Decomisaron 1.800 kilos de carne con destino a Zapala

El cargamento era transportado sin condiciones de higiene dado que el vehículo de cargas no estaba refrigerado.

Con el objetivo de resguardar la salud de los consumidores, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó en Plaza Huincul, Neuquén, 1861 kilos de carne bovina que era transportada sin las condiciones de higiene y refrigeración adecuadas. La mercadería tampoco contaba con la documentación sanitaria de respaldo.

La acción estuvo a cargo de agentes del Senasa que, con la colaboración de la Policía de Neuquén, realizaban controles de rutina en ruta.

Inspeccionaron un vehículo tipo furgón que se dirigía desde Neuquén a Zapala. Durante la revisión se observó la falta de los precintos correspondientes y de equipo de refrigeración en funcionamiento. Además la carne se encontraba depositada sobre el piso del vehículo, sin respetar los requerimientos mínimos para el transporte de este tipo de alimentos.

Las infracciones mencionadas dieron lugar al decomiso y destrucción de la mercadería, en cumplimiento de la Resolución 4238/68.

El organismo sanitario recordó a los transportistas de alimentos que es indispensable cumplir con los requisitos establecidos para el acondicionamiento de los productos: estiba, temperaturas de los productos ya sean refrigerados o congelados, equipo de frío en condiciones, tanques receptores de líquidos con tapa y funcionando, separadores cuando corresponda, higienizar el térmico antes de su carga y circular con la documentación que ampara las cargas.

Fuente Rio Negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *