Violó medida judicial, le dio una golpiza a la ex y la hija y les destruyó la casa

La Justicia de Familia de Zapala ya le había ordenado no ejercer violencia. Como las lesiones sufridas fueron leves solo le impusieron una restricción de acercamiento de 100 metros.

La situación roza el absurdo. Un hombre violó una medida judicial, golpeó a su ex y a la hija de ella, además de romperles los vidrios de la casa. La fiscalía lo acusó y no solo reiteraron que cumpla con la orden judicial sino que le impusieron una restricción de acercamiento de 100 metros.

La historia se sitúa en Zapala donde un hombre tenía cumplir, desde el 27 de enero pasado, con una orden judicial del Juzgado de familia de no ejercer violencia contra su ex pareja. Es decir, un juez le dijo a un violento que no ejerza violencia, esto por un intermedio de una orden. Un acto simple y sencillo.

Pero el hombre elige no cumplir con la orden, gran tema de debate, y avanzó sobre la familia de su ex el pasado 21 de marzo . Allí cuando lo atendió la hija de su ex y le pidió que se retire, el hombre con un caño en mano comenzó a golpearla. La joven terminó con lesiones en el cuello, brazos, manos y cadera. Varias de estas lesiones fueron defensivas, pero no de gravedad quedando en su cuerpo las marcas visibles de los hematomas.

Ante los pedidos de auxilio de la joven el hombre huyó del lugar. Pero, para tener en cuenta la magnitud de la violencia que puede desplegar este hombre, regresó un rato después a bordo de una camioneta y con otro elemento contundente en mano rompió las ventanas de la casa y la puerta. Cuando salió la ex aterrorizada por los golpes a ver qué ocurría, se encontró con el hombre que la persiguió por la calle y la golpeó en el pecho y luego le dio un piedrazo en la cabeza.

El fiscal Eduardo Dedominichi, lo acusó al hombre por lesiones leves doblemente agravadas por haber medido una relación de pareja y por ser en la conducta en un contexto de violencia de género, en concurso real con daños simples. Además, le sumó el delito de desobediencia a una orden judicial.

Para asegurar la integridad física de la víctima y su familia, el fiscal solicitó como medida cautelar que el violento no solo no pueda ejercer actos de violencia, intimidación, perturbación, violencia o comunicación por cualquier medio, por sí o por terceros, respecto a la integridad psicofísica de las víctimas y su familia, sino que además pidió una restricción de acercamiento de 100 metros.

El juez de garantías a cargo de la audiencia avaló el requerimiento de la fiscalía y dio por formulados los cargos en los términos solicitados. Además, el magistrado fijó el plazo para realizar la investigación en cuatro meses, al igual que las medidas cautelares aplicadas.

Ahora, ¿Qué garantías tienen estas mujeres de que el violento no vuelva a agredirlas? ¿Las medidas dispuestas las protegen o sus vidas están en juego?

FUENTE

LM Neuquen


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *