Descubren inusuales ‘terremotos estelares’ sobre la superficie de soles distantes en la Vía Láctea

The planet Mercury crosses in front of the sun in this photograph.

A manera de vibraciones, los terremotos estelares son ajustes que pasan en la superficie de las estrellas. Esto implican para nuestra galaxia.

El hallazgo se hizo casi por accidente. En una de las observaciones espaciales de la nave Gaia, el centro astronómico de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), los astrónomos detectaron un movimiento inusual entre soles distantes. Sobre la superficie solar, las estrellas parecían transformarse. Casi como si se ajustaran. Por la manera en la que las ondas se dispersaron en el espacio, los científicos llamaron a este fenómeno ‘terremoto estelar‘.

Aunque el observatorio no está diseñado para identificar estos eventos —que la ESA denomina como ‘starquakes’—, los científicos detectaron «tormentas que tienen lugar en la ‘corteza’ de estrellas alrededor de la Vía Láctea«, según lo describe Popular Mechanics. Podría ser que estos movimientos sobre la superficie de las estrellas sean herencia del Big Bang.

Casi por casualidad

terremotos solares
Fotografía de Mercurio cruzando frente al Sol. / Getty Images

Según los científicos de la ESA, las estrellas tienen un papel importante en la Vía Láctea. Como en el Big Bang sólo se generaron helio e hidrógeno —los elementos más simples que existen—, todo lo demás se generó al interior de estos cuerpos celestes. Visto así, todavía hay estrellas en nuestra galaxia que están hechas de estos materiales ‘primordiales’.

No todas las estrellas, sin embargo, tienen este corazón antiguo. Por ejemplo, nuestro Sol es resultado de generaciones de otros cuerpos celestes. En la historia de la investigación espacial, nunca antes se habían detectado movimientos ‘transformadores’ en las estrellas. Sin embargo, el equipo de observación que gestiona Gaia los registró con el mapa más detallado de la Vía Láctea realizado hasta ahora.

El proyecto inició en 2013. Casi una década después, Gaia es capaz de observar su entorno en tres dimensiones, con la premisa de que pueda realizar una especie de ‘censo del Universo’. Con éste, se podrá hacer el compendio más ambicioso y detallado de las cosas que existen en el cosmos. Fue así como, casi por casualidad, los astrónomos detectaron los terremotos solares.

Ajustes estelares

Hasta ahora, Gaia ha contado cerca de mil millones de estrellas. Comparativamente, esto representa sólo el 1 % de toda nuestra galaxia. Sin embargo, los científicos lo consideran como «un gran paso adelante en los datos disponibles sobre nuestro universo».

En algunas de ellas, los astrónomos detectaron ‘vibraciones’ sobre la superficie, que tenían un poder transformador en todo el astro. Los terremotos estelares modifican la apariencia de las estrellas, no sólo haciéndolas más grandes. El problema es que estas alteraciones en su forma esférica son mucho más difíciles de documentar que otros datos, como su tamaño o edad.

En un comunicado, el equipo de Gaia describe estos movimientos como ‘tsunamis’, que afectan a la totalidad de la estrella. A diferencia de otros eventos que suceden en la superficie de los astros, los terremotos solares se presentan como ráfagas luminosas que, de un momento a otro, desaparecen.

Con el tiempo, dicen los investigadores, este fenómeno podría arrojar más luz sobre los orígenes del Universo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *