Después de 15 años, Argentina volvió a ganarle a Bolivia en la Paz

La selección argentina asumió su rol de equipo superior a pesar de las dificultades físicas que implica jugar en la altura, sacó pecho ante Bolivia y le volvió a ganar en La Paz después de 15 años de sequía. La victoria 2-1 de la Albiceleste se da un comienzo inmejorable en las Eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar 2022 con seis puntos en dos partidos.

Luego de un primer tiempo algo dubitativo, en el complemento el combinado de Lionel Scaloni, protagonista -aquella vez como jugador- de la última victoria en el 2005 de la selección en la altura, se animó a más ante un equipo limitado como el boliviano que terminó totalmente desdibujado ante la superioridad albiceleste.

La altura, el cansancio y el poco juego asociado le estaba costando una derrota parcial a la Argentina en La Paz en en la primera parte de la etapa inicial. Marcelo Moreno Martins ya había avisado dos veces por vía aérea y la tercera fue la vencida. A los 23′ y ante la pasividad de la defensa argentina, el delantero le metió la cabeza a un centro de Alejandro Chumacero y venció a Franco Armani

Argentina se aproximó dos veces al área de Carlos Lampe y en ambas ocasiones fue con remates de larga distancia por parte de Leandro Paredes. A diferencia de Martins, el volante del PSG no tuvo la misma fortuna ya que a los 38′ y luego de una buena jugada de Lionel Messi, estrelló su derechazo en el palo izquierdo del arquero boliviano.

Sin embargo y en una de las últimas jugadas de la primera mitad, Palacios comandó una contra, cedió para Lautaro Martínez quien luego de desbordar a su defensor envió el centro atrás, pero Carrasco se interpuso en su camino. El zaguero quiso rechazar, el delantero argentino fue a la captura del balón, el despeje lo favoreció y de carambola, venció a Lampe para igualar las cosas en el Hernando Siles.

Para el complemento, Argentina dejó en el vestuario los miedos a la altura tan temida y propuso una dinámica desde la calidad de sus integrantes que terminó inclinando la cancha a su favor. Lautaro había tenido dos chances claras para adelantar a la Albiceleste. En la primera falló en el remate final, que no fue centro ni tiro al arco. En la segunda, remató a quemarropa y lo sacó Lampe.

Sin embargo a los 35′ otra buena combinación entre Messi y Lautaro, derivó en un pase franco para el ingresado Joaquín Correa, que con un derechazo a colocar le daba la victoria tan esperada al seleccionado nacional.

Argentina dejó atrás los fantasmas de La Paz, asumió su rol de protagonista principal en el partido, y a pesar de los 3.800 metros de altura, impuso condiciones a través de su juego y se quedó con tres puntos clave que encaminan de la mejor manera las Eliminatorias.

FUENTE RIO NEGRO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *