Condenaron a seis años y medio de prisión al dueño de tres perros que atacaron brutalmente a un hombre

La víctima perdió uno de sus brazos, el otro quedó lesionado y una pierna resultó lastimada; el condenado resultó responsable del delito de lesiones gravísimas dolosas; el hecho ocurrió en Avellaneda.

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús tuvo un fallo histórico que sienta jurisprudencia en cuanto a los ataques de perros en la vía pública. Un hombre fue sentenciado a seis años y medio de prisión efectiva porque sus tres perros atacaron a un peatón y le provocaron graves heridas irreversibles.

El responsable de esta medida es el juez Martín Pizzolo, quien tomó la decisión porque la víctima perdió uno de sus brazos, el otro quedó lesionado y una pierna resultó lastimada, lo que le provoca complicaciones al caminar.

Así, Jorge Fernando Sofraniciuk fue condenado como “autor penalmente responsable del delito de lesiones gravísimas dolosas, cometido en la localidad de Wilde, partido de Avellaneda, de la provincia de Buenos Aires, en perjuicio del Sr. Claudio Gómez”.El fallo, al ser el primero en su tipo, va a permitir, a partir de este momento, sentenciar a quienes tengan bajo su responsabilidad a “perros potencialmente peligrosos” y que no cumplan con los cuidados de seguridad necesarios que dicta la ley para prevenir casos como este. En este ataque, se trataba de perros de la raza fila brasileño, que pueden medir hasta 75 centímetros y pesar más de 80 kilos. La fiscal Natalia Millone, por su parte, había pedido 10 años de prisión para Sofraniciuk.

El episodio ocurrió el 19 de abril de 2021, cuando Claudio José “Clochi” Gómez, de 51 años, caminaba por la calle Helguera al 5300, de la localidad bonaerense de Wilde. De un momento a otro, fue sorprendido por tres perros que lo atacaron de forma violenta.

Gómez es diseñador gráfico y además colocaba equipos de aire acondicionado. Sin embargo, hoy, con 51 años, tuvo que jubilarse por invalidez a causa del ataque y debe ser asistido constantemente por otra persona.

Esta situación fue captaba por una cámara de seguridad que se encontraba ubicada en la calle. En las imágenes se puede ver cómo los canes lo abordan y comienzan a morderle las piernas. En un intento por defenderse, el hombre les pegó con un palo. Sin embargo, no pudo impedir la brutal agresión. Tanto la víctima como los testigos dicen, en la sentencia, que los perros “se comían” a Gómez.

El delito de “lesiones gravísimas” se apoya en elartículo 91 del Código Penal y prevé penas de entre tres y diez años de prisión. El responsable estuvo desde el año pasado con prisión preventiva, dada la gravedad del ataque y porque tenía otras causas similares.

Precisamente hoy el juez dispuso sentenciar a las 6 años 6 meses de prisión al acusado, a quien ya le había dictado prisión preventiva y permanecía detenido durante el proceso por la gravedad del episodio y porque tenía otras causas en trámite.LA NACION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *