El Gobierno define un bono para empleados públicos y privados mientras apura el plan para bajar la inflación

Alberto Fernández y Sergio Massa se reunirán para “estudiar” la medida que reforzará los ingresos de los trabajadores en relación de dependencia.

De regreso tras la gira internacional que incluyó un paso por Francia e Indonesia, el presidente Alberto Fernándezy el ministro de Economía Sergio Massa estudiarán esta semana la posibilidad de otorgar un bono a los trabajadores en relación de dependencia que busque paliar los efectos de la inflación, que podría superar los 100 puntos en este 2022.

Fuentes oficiales le reconocieron a TN que el tema se “estudiará”, aunque aseguran que la prioridad económica de esta semana estará centrada en la puesta en marcha cuanto antes del programa “Precios Justos” a través del que el Ministerio de Economía congelará el valor de 1500 productos. Se trata de la iniciativa de la Casa Rosada para contener la inflación.

En el Gobierno aún deben definir los detalles del bono, que se entregaría a trabajadores con salarios inferiores a los $100.000. La medida se comenzó a discutir luego de que la vicepresidenta Cristina Kirchner exigiera una suma fija para recuperar el poder adquisitivo de los empleados.

El Gobierno analiza esta semana el bono a los trabajadores y buscan calmar la interna para bajar la inflación. (Foto: Reuters)
El Gobierno analiza esta semana el bono a los trabajadores y buscan calmar la interna para bajar la inflación. (Foto: Reuters)

El Gobierno estudiará los detalles del bono de fin de año para los trabajadores

Durante su gira por el exterior, el Presidente confirmó que hubo “avances” en el tema, pero no brindó mayores definiciones. “Llegando a fin de año entendemos que hay salarios más postergados y es en su auxilio que vamos a tratar de ir”, sostuvo ante los periodistas que cubrieron el viaje.

Esta discusión se dará en medio una ambiciosa promesa que realizó Massa el último domingo en diálogo con Futurock. El ministro de Economía indicó que tiene el objetivo de que la inflación de este año no supere el 100% y, además, sostuvo que su idea es llegar a una inflación del 3% mensual en abril de 2023.

“Lo planteé al asumir: nos establecimos recorrer un sendero de reducción de la inflación, bajar cada 60 o 75 días un punto de inflación. De alguna manera arrancamos en 7,5, el segundo bimestre los estacionamos en 6,2% en septiembre y 6,3% en octubre y aspiramos a seguir en ese sendero de reducción”, explicó el titular de la cartera económica.

Cristina Kirchner reclama una fija suma para recomponer el poder adquisitivo de los salarios. Foto: Bloomberg.
Cristina Kirchner reclama una fija suma para recomponer el poder adquisitivo de los salarios. Foto: Bloomberg.

El objetivo es llegar a abril de 2023 con el número 3 adelante. Por eso planteamos un presupuesto en el que la meta que impusimos de 60% anual, que algunos dicen imposible de lograr, se pueda lograr”, añadió Massa en declaraciones a FutuRock.

Bajar la tensión interna en el Gobierno, clave para calmar los mercados

Un factor determinante para lograr esta baja de la inflación será calmar las propias aguas en el interior del Frente de Todos. La pelea entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner lejos de llevar tranquilidad a los mercados solo generan más tensión. Además, en el oficialismo reconocen que si no se logra contener la suba de precios será prácticamente imposible pelear por la continuidad del espacio en el poder en 2023.

“Estoy seguro de que vamos a seguir bajando la inflación. Cuando ordenás las cuentas fiscales, establecés las tasas de interés, hacés acuerdos para lograr mejores ofertas al consumidor, de alguna manera el objetivo lo lográs. El objetivo es que termine debajo del 100% este año”, completó el ministro.

Las declaraciones de Massa se dieron después de que se conociera la inflación de octubre que publicó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), que arrojó unalza del 6,3% promedio, una variación anual acumulada del 76,6% y un incremento del 88% respecto al mismo período del 2021.

Este último no es un dato menor, ya que las estimaciones privadas hablan de una inflación en noviembre que también rondará el 6%, en lo que será otro duro golpe para los bolsillos de los trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *