Alimentos para reducir el estrés y mejorar tu toma de decisiones

En un mundo donde el estrés predomina nuestra agenda diaria, el café nuestra fuente de energía y la escasez de sueño nuestras noches, nos encontramos en una vida propensa a la enfermedad y a las malas decisiones.

No quedan dudas que una alimentación saludable ayuda a nuestro cuerpo a funcionar correctamente, no olvidemos que somos una máquina perfecta. Pero, ¿hasta qué punto influye la alimentación realmente en nuestro estado mental?

El estrés y la toma de decisiones

A diferencia del televisor, nuestro cerebro siempre está encendido, aunque estemos durmiendo. Según revelan estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el hecho de vivir en un estado de estrés crónico puede derivar en un desequilibrio tanto físico, mental como emocional.  ¿El resultado? Exigencia y presión, malas relaciones, inseguridad, falta de sueño, angustia, ansiedad y depresión, entre otros. 

Identificar los factores

Conocerse a uno mismo es fundamental, escuchar al cuerpo y alimentarlo saludablemente es la base para generar energía de calidad. 
Algunos síntomas para reconocer un estado de estrés pueden ser:

  • Poca energía, dolores de cabeza, alteraciones estomacales, insomnio.
  • Frustración, cambios de humor y sentirse agobiado.
  • Tener dificultad para relajarse, tanto mental como físicamente.
  • Constante preocupación, desorganización, imposibilidad de poner foco, poco juicio, pesimismo.

Ponerse en marcha

Comenzar por una buena alimentación es la base del cambio hacia una nueva configuración mental y física.

¿Por qué cambiar? Porque cuando nuestras decisiones personales y profesionales se definen en un instante, debemos estar en nuestro mejor estado para tener el mejor enfoque.

Las claves

Actualmente existe una tendencia para adoptar estilos de vida saludables, pero lejos estamos de recomendarte hacer un cambio a lo Kardashian, el objetivo es modificar pequeños hábitos para crear otros más saludables, dentro de las posibilidades.  

FUENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *