Zapalinos rompieron la cuarentena, chocaron en La Pampa y los echaron de esa provincia por presentar un certificado falso

Volvían desde Córdoba, donde habían quedado varados por el aislamiento social, preventivo y obligatorio.


El domingo por la tarde, en pleno aislamiento social, preventivo y obligatorio dictado por el gobierno nacional, una familia zapalina protagonizó un fuerte choque en La Pampa. A la hora de recibir asistencia, las autoridades descubrieron que no eran nativos ni tenían residencia local, ante lo cual los zapalinos esgrimieron que contaban con un certificado de la Policía Federal para circular. Horas después, se descubrió que ese papel era falso, motivo que generó que fueran expulsados de esa provincia.


El hecho ocurrió en la localidad de Luan Toro, donde vecinos colocaron grandes montículos de tierra para evitar la circulación de foráneos ante la pandemia de coronavirus que azota al mundo. Justamente, el auto, un Fiat Cronos, se incrustó en uno de ellos y quedó totalmente inutilizable.

en el vehículo se trasladaban cuatro personas, entre ellas un bebé, según informó el medio local Info Huella. Según explicaron tras el accidente, el grupo había quedado varado en Córdoba tras el Decreto de Necesidad y Urgencia emitido por Alberto Fernández. Por el impacto, los ocupantes del rodado sufrieron lesiones leves y fueron trasladados, preventivamente, al hospital de Victorica.

La excusa, además, incluyó que se habían dirigido a la provincia mediterránea con el fin de realizar una capacitación, lo que llamó aún más la atención de las autoridades que no comprendía por qué debía asistir toda la familia.

El fiscal Armando Agüero explicó al medio pampeano con detalle la sanción que recibirán los neuquinos: “Entraron a La Pampa de manera ilegal. Hoy se realizó la formalización en Victorica por parte de la fiscala Alejandra Moyano y el juez Carlos Espínola quien dispuso la Prisión Preventiva, en este caso sustituida por una prohibición de ingreso a La Pampa. Por ello, se procedió a la inmediata expulsión”.

Horas después, se conoció que un familiar fue a buscarlos desde Neuquén y los llevó a Zapala. Respecto al certificado que mostraron, supuestamente emitido por un cabo de la Federal, se informó que era falso y que nadie de ese rango podría emitir tal documento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *