Culpable por causar la muerte de una mujer y lesionar a otra mientras conducía en exceso de velocidad y alcoholizado

Por pedido de la fiscal del caso Laura Pizzipaulo, un hombre acusado de causar la muerte de una mujer y de lesionar a otra mientras conducía un auto a exceso de velocidad y alcoholizado, fue declarado responsable penal por el hecho.

La decisión fue tomada ayer por un tribunal colegiado, y el próximo 26 de septiembre se hará una audiencia en la que se fijará la pena que le impondrán.

La declaración de responsabilidad penal fue por unanimidad y recayó sobre Ricardo Gregorio Rodríguez. El hombre había sido acusado por la fiscal del caso del delito de homicidio culposo agravado por la conducción imprudente de un vehículo, y por tener alcoholemia superior a un gramo por litro de sangre en concurso ideal con lesiones graves agravado por la conducción imprudente de un vehículo y por tener un nivel de alcoholemia superior a un gramo por litro de sangre, en carácter de autor (artículos 84 bis, 94 bis en función del artículo 90, 54 y 45 del Código Penal).

El hecho ocurrió el 16 de diciembre de 2017, aproximadamente a las 20.35. El acusado manejaba un auto Fiat Palio por la Ruta 40, en dirección norte-sur. Iba acompañado por otro hombre en el asiento de acompañante, y dos mujeres en la parte trasera: Rosenda Elvira Millico (a la izquierda) y Gladys Isabel Quinchao (a la derecha).

A la altura del kilómetro 2.440, el conductor perdió el control del vehículo, se cruzó de carril, golpeó un guardarrail y volcó. Rosenda Elvira Millico falleció y Gladys Isabel Quinchao sufrió lesiones graves.

El conductor circulaba en estado de ebriedad: 1,48 gramos según el estudio de alcoholemia.

La fiscal del caso planteó que mediante su conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria del vehículo, a exceso de velocidad y en estado de ebriedad, provocó la muerte de una de las acompañantes y la lesión de la restante.

El tribunal que avaló la teoría del caso del Ministerio Público Fiscal estuvo integrado por Leticia Lorenzo, Diego Chevarría y Leandro Nieves. 

Durante el juicio, la fiscal del caso estuvo acompañada por la asistente letrada Margarita Ferreira.

La defensa del acusado la ejercieron Miguel Manzo y Natalia Godoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *