Repartidores de lácteos y pollos no quieren entrar a Loncopué por miedo al contagio

Se complica el abastecimiento de estos productos en la localidad, que tiene una treintena de casos positivos. Los proveedores se niegan a ingresar por miedo al virus.

El aprovisionamiento de lácteos y pollos se complica en algunos comercios de Loncopué, la localidad que permanece aislada y donde se concentran la mayor cantidad de casos de coronavirus de Neuquén. La Cámara de Comercio de la ciudad aseguró que algunos proveedores de esos rubros se niegan a ingresar.
“Lo que nos están diciendo los comerciantes es que los proveedores, algunos, directamente no quieren venir hasta la localidad para aprovisionar los supermercados”, aseguró Nicolás Amarante, presidente de la Cámara de Comercio de Loncopué, en comunicación con el diario LMN.

Amarante aclaró que, por el momento, la ciudad no está totalmente desabastecida de estos productos ya que algunos camiones con mercadería sí están ingresando. De hecho, informó que este viernes llegará un camión de una importante marca de lácteos para abastecer a uno de los grandes supermercados. “Algunos supermercados tienen y otros no, depende al local que vayas. Pero a la gente de los comercios les avisaron que no venían hasta Loncopué”, afirmó.

“Ayer (por el miércoles) entró un camión a las 13 y otro a las 17, que trajeron fiambre y algo de lácteos. El resto de los rubros, como la carne, se está aprovisionando con normalidad”, agregó.

De todas formas, preocupa la negativa de muchos proveedores para dejar la mercadería en el pueblo, por lo que desde la Cámara de Comercio prevén tener una reunión con el intendente, Walter Fonseca, para lograr arribar a una solución.

“Vamos a tener una reunión con el intendente para que gestione la manera de que esos vehículos puedan llegar acá con la mercadería, porque Loncopué está viviendo una situación excepcional, no es como las otras localidades, el pueblo está sitiado. Esto lo va a tener que resolver el intendente con algún cargo más alto para que exijan que las empresas mayoristas que aprovisionen a la localidad“, señaló Amarente

El presidente de la Cámara de Comercio se mostró preocupado por la situación ya que, según asegura, los comerciantes toman los recaudos de limpieza correspondientes y no debería existir inconvenientes para la reposición de alimentos.

“En aquellos casos en que el camión lleva alimentos que no tienen que perder la cadena de frío, llegan directamente hasta el establecimiento y el chofer no se baja. El almacén hace la descarga de la mercadería correspondiente y el personal siempre anda con los barbijos, con los guantes y con todas las medidas de prevención necesarias“, recalcó.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *