Pocas actrices se han atrevido a dar vida a Isabel II en pantalla

La reina es, por mérito propio, una figura mítica. Quizás por eso los creadores no han querido trabajar demasiado con su carrera.

Isabel II, nacida Elizabeth Alexandra Mary, tiene a sus espaldas 70 años de reinado -casi 71-. Una cifra de escándalo que la han convertido, por mérito propio, en una figura histórica muy valorada. Durante su mandato se ha enfrentado a conflictos de todo tipo. No solo guerras, también graves crisis tanto en Reino Unido como en el seno de la familia real. Siete décadas es mucho tiempo para que sucedan cosas, entre ellas, que alguien te interprete en la ficción.

No hay figura histórica que no tenga su versión cinematográfica o televisiva y la reina de Inglaterra no es una excepción. Pero, al contrario de lo que pueda parecer, no ha habido tantas actrices que se hayan atrevido a darle vida. De hecho, casi se pueden contar con los dedos de las manos las veces que Isabel II ha aparecido en una serie o película y la mitad de ellas pertenecen a ‘telefilmes’ con poca relevancia -hablamos de productos de la marca Hallmark o Lifetime-. La otra mitad son las actrices que, temporada tras temporada, han representado su carrera en The Crown, una gran producción para adentrarse en la vida de la monarca.

The Crown. Crítica de la temporada 2

Los papeles que quedan son reseñables, especialmente el de Helen Mirren interpretando a Isabel II en The Queen (La reina) (2006). La actriz se puso en manos del director Stephen Frears para interpretar a la reina en un momento muy particular de su mandato: tras la muerte de la princesa Diana de Gales el 31 de agosto de 1997. La cinta cuenta con el beneplácito de la crítica y la califica como uno de los retratos más emotivos de la reina en la historia del cine -tampoco hay muchos con los que compararlo-.

Helen Mirren reacciona a la muerte de Isabel II tras haber ganado un Oscar  por interpretarla

Fue una de las cintas destacadas en la carrera de premios de ese año y consiguió un premio Oscar para Helen Mirren, uno de los grandes valores de la película. También estuvo nominada en la categoría de Mejor película, Mejor director, Mejor guion original, Mejor diseño de vestuario y Mejor banda sonora, pero no salió victoriosa. La propia monarca admiró la actuación de Mirren y la invitó a cenar en el Buckingham Palace. Puedes verla en HBO Max, Movistar+ y gratis en RTVE.

Otro retrato reseñable es Sarah Gadon, que interpretó a Elizabeth en Noche real (2015). La historia se sitúa en 1945, tras el final de la guerra. En ese momento, la reina es princesa y está deseando participar en las celebraciones del Día de la Victoria. Sus padres, el rey Jorge (Rupert Everett) y la reina Isabel (Emily Watson), le permiten salir de incógnito durante la noche.

La muerte de la reina Isabel II: todas las actrices que la retrataron en  cine y en TV

La película, dirigida por Julian Jarrold, sin llegar al nivel de The Queen, es una genial oportunidad para adentrarse en la juventud de la reina de Inglaterra. La cinta alberga algunas licencias creativas, pero no hay duda de que el 8 de mayo de 1945, Elizabeth abandonó el palacio a las 10 de la noche y estuvo junto a un grupo de 16 personas hasta la 1 de la madrugada. Está disponible para ver en Filmin y Acontra+.

Salvando estas dos películas, hay pocas cintas que se hayan centrado exclusivamente en la vida de Isabel II, pero tenemos que destacar una actriz, Jeannette Charles, que gracias a su enorme parecido a la reina la interpretó en numerosas películas. A modo de cameo, claro. Así podemos verla en Austin Powers en Miembro de OroAgárralo como puedas o Las vacaciones europeas de una chiflada familia americana. Charles ha pasado a la historia por ser la doble cinematográfica oficial de la reina.

Basta un vistazo a esta imagen para darse cuenta del porqué.

La otra gran producción que ha rendido homenaje a la vida de Isabel II y toda su familia es, por supuesto, The Crown. Claire Foy, Olivia Colman y, próximamente, Imelda Staunton, han sido las elegidas para encarnar al personaje histórico. Con sus más y sus menos, la serie de Netflix se ha erigido como un atrevido retrato de la nobleza británica. A lo largo de las cuatro temporadas que ha emitido, sus creadores se han enfrentado a varias polémicas por detalles que pueden no ser todo lo precisos que deberían, pero no se puede negar que es única en su especie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *