Nueve personas quedaron detenidas luego de ser sorprendidas bebiendo a orillas del río en Loncopué

Al menos nueve personas fueron sorprendidas a principios de semana rompiendo la cuarentena obligatoria y bebiendo alcohol en la localidad de Loncopué. Por el hecho se enfrentan a una causa judicial por violar el aislamiento vigente en el país pero además el blindaje adoptado en ese pueblo, donde se registraron una treintena de casos.

La situación se registró entre el lunes y el martes pasado cuando los vecinos de Loncopué pudieron salir de sus viviendas a realizar las compras para abastecerse de productos ya que las medidas adoptadas sólo permiten a los pobladores salir una vez por semana, según el domicilio, para tal fin. Incluso sólo se permite la adquisición de alimentos, entre otros elementos, ya que desde el pasado 14 de abril se declaró la ley seca en Loncopué, es decir, no está permitida la venta de bebidas alcohólicas.

Sin embargo, la ordenanza municipal quedó sin vigencia el pasado 26, y entre el lunes 27 y el martes 28, los vecinos salieron a comprar y aprovechando ese vacío legal, varios adquirieron bebidas alcohólicas. Fue así que sorprendieron, primero, a un grupo de cinco personas a la orilla del río, y al día siguiente otras cuatro personas consumiendo alcohol en la vía pública y violando el aislamiento obligatorio.

“En su mayoría todas personas jóvenes, salvo uno de los detenidos que tenía 50 años. Estaban todos alcoholizados”, recalcó una fuente  que recalcó que a todos se les iniciará una causa judicial por violar la cuarentena.

En tanto, desde el municipio de Loncopué se renovó -hasta el próximo 10 de mayo- la ordenanza que señala que está prohibido “el desplazamiento de personas a efectos de transportar, distribuir, vender o adquirir bebidas alcohólicas”.

Al mismo tiempo, “se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas por parte de los comercios minoristas y/o mayoristas” y le pide a los comerciantes que “retiren de sus góndolas y heladeras exibidoras aquella bebidas con contenido alcohólico por el tiempo que dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

Las personas y comercios que no cumplan con esta normativa serán multados. Al vecino que se lo encuentre con alguna bebida alcohólica en la vía pública, será multado con 50 unidades de multa -cada una corresponde al valor de un litro de nafta-, en tanto que el local comercial que no lo haga recibirá una pena de 150 unidades, además de correr el riesgo de la clausura.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *