que sea difícil encontrar un cuerpo.

–¿Y cómo hacés para convivir con esa ausencia?

Al principio me culpé y después, cada tanto. Me pasa por momentos que me sigo culpando por haberla dejado ir sola. Hay días en los que me digo que un hijo de puta se le cruzó en el camino, y al otro día digo que si yo hubiese estado con ella ese hijo de puta no le habría hecho nada. A partir de la desaparición, jamás me imaginé que iba a hacer todo lo que hice. Con mi esposo (Miguel), siempre unidos por el amor, nos fuimos dando fuerzas. Cuando uno flaqueaba, el otro lo apuntalaba, y eso nos permitió seguir. El año pasado mi esposo murió y esta es la primera vez que vivo el aniversario de la desaparición de Naty sola, eso me ha pegado muy fuerte.

“La Policía nos subestimó”

“Ese día, cuando no volvía llamamos a las amigas y salimos a buscarla. A las 19 fuimos a la comisaría, donde nos subestimaron porque no quisieron salir a buscarla argumentando que teníamos que esperar porque seguro que se había ido con un noviecito o por su cuenta. Al final, nos ayudaron más los vecinos del pueblo que la Policía”, recordó Mirta. Y contó que desde la fuerza se contactaron cuando el caso tuvo repercusión mediática: “A mi marido lo llamó el jefe de la policía de ese entonces para decirle que bajara los decibeles. Mi marido le dijo que iba a hacer todo lo que tuviera que hacer para encontrar a nuestra hija”. También recordó que en ese momento la Justicia tampoco se movió lo suficiente.

Foto Portada Federico Soto

Un fuerte sismo sacudió la costa central de Chile y también se sintió en Argentina

El temblor fue de magnitud 6,7 en la escala de Ritcher. Se registraron dos víctimas en la región de Coquimbo.

Un sismo de magnitud 6,7 en la escala de Richter con epicentro en el mar frente a la costa central de Chile se sintió éste sábado en cinco regiones, principalmente Coquimbo, Valparaíso y Atacama, además de O’Higgins y la Metropolitana.

El temblor ocurrió a las 22.33 y su epicentro se localizó en el océano a 16 kilómetros al noroeste de la localidad de Tongoy, en la céntrica región de Coquimbo a unos 400 kilómetros al norte de Santiago, en la costa del océano Pacífico.

El sismo se produjo a una profundidad de 69,2 kilómetros, informó el Centro Sismológico de la Universidad de Chile. En las redes sociales, usuarios reportaron que el sismo también se sintió en provincias como Córdoba, Mendoza y San Juan.

En un primer momento, la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) decretó una evacuación preventiva de la zona costera de Coquimbo cercana al epicentro ante la posibilidad de que se produjera un tsunami, aunque minutos después el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de Chile (SHOA) y la propia Onemi descartaron la alerta.

Según el organismo, se registraron dos víctimas fatales durante el sismo, que fallecieron a causa de un paro cardíaco en la región de Coquimbo.

Según la Onemi, el temblor se percibió con intensidad VIII de la escala internacional de Mercalli en las localidades de Coquimbo y La Serena, en la región de Coquimbo.

Con intensidad VI pudo sentirse en las localidades de Freirina, Vallenar y Huasco (región de Atacama), y en Zapallar (región Valparaíso).

Con intensidad V se apreció en Santiago, Peñaflor, El Monte y Talagante (región Metropolitana); Valparaíso y Quillota (región Valparaíso); y Alto del Carmen, Copiapó y Tierra Amarilla (región Atacama).

Con intensidades menores a V se percibió además en la región de O’Higgins, al sur de Santiago y a más de 500 kilómetros del epicentro.

La Onemi informó de que todavía se están evaluando los posibles daños que haya podido causar el sismo en las zonas afectadas.

Fuente: EFE

Rescataron a tres navegantes que pasaron la noche perdidos en Collón Curá

Los hombres estaban totalmente desorientados y caminaron durante horas en busca de ayuda. Habían navegado por el río Limay hasta el embalse Piedra del Águila.

Tres hombres pasaron toda la noche perdidos luego de navegar en las aguas del embalse Piedra del Águila y fueron rescatados ayer a la mañana por la Policía del puesto Collón Curá.

Los navegantes, de 44, 47 y 49 años, habían partido en lancha el pasado jueves desde Puerto Yucón y navegaron por el río Limay hasta que llegaron al embalse. Cuando quisieron regresar, el timonel perdió el rumbo y, al caer la noche, decidieron ir a tierra firme para tratar de orientarse.

El grupo se dividió para intentar buscar ayuda: dos de los hombres se fueron caminando en medio del campo y el tercero se quedó con la navegación. Ya entrada la madrugada y ante la desesperación de que sus compañeros no habían vuelto, el hombre decidió partir con el poco combustible que le quedaba.

Logró cruzar el río y caminó varias horas hasta que llegó al kilómetro 1508 de la Ruta Nacional 237, donde lo encontró personal policial del Puesto Collón Cura, dependiente de la Comisaría 8° de Piedra del Águila.

El hombre explicó a los oficiales lo sucedido y juntos emprendieron la búsqueda del resto de los tripulantes. Casi en simultáneo, otro de los hombres había logrado llegar hasta el Puesto Collón Cura. Y el tercero fue hallado por otra comisión de rescate en medio de un campo lindante a la Ruta 237.

En el operativo de búsqueda también participó personal de Defensa Civil y Gendarmería Nacional, con base en el embalse Alicura.

Afortunadamente, los tres hombres se encuentran en buen estado de salud.


La primera quincena turística dejó ingresos por 554 millones en Neuquén

De acuerdo al relevamiento realizado por el Ministerio de Turismo de la Provincia del Neuquén, la primera quincena de enero de 2019 registró un ingreso total estimado en 554 millones de pesos distribuidos en los destinos neuquinos; acumulando un total de 183.189 pernoctes, mostrando un alza de 1.68 puntos respecto a igual período del año anterior.

Los datos fueron obtenidos a través de los entes municipales de turismo de San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Aluminé, Villa Pehuenia – Moquehue, Villa La Angostura, Caviahue, Copahue, Chos Malal/Zona Norte, y el registro obtenido de la ciudad de Neuquén Capital a través del Ministerio provincial.

Se estima un consumo promedio por turista aproximado de $ 2.650 (que incluye el alojamiento, dos comidas, excursión y consumos extras), la primera quincena turística dejó un ingreso total estimado de $553.902.167; teniendo en cuenta que fueron unos 41.140 turistas que se alojaron en los establecimientos habilitados de los destinos neuquinos. En este sentido los registros arrojaron un 66,74% de ocupación, 1,68 puntos más que la primera quincena de 2018 y 2 puntos más que igual período del año 2017.

Comparativamente la segunda semana de enero se despega en 5,17 puntos más respecto a la primera, siendo la ocupación del 70,01 % y del 64,84 % respectivamente.

En San Martín de los Andes la quincena cerró con un 78% de ocupación en plazas y un 83% en habitaciones, con un pico del 88% el día 8 de enero. El destino cordillerano incrementó 4 puntos respecto a la quincena del mismo período de 2018

En Villa La Angostura los datos arrojaron un 90% de ocupación en plazas y un 88,23 % en habitaciones, con un pico del 93 % el día viernes 11 de enero. El destino incrementó 3 puntos respecto de la primera quincena de 2018.

En Aluminé, los datos cerraron con un 70,22 % de ocupación en plazas y un 81% en habitaciones con un pico del 99,07 % el 5 de enero, y tuvo un incremento de 13 puntos respecto al mismo período del año anterior. En tanto en Villa Pehuenia – Moquehue los números arrojaron para la segunda semana de enero un 90% de ocupación en plazas.

En Junín de los Andes los números indican un 64,10% en plazas y un 77,16 en habitaciones. La localidad andina tuvo un pico de ocupación del 94 % el día miércoles 9 de enero.

En Copahue se registró una ocupación del 48,80 % en plazas y un 47,49 % en habitaciones. El mejor día fue el 9 de enero con un 55,10%. En tanto en Caviahue la ocupación creció en 6 puntos respecto al mismo período de 2018, obteniendo un promedio de 35,29 % de ocupación en plazas y un 42,11 % en habitaciones, con un pico del 55,07 % el día 8 de enero.

En el Norte neuquino, la primera quincena de 2019 registró un incremento de 15 puntos respecto al mismo período del año anterior, teniendo una ocupación del 41,16% en plazas y 53,77 en habitaciones. Su mejor día fue el 8 de enero con un registro del 79,21%.

La ciudad de Neuquén, principal destino de escala a la cordillera neuquina, obtuvo un registro del 43,58 % en plazas y un 58,55 % en habitaciones, con un pico del 74,27 % el día 9 de enero.

Se viene la 77º edición de la Expo Rural de Junín de los Andes

Del 23 al 27 de enero próximo los visitantes podrán disfrutar de esta cita del campo y de la 9ª Exposición de Caballos de la Patagonia, con entrada libre y gratuita.

Se trata de una de las muestras del campo más antiguas y atractivas de la Patagonia. El público podrá realizar un paseo familiar donde habrá decenas de stands de productos y servicios vinculados al campo, artesanías, ropas gauchas, arte, platería, y una nutrida gastronomía. Asimismo el Ministerio de Turismo estará presente con un stand promocionando los destinos de la provincia del Neuquén y brindando información a los visitantes.

El predio que la Sociedad Rural neuquina tiene en Junín de los Andes, a orillas del río Chimehuín, se prepara para abrir sus tranqueras y recibir a los miles de visitantes del 23 al 27 de enero próximo para disfrutar de esta cita del campo y de la 9ª Exposición de Caballos de la Patagonia.

El  tradicional encuentro de entrada libre y gratuita contará con una muestra de los mejores animales neuquinos y de toda la región, decenas de stands de productos y servicios vinculados al campo, además de artesanías, ropas gauchas, arte y platería, y un nutrido paseo con la mejor gastronomía. Las puertas del predio estarán abiertas de 10 a las 20 horas.
Otros atractivos que reciben la atención del público son las actividades en pista. Allí de pueden admirar las destrezas del campo con pruebas de cada raza de caballos, el aparte campero y otros tantos juegos y propuestas en el terreno.

Y durante toda esa semana campera, en la cancha de El Desafío se desarrollará el Campeonato de Polo de la Sociedad Rural del Neuquén, Copa Banco Provincia del Neuquén (BPN), que permite ir a ver un deporte que se practica hace años en las estancias de la zona.

Estas Exposiciones son organizadas por la Sociedad Rural del Neuquén y cuentan con el apoyo y participación del Banco Provincia de Neuquén,  Nippon Car y el Gobierno de la Provincia del Neuquén a través del Ministerio de Producción e Industria del Neuquén. Auspician La Casa del Alambre y el Banco Galicia.

 Más información en www.ruraldeneuquen.com.ar

El Parque Arqueológico Colomichicó ya cuenta con un centro de servicios para turistas e investigadores

Presidido por la ministra de Turismo Marisa Focarazzo se inauguró el centro de servicios en el Norte neuquino.

El pasado 14 de enero se puso en funcionamiento el centro de servicios del Parque Arqueológico Colomichicó, un atractivo rupestre de 800 bloques con diferentes motivos, considerado el más importante de la Patagonia y del país.

En la oportunidad estuvieron presentes la ministra de turismo Marisa Focarazzo, el Intendente y  Presidente del Ente Minas, Vicente Godoy, la investigadora Teresa Vega,  la pobladora Marcelina Aguilera y el director provincial del Patrimonio Cultural, Carlos Cides.

Durante el acto, el fotógrafo aficionado, Rodrigo Cero realizó una muestra fotográfica de distintas especies de aves del norte neuquino.

Rodrigo, es hijo de Cesar Cero, quien acompañó en vida la investigación de Teresa Vega, junto a la familia Aguilera, quienes donaron el terreno para levantar la obra del centro.

Cabe destacar que el lugar cuenta con baños, sala de estar y comedor para los turistas. En tanto para los investigadores que trabajen en el parque hay un espacio destinado para sus tareas.

El acto, fue muy emocionante para los presentes qué como expresó Vega “estaban los que tenían que estar”. Por su parte, Marcelina Aguilera, dueña y madre de Delia, Mariano y Ramón, quienes junto a Teresa Vega, Pablo Bestand, y las dependencias provinciales de Cultura y Turismo, manifestó que “hicieron realidad este sueño de tener un centro de servicios para turistas e investigadores del Parque Arqueológico Colomichico”. Marcelina comentó sentirse muy orgullosa de poder colaborar para concretar ese sueño, materializado en la obra y en la capacitación de su hija Delia, quien será la guía habilitada para realizar la visita.

Nqn TUR