Coronavirus: Las compras equivocadas de los argentinos en las farmacias

Las compras compulsivas por el miedo al nuevo coronavirus resultan también un problema de salud.Mientras la ciencia busca una vacuna para los sanos y antivirales para los enfermos , los farmacéuticos argentinos alertan respecto de los quiebres de stock de paracetamol, el antifebril recomendado en primera instancia, pero también de vitamina C (incluso en presentaciones de uno y dos gramos, que el cuerpo no necesita ni absorbe, sino que orina); para mayor equívoco, algunas farmacias detectaron más consumo de antibióticos, que no solo son de venta bajo receta sino que además funcionan para infecciones bacterianas y no contra los virus.

“Hemos detectado que el paracetamol, de todas las marcas, se agotó en farmacias y droguerías”, dijo al Diario LA NACION Rubén Sajem, Secretario General del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal y director del Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos.

Isabel Reinoso, presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina, afirmó que “el paracetamol quebró stock (es decir, se terminaron las existencias) en las farmacias del país”. Según le dijeron a Reinoso, los laboratorios nacionales proveedores de paracetamol están haciendo “esfuerzos importantes” para volver a abastecer en un plazo relativamente corto.

No es el único faltante entre los productos que se venden en las farmacias. “Estamos desabastecidos de alcohol de 96º, de 70º, alcohol en gel, los insumos para preparar alcohol en gel (carbopol y trietanolamina); tenemos faltantes de termómetros, guantes, camisolines”, enumeró. Las farmacias, afirmó, no tienen en muchísimos casos siquiera alcohol para humedecer el algodón antes de las aplicaciones de inyecciones o vacunas; de hecho, tampoco se puede dar respuesta a la demanda de la vacuna antigripal, que ya empezó a distribuir el ministerio de salud de la Nación, y de las vacunas contra las neumonías.

Ibuprofeno y paracetamol

El origen del furor por el paracetamol, en detrimento del mucho más popular ibuprofeno (el medicamento más vendido del país), está en un mensaje del ministro de salud de Francia, Olivier Verán, que dijo que el ibuprofeno “podría ser un factor que empeore la infección del coronavirus”. Luego, la propia Organización Mundial de la Salud lo secundó al no recomendar su uso; la Organización Panamericana de la Salud dijo que mejor usar otros antifebriles.

Fuente: LA NACION

Sin embargo, la información científica que sustenta esa idea es controvertida: el ibuprofeno podría ser usado y recibió los apoyos de los ministerios de salud de España e Irlanda, por ejemplo (lo que, de paso, demuestra la ya varias veces criticada descoordinación entre los miembros de la Unión Europea). Carlos Damin, jefe de la cátedra de toxicología de la Facultad de Medicina de la UBA y presidente de Fundartox, dice que “es importante que haya paracetamol disponible” dadas las recomendaciones de la OMS. “Aunque la justificación científica es endeble, debe respetarse y no usarse ibuprofeno (del otro antifebril disponible, la aspirina, curiosamente la OMS aún no se ha expedido)”, explicó.

Otro producto de venta en farmacias que fue arrasado por los argentinos en las últimas semanas es la vitamina C, cuya utilidad para el resfrío común es por lo menos discutida por los especialistas desde hace años (cuando el premio Nobel Linus Pauling dijera en 1970 que funcionaba) y lo mismo como método eficaz para mantener el sistema inmunológico en condiciones de resistir un ataque vírico. En lo que hay consenso es que la posibilidad del organismo para incorporarla y usarla es mucho menor a esa posología: 90 miligramos. “Es absurdo consumirla en dosis tan altas, e incluso puede generar un problema sanitario posterior”, dijo Sajem.

“Es algo emocional, la gente reacciona como puede y compra de más, como hace con la lavandina”, dice Jimena Worcel, vocero de la Cámara Productores de Medicamentos de Venta Libre, aunque no tiene detectada la falta que refieren las farmacias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *