Una joven madre de Zapala denuncia que es amenazada por su ex hace cinco meses

Una vecina de Zapala vive un verdadero infierno. Es que luego de haberse separado del padre de sus tres hijos, con quien convivió durante diez años, comenzó a ser amenazada de muerte por parte de su ex pareja y como si fuera poco, ahora lucha por conseguir el pago de la cuota alimentaria.

“Hace cinco meses que la Justicia no hace nada. Tengo tres hijos menores de edad. Hay denuncias hechas, hay videos en la Fiscalía de Zapala –en los que su ex pareja intenta ingresar por la fuerza a su casa-, hasta tengo llamadas con amenazas de muerte hacia mi persona y hacía mis padres”, expresó la mujer, identificada como Verónica.

El caso tiene inicio en octubre pasado y dado el contexto de violencia de género, desde la Justicia dictaron en noviembre una medida cautelar para prohibir el acercamiento del hombre. Sin embargo, esa restricción fue violada en diferentes ocasiones. “Me siento muy mal. Tengo miedo de ser noticia mañana. Incluso mis papás están muy preocupados. Ellos viven a 20 kilómetros de donde estoy yo y temen por mí y mis hijos. Él violó un montón de veces la prohibición de acercamiento y tengo a mis vecinos de testigos y hay hasta filmaciones. Tendría que estar preso pero sigue libre”, contó angustiada.

Según una de las denuncias presentadas por Verónica (las realizó en Fiscalía y la Comisaría del Menor y la Mujer), la última vez que lo vio fue el 27 de noviembre, cuando él fue a su casa a amenazarla. “Me amenazó a mí, a una de mis amigas y a mi abogado diciendo ‘me las vas a pagar. Los voy a matar, no me calienta’. Después empezó a zarandear el portón de entrada y explotó el candado”, explica uno de los escritos presentado por ella.

La mujer reveló que por la gravedad del caso también tiene rondines policiales en su casa y, por miedo a su ex pareja, decidió no salir de su hogar. “Estuve 15 días encerrada en mi casa, con el rondín permanente en mi casa. No salía ni a comprar porque tenía miedo. Ahora están pasando cada una hora”.

Pese a eso, el acoso no terminó y en varias oportunidades recibió llamadas amenazadoras. “Él me dijo que me quiere sacar a los nenes porque los tengo desnutridos y que voy a aparecer en el cementerio con mis viejos”.

Para empeorar la situación, la mujer explicó que también tiene una restricción de acercamiento hacia uno de los empleados de su ex pareja, quien también la increpó. “Es un barrabrava de Talleres de Córdoba con antecedentes por robos y hasta estuvo en un Instituto de Menores en esa provincia. Llegó a amenazar a mis padres”, declaró.

Fuente LMN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *